Edición Impresa

Almas guerreras

Central presentó en la ciudad deportiva de Granadero Baigorria a las incorporaciones para el próximo torneo, los laterales Pablo Lima y Pablo Alvarez, y los volantes Matías Escobar y Gonzalo Choy González

Martes 13 de Enero de 2009

Una marea auriazul aguardaba en el moderno quincho la llegada de las nuevas caras de Central, que llegan para afrontar uno de los semestres más complejos de su rica historia. Si bien el mercado de pases está paralizado en medio de una gran confusión, generada por la crisis global y por las especulaciones, la dirigencia canalla madrugó prácticamente al resto de los competidores y se erigió en el único conjunto que partirá a la pretemporada fuera de su territorio habitual con cuatro incorporaciones selladas. Por eso, los directivos, con el presidente Horacio Usandizaga como máximo referente, presentó ayer a su guerrero pueblo en la ciudad deportiva a los laterales Pablo Lima y Pablo Alvarez, y a los volantes Matías Escobar y Gonzalo Choy González.

Con el sol recostado sobre el horizonte y en medio de un centenar de fieles, los protagonistas excluyentes fueron apareciendo en fila india y recibidos con una ovación. Luego de algunas palabras del asesor legal Manuel Usandizaga, quien se movió en silencio pero con eficacia, el entrenador Gustavo Alfaro también aportó lo suyo desde el corazón (ver aparte), al igual que el Vasco.

Pero lo más llamativo fue cuando cada uno de las incorporaciones se dejó llevar por las emociones a la hora de hacer las declaraciones de rigor. "Elegí Central por lo que es, mueve y representa para el fútbol argentino. Por eso no dudé cuando surgió esta chance de sumarle. La verdad es que solamente tengo palabras de agradecimiento para Alfaro y toda la dirigencia por la oportunidad que me dan de estar acá ahora", afirmó el punzante volante uruguayo Gonzalo Choy González mientras encogía sus hombros como muestra de humildad.

"Lo que me sedujo sumarme es el desafío de sacar a un club tan grande como este de la difícil situación en que se encuentra. Lo único que puedo decir hoy en día es que dejaré todo para que todo se revierta", exclamó en medio de los aplausos el por ahora último pasajero: Pablo Lima.

Luego, el batallador mediocampista Matías Escobar tomó la posta. Lo más destacado fue el momento en que comenzó a exteriorizar sus sensaciones. La voz empezó a hacerse más finita y se entrecortada fruto de tanta emoción. Sus ojos claros estaban brillosos y cristalinos. "La verdad es que es muy especial volver a este club porque para mi es cumplir el sueño que siempre tuve. La gente sabe que voy a dejar todo por esta camiseta. Me llena de orgullo y felicidad saber que cuando entre al Gigante podré demostrar lo que siempre soñé de chico", sostuvo el Tata en medio de ensordecedores y contagiosos cánticos.

"Esperemos afrontar este importante desafío porque tenemos que sacar a Central de donde está. Estoy contento de poder estar acá", señaló a modo de resumen Pablo Alvarez.

Central ya completó cuatro de los cinco cupos. Y no es un dato menor sabiendo que el resto de los conjuntos aún están en medio de las tratativas o sondeos. Eso habla que la muñeca dirigencial hizo su parte. Ahora será el turno de Gustavo Alfaro y compañía poner el equipo a punto para salir al ruedo y tratar de alejar los fantasmas del descenso con el envión que puede generar el hecho de ser protagonistas del cercano Clausura como la masa canalla anhela.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS