Edición Impresa

Baigorria declaró la emergencia hídrica y pide ayuda a la Nación

Una ordenanza faculta al Ejecutivo a realizar gestiones en los distintos niveles del Estado. El intendente se reunirá hoy y mañana con funcionarios nacionales y provinciales.

Miércoles 11 de Enero de 2012

Granadero Baigorria.- El Concejo de esta ciudad declaró la emergencia ante la falta de provisión de agua, y facultó al intendente Alejandro Ramos a realizar "todo tipo de gestiones" ante la empresa Aguas Santafesinas SA (Assa), el gobierno provincial y el nacional a fin de restablecer el servicio.

Con esta herramienta institucional en las manos, Ramos partió ayer hacia Buenos Aires para entrevistarse hoy con el titular del Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento (Enohsa), Edgardo Bortolozzi, para solicitar fondos nacionales a fin de realizar con urgencia trabajos que puedan morigerar la situación. Y el jueves se encontrará con el ministro de Aguas de la provincia, Antonio Ciancio.

Al encuentro con las autoridades nacionales fue citado también el presidente de Assa, Alberto Daniele, quien sería el encargado de aportar los datos técnicos sobre las obras que se necesitan. Las autoridades de Baigorria quieren saber qué obras serían las más factibles para pedir financiación. En principio, el municipio considera propicio que se realicen más perforaciones como la que se está haciendo en barrio San Fernando, cuya agua se mezclará con la que llega de la red más el aporte de camiones cisterna.

El periplo del intendente continuará mañana en Santa Fe, donde sería recibido, junto con la diputada Erika Gonet, por el ministro Ciancio, a quien irán a plantear el problema que ya desde hace un mes están viviendo vecinos de distintos barrios de la ciudad, sobre todo el Santa Rita y el San Fernando.

Asamblea. Mientras tanto, los vecinos se reunirán hoy, a las 20 en una asamblea en el cruce de San Martín e Ibarlucea. En ese encuentro, los habitantes podrían volver sobre los tres reclamos fundamentales que ya vienen haciendo desde hace algunos días: que los reciba el ministro Ciancio, que se revea la cantidad de camiones cisterna que se están utilizando para repartir el agua y que se aceiten los mecanismos para que la oficina donde se reclama la provisión a través de los camiones los atienda.

Por su parte, el área de Salud del municipio pidió al hospital Eva Perón que informe sobre consultas que se estén realizando por afecciones relacionadas con la falta de agua. "Es que el problema viene ya de diciembre, y podría ser que ya esté afectando a la salud de al población", dijo una fuente del municipio.

La ordenanza. La ordenanza aprobada por el Concejo declara textualmente "el estado de emergencia a la ciudad de Granadero Baigorria, por la falta de agua potable".

La norma encomienda al Departamento Ejecutivo municipal para que "efectúe todas las gestiones que sean necesarias para el restablecimiento del servicio de agua potable ante Aguas Santafesinas SA (empresa prestataria), ante los distintos ministerios del gobierno de la provincia de Santa Fe y ante las autoridades nacionales en caso de corresponder".

Asimismo, autoriza al gobierno local a "recurrir al sistema de compra directa y a celebrar todo tipo de contratos a los fines de restablecer el servicio de agua potable en la ciudad".

Desde diciembre. El problema con la provisión de agua comenzó a sentirse en diciembre, y se fue agravando con el paso de los días y las jornadas de intenso calor. El viernes pasado, un grupo de vecinos cortó la ruta para manifestar su descontento y recordaron que el primero de enero estuvieron todo el día sin agua. En algunos lugares el problema fundamental es de presión, al punto que no pueden abastecer los tanques. "El problema es que no hay presión en toda la ciudad, y en algunos barrios directamente no hay agua; solamente en las canillas que están a ras del piso se puede llenar a duras penas un balde", dijo en la ocasión Víctor Gauna, desde la vecinal del barrio Los Robles.

La gente volvió a la calle el lunes, y se concentró frente a las oficinas de Assa para redoblar el reclamo.

Desde la empresa intentan paliar la situación con la provisión de agua a través de cisternas, pero saben que la solución de fondo sólo llegará con la construcción del acueducto Gran Rosario, ya que la planta que la empresa tiene en Rosario no está en condiciones de aumentar su caudal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario