Edición Impresa

Desde un Mini Cooper persiguió, disparó y mató porque le habían arrojado líquido

Sucedió en Hurlingham. El conductor de un vehículo deportivo mató al conductor de un Ford Falcon. Las secuencias resultaron filmadas por las cámaras municipales.

Sábado 27 de Diciembre de 2014

La violencia del conurbano bonaerense volvió a quedar expuesta ayer con el caso de un hombre de 32 años que a bordo de un Mini Cooper disparó contra los ocupantes de un Ford Falcon y mató a uno de ellos, el conductor.

El caso retumbó en todo el país ya que las cámaras de video del municipio de Hurlingham registraron gran parte de las secuencias que los canales de televisión se encargaron de repetir durante casi toda la tarde.

La silueta del conductor del Mini Cooper, Gastón Carlesi, fue claramente registrada por uno de los videos antes de perpetrar el homicidio. Fue captado en el momento en que se bajó del auto para saludar a unos amigos, con naturalidad, distendido y alegre.

Descendió en una esquina, abrazó a uno de sus conocidos y se quedó conversando con ellos mientras se veía a su hija de cuatro años en el asiento del acompañante. Él vestía una camiseta del club Boca Juniors y una larga cadena de plata.

Luego sobrevendría una larga secuencia que quedó registrada por las cámaras del municipio. El partido de Hurlingham distribuyó un total de cinco videos que incluyen gran parte del recorrido que cumplieron el Mini Cooper de Carlesi y el Ford Falcon en el que viajaban cuatro jóvenes.

El Falcon corrió siempre adelante hasta que el Mini Cooper logró ponérsele a la par, ocasión en que Carlesi estiró un brazo y disparó.

De acuerdo a lo manifestado por el jefe de la departamental Morón, comisario Walter Iñíguez, el hecho se produjo alrededor de las 7 del jueves navideño cuando el Falcon se desplazaba por la Avenida Vergara de Villa Tesei (partido de Hurlingham) impidiendo el adelantamiento de otros vehículos.

La picada entre los dos autos se dio a lo largo de varias cuadras. Cuando Carlessi pudo disparar lo hizo con un arma de fuego calibre 38 cuyo proyectil impactó en el pecho de Nicolás Gómez de 24 años, padre de una niña de casi dos años.

Gómez "fue trasladado al hospital local de Hurlinghan donde falleció poco tiempo después", añadió Iñíguez.

Testigo. Uno de los jóvenes que viajaba en el Falcon contó su versión: "Ibamos con el auto por Vergara para el lado de Morón y llegando a la fábrica de gelatina a mi se me cae el vaso de Fernet y empapa al auto de él. El chabón frena y nosotros seguimos y a los dos segundos, a 150 metros, nos cruzó con el Mini Cooper, arrancó el fierro de adentro del auto, sacó la mano para afuera y tiró, eso fue lo único que hizo", contó al canal Todo Noticias (TN).

"Yo estaba al lado, arrancó el fierro a dos metros de mi cara y tiró. Me tiré para adelante y lo empujé al (que iba de) acompañante para adelante, hacia el tablero, no llegué a empujarlo a Nicolás y lo agarró la bala", relató el testigo. Añadió que, al momento de disparar, el agresor estaba "con la nena al lado, del lado del acompañante" y "lo único que hizo fue tirar, no dijo nada, no gritó, tiró sin previo aviso".

Efectivos de la comisaría 2ª de Hurlingham, de la Jefatura Distrital de ese distrito, de la Departamental y de la Dirección de Investigaciones (DDI) Morón iniciaron entonces una pesquisa.

Las cámaras del municipio ubicadas en la avenida Vergara fueron clave en la investigación, ya que, según un investigador, "toda la secuencia quedó grabada y con los videos se pudo identificar el auto del agresor".

El Mini Cooper conducido por Carlesi, según mostraron las cámaras, no llevaba patente delantera.

Con Gómez ya fallecido, sus amigos comenzaron a recorrer la zona de Villa Tesei en busca del Mini Cooper, patente EKU 342 hasta que un vecino de la víctima lo vio estacionado en la puerta de una casa situada en la calle Pueyrredón.

El padre del joven asesinado, Luis Gómez, contó que el detenido es un hombre que se compró hace poco una casa en la zona y que fue ubicado gracias a que un vecino de su hijo vio el Mini Cooper estacionado en su puerta, publicó unas fotos en Facebook y sus amigos los reconocieron.

"Llamamos a la policía, que vino y se lo llevó, fue rapidísimo. Me llamó la atención que estaba con la nenita (por la hija), que quedó en brazos de una mujer policía", detalló.

Sobre el detenido, el padre de la víctima dijo que "los que lo conocen dicen que está en el tema de drogas. El tipo se vino a vivir acá hace poco y aparentemente tiene un poder adquisitivo importante".

Carlesi fue detenido al salir de su casa por policías que realizaban una vigilancia encubierta, ya que no contaban con una orden para irrumpir en su domicilio. En poder del detenido se halló el Mini Cooper que le había prestado un amigo aunque no el arma homicida.

El acusado fue alojado en la comisaría segunda de Hurlingham.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario