Alexander Panizza, el pianista de dos mundos
Exclusivo suscriptores

Alexander Panizza, el pianista de dos mundos

A los 17 años se radicó en la Argentina y comenzó una notable carrera, cuyo máximo hito discográfico es la integral de las sonatas para piano de Beethoven que grabó en Rosario
19 de mayo 2023 · 03:10hs

Formado en el Royal Conservatory de Toronto, discípulo del gran Aldo Antognazzi, Alexander Panizza escapa al prototipo del pianista clásico. Tal vez por su propio recorrido de vida, por su formación bicontinental: nacido en Canadá, a los 17 años se radicó en la Argentina junto a su familia, continuó sus estudios en destacadas instituciones europeas y regresó al país para, desde Rosario como ciudad base, consolidarse como uno de los músicos más destacados de su generación. Aunque sin dudas el carácter distintivo está moldeado por una búsqueda artística que persigue el riesgo: Panizza rehúye de la seguridad de los espacios ganados, pone en discusión los dogmas y se lanza a desafíos personales alejados de la estridencia. Tal vez por todo eso, a fines de 2017 el músico decidió dejar la comodidad lograda en Rosario para regresar a su Canadá natal.

“En la Argentina mi identidad estaba totalmente cristalizada y asociada con el piano –explica–. El 90 por ciento de las personas me conocían como pianista. Cuando vine a Canadá la idea fue perder un poco eso. Mi carrera se desarrolló en América latina, Europa, un poco en Estados Unidos, pero en Canadá toqué realmente muy poco. Es interesante el desafío de mudarte a un país distinto a mediados de la carrera, implica desafíos que no son simples, pero me interesaba. Y también extrañaba, porque me eduqué en Canadá y hay cosas con las que me identifico mucho. En Argentina siempre estuve muy bien, de hecho hay gente que se va del país muy mal, con mucho resentimiento, pero no es mi caso. Tenía la intuición de que acá le iba a ir muy bien a mi mujer (la doctora en Historia de la Música y Musicología Cintia Cristiá), y también siento que para mí fue una ventaja desarrollarme en dos culturas tan diferentes, entonces quería de alguna forma compartir eso con mis dos hijos”.

Las oficinas del Sideat Rosario. Desde el 1º de junio de 2024 ya no es necesario concurrir a realizar denuncias por siniestros viales sin lesionados.

Por qué cayó en forma notable el registro de siniestros en el Sideat

Malcorra y Mauricio Martínez le ponen ganas en el partido que marcó la despedida de Central del Gigante en semestre.

El Gigante ya no tiene el peso de otros tiempos para Central

-Planteás esta cuestión de perder la “identidad de pianista”. Si bien sos canadiense y esa formación social y cultural está presente, el hecho de regresar después de tanto tiempo habilita la posibilidad de generar un nuevo perfil. ¿Tuviste eso presente?

-Digamos que no es que estaba cansado de ser pianista, pero sí tenía la sensación de que como pianista tuve mucha suerte: me di el gusto de tocar mucho repertorio que me encanta, de tocar con muy buenas orquestas, lo hice mucho. Hay una expresión en inglés que dice “been there, done that”, que es algo así como “estuve ahí y ya lo hice”. Tenía curiosidad por otras cosas. Siempre sentí al piano, a la música, como un canal a través del cual me expresaba y pensaba, pero mis intereses iban más allá de la música en sí. Entonces quería ver cómo me integraba acá, que no es fácil a mitad de carrera (cuando no conocés a alguien del ambiente), y a la vez estar abierto a modificaciones de rumbo y ver para dónde iba.

Desde su nuevo epicentro en esa pequeña localidad ubicada a diez kilómetros de Toronto, Panizza continuó desarrollando un circuito de conciertos que lo mantuvo activo y en movimiento, hasta que la irrupción de la pandemia lo llevó a redefinir estrategias. Pese a las dificultades evidentes de ese contexto, la imposibilidad de tocar en vivo le permitió saldar algunas deudas personales. “A medida que uno está más grande, la sensación de comunidad es algo que valora mucho. Es lindo viajar y tocar por el mundo, pero la comunidad local es la que te ancla afectivamente. Es algo que no pude lograr en Argentina, porque mi carrera se hizo rápidamente a nivel nacional. Acá empecé a conocer colegas que me fueron derivando estudiantes, empecé a ser jurado en muchos festivales. Fue como una reorientación, porque si bien siempre di clases, era más bien algo tangencial en relación a tocar”.

Alexander Panizza in San Juan 1 .JPG

-Te has referido en diversas oportunidades respecto a la identidad y libertades que puede tener un intérprete de música clásica, analizando incluso la utilización de la partitura como un elemento liberador. ¿Buscás transmitir como docente una idea que se corra del academicismo, de una línea purista?

-Mi veta de herético siempre está (ríe). Además la edad promedio de mis alumnos es baja: me parece un buen momento para activar cosas que rompan con un cierto dogmatismo que no me parece conducente a la buena música. Siempre trato de comunicar eso, volviendo el énfasis en el sonido más que en la fidelidad visual de lo que uno está haciendo. La gran mayoría de mis alumnos vienen de la comunidad china, que es muy grande acá, y algunos tuvieron muchos años de formación en su país. Una cosa que me da mucha gracia es que en la Argentina algunos alumnos decían que yo era demasiado severo, demasiado estricto, que no era de elogio fácil. En cambio estos alumnos dicen que, comparando con donde venían… ¡soy buenísimo! (risas). Avanzo con ideas firmes, pero tengo la noción de que puedo estar equivocado, que se puede ir por otro lado. Siempre estoy tratando de reevaluar mi postura y esto va más allá de la música, entonces también estoy abierto a incorporar cosas. Siento que tengo que ir por mi camino pero adaptando otras formas de proceder. Respecto a la utilización de partituras, hay elementos que me parecen liberadores, que ayudan a concentrarse en el elemento que para mí es más importante, que es el discurso musical y no tanto ver si el pianista se acuerda de memoria todas las notas que toca. Sin embargo hay repertorios donde uno realmente no puede tocar con partitura, porque es tanta la agilidad pianística que no puede ni mirarla. Es un campus en el que todavía no tengo total claridad, que estoy estudiando, viendo cómo incorporar la partitura. Acá hay una cultura muy fuerte de la memorización, sobre todo de los alumnos. Que me parece también fundamental, porque estudiando tenés que memorizar. Por otra parte, tengo un amigo que es muy buen pianista y se siente incomodísimo tocando con partitura. Pienso en los elementos que te hacen sentir cómodo o incómodo con una partitura. Yo hago una combinación, según cómo me siento. Me parece que la postura no es tocar de memoria o tocar con partitura, eso no tiene que ser un factor: uno tiene que tocar como mejor siente que va a comunicar lo que va a tocar.

-A partir de esta característica de abrirte al intercambio de conocimientos, de no dar por sentada ninguna verdad revelada, ¿desde qué lugar abordás actualmente la interpretación de una obra?

-Siempre es una especie de combinación. Por momentos uno propone repertorio, pero muchas veces hay pedidos de determinados repertorios. Me gusta sorprenderme, descubrir, entonces no me apuro a conocer superficialmente la mayor cantidad de repertorio. Luego, en cuanto a las cuestiones técnicas, sin darme cuenta fui cambiando, sobre todo por el hecho de trabajar con algunos alumnos que son muy avanzados. Uno tiene que estar a la altura, porque gran parte de la transmisión está dada por el respeto que el alumno tiene por el maestro. Si el maestro toca y el alumno se impresiona, es mucho más permeable a las ideas. Eso me obliga también a repensar algunas cosas, incluso cómo estudio una obra. También hay una cuestión de escasez: al tener más actividad dando cursos, como jurado y demás, mi tiempo de estudio se achicó. Tengo que ser muy eficiente a la hora de elegir repertorio. Eso obliga a optimizar lo que uno estudia.

En ese contexto, hay un factor que no debe soslayarse: el mercado. “La carrera a nivel internacional se ha vuelto aún más visual –admite Panizza–. Ahora las pianistas, los pianistas, parecen actrices, actores, modelos. Dentro de esa cosa visual está el hecho de no tener la partitura, para que parezca un momento de creatividad. Pero después muchas veces escuchás lo que están haciendo y en algunos casos no tienen mucha inspiración, aunque visualmente parezca un momento de éxtasis creativo.

01-07-2022 Alexander Panizza - Foto Fede Kaplun-65.jpg

-En ese marco de espectacularidad que impone el mercado, y en un terreno como el de la música clásica donde la reinterpretación no está tan valorada como en otras músicas populares, ¿qué lugar encontrás para que tu voz, tu mirada, tengan presencia, para que haya una valoración sobre eso?

-Me parece que se valora. Nunca me pasó en concierto que haya habido una reacción en contra a una iniciativa distinta a lo que se esperaba escuchar. Eso viene más de un dogmatismo, de un análisis académico pero no en el mejor sentido. Porque en la estética interpretativa del presente, cierto academicismo es fundamental para entender, por ejemplo, la gestualidad en la música del clasicismo, que estaba fuertemente asociada a la melancolía. Es muy útil entender eso. Pero después uno se pregunta cómo comunicar esa melancolía. Distinto es decir que esa gestualidad “se toca así”, porque lo que uno logra es una especie de imitación de la melancolía. Eso para mí se percibe. Cuando uno encuentra formas de transmitir esa melancolía de otra manera, generalmente está muy bien recibido.

Desde su rol docente, Panizza también apunta a romper con la hegemonización derivada de ciertos circuitos de formación que se focalizan fuertemente en la participación sostenida en concursos y festivales desde temprana edad. “Cuando esos chicos llegan a tocar a un concurso internacional tienen tal fogueo, están tan acostumbrados a tocar bajo presión, que tocan como dormidos, no manifiestan ninguna ansiedad, van totalmente aceitados –explica–. Pero el proceso también genera que uno esté siempre buscando una aceptación externa de los jurados. Empezás a aprender a jugar el juego del concurso. Eso tiende a la homogeneización, a que se vuelva al dogmatismo, y es un riesgo. Trato de concientizar sobre eso, porque implica estar tocando todo el tiempo cosas dentro de su alcance, en lugar de ir a buscar algo más ambicioso, que cueste, que no salga bien de entrada pero que deje lugar para crecer. Pienso que al combinar eso uno vuelve naturalmente a encontrar un contacto con el pensamiento directo, es otro cableado que se busca. Cuando eso se encuentra tiene recepción, al público le gusta encontrarse con algo que lo sorprenda, sino pasa a ser como música de ascensor, música que no ofende”.

Esa lógica es la que Panizza ha aplicado a su propio recorrido, que contempla una búsqueda tendiente a limar los extremos: “Me identifico mucho más con algunos grandes pianistas de jazz que con algunos grandes pianistas de música clásica. En la música clásica también hay un elemento creativo, en esencia, que en todo caso puede estar más codificado. A primera audición la música clásica aparenta ser mucho menos libre y comunicativa que ciertas ramas de música más improvisada, pero si uno encuentra el margen de movimiento, de expresividad, dentro de los límites que tiene, hay mucho campo para la creatividad. De la misma forma pasa para el otro lado: el jazz, aun con improvisación, puede ser formulaico y poco creativo. De hecho, podría pensarse en reevaluar la partitura a un nivel que está incluso más allá de lo que yo propongo, buscar reescribir y que las interpretaciones pasen a ser como covers de las obras originales, donde uno repiensa. Me parece un terreno interesante para indagar.

Alexander Panizza.jpg

-Aunque pueda generar resistencias…

-¡Totalmente! No dije que uno pueda vivir de eso, sino que sería interesante (risas). Es como todo: muchas veces la gente que está encargada de emitir opinión lo hace con cosas cuantificables. La actitud conservadora de la música clásica excede a tocar la música en sí. Tiene que ver con una estructura de quién está evaluando, con qué está comparando. Lo que pasa, y que también es interesante como desafío, es que la gran mayoría de estos chicos tan talentosos que llegan a tocar a altísimo nivel en ningún momento se plantean ser músicos profesionales, lo hacen como una cuestión de formación. Uno plantea limar los límites entre estilos, entre un montón de cosas, pero a veces a los estudiantes les interesa tener esos límites, porque les ayuda a la comprensión. No estudian para ser usinas creativas, sino para escuchar a otros. Es como la diferencia entre alguien que quiere ser novelista y quien quiere estudiar Letras en la Universidad: son cosas distintas.

-Tu padre te enseñó los primeros pasos en el piano y has contado que el hecho de que fuera un músico vocacional le daba una mirada idealizada del mundo profesional. ¿Cómo incidió esa mirada en tu propio camino profesional?

-Pienso que fue una cosa positiva en mí. Tomo el ejemplo de los chicos que están concursando desde los siete años: cuando yo fui a competir a un concurso me entusiasmaba la idea de estudiar una obra nueva durante tres meses, pero fui a competir con chicos que la estaban estudiando hacía cuatro años. Yo la tocaba con buenas ideas, con buena intención, pero no estaba pulido. Eso fue a causa de una gran ingenuidad que siempre tuve, a causa también de esa mirada amateur de mi papá, sumada a las limitaciones económicas que hacían que no pudiera prepararme especialmente. Acá antes de un concurso los chicos toman cinco o seis horas diarias de clase con el maestro, durante unas semanas. Nunca pude hacer eso. Pero a la vez eso hizo que encontrara una manera de tocar distinta, llamativa, fue una cosa así, medio salvaje.

Beetho.jpg
Ludwig van Beethoven.

Ludwig van Beethoven.

El hito de las Sonatas

Compuestas entre 1793 y 1822, las 32 sonatas para piano de Ludwig van Beethoven han sido catalogadas como el “Nuevo Testamento” de la música. En 2010, Alexander Panizza propuso su propia lectura de esa obra cumbre, en un ciclo de ocho conciertos realizados (entre abril y noviembre) en el Centro Cultural Parque de España. Con una trayectoria artística amplia en galardones y reconocimientos, Panizza distingue a ese ciclo entre “los recuerdos más queridos” de su recorrido profesional.

Editado por la Editorial Municipal de Rosario en un box set de colección conformado por doce discos, el ciclo de las sonatas también representa un hito de la interacción de distintos estamentos del Estado para la concreción de proyectos de alto vuelo. “Ese tipo de proyecto es difícil de hacer en cualquier lado, y lo hicimos en Rosario, por mucha gente iluminada”, reconoce hoy Panizza, que destaca la participación de la EMR, del músico y periodista Gastón Bozzano (productor general del proyecto) y del cineasta rosarino Pablo Romano, que le dio forma al destacado documental Alexander Panizza, solo piano.

“Fue todo un gran acto de amor, una experiencia increíble”, recuerda el protagonista, y concluye: “Es una muestra de que se puede, que es posible soñar en grande con cosas que parecen una locura. Hacer el ciclo de las Sonatas de Beethoven parecía que excedía la escala de Rosario, porque nunca se había hecho en el interior del país pero, ¿por qué no hacerlo? Y lo hicimos. Para mí las Sonatas fueron un antes y un después en mi carrera”.

La pandemia y una nueva visión del mundo

Poco más de dos años habían transcurrido en su nueva etapa en Canadá cuando la pandemia modificó el modo de ver el mundo para Panizza. “Cuando nos vinimos siempre pensaba que estaba a un vuelo de distancia. Un día me tomé un avión y a la mañana siguiente estaba ensayando en Mendoza. El mundo parecía muy chiquito. Pero de pronto la pandemia agrandó al mundo: era imposible ir al bar de al lado. Nos encontramos en un mundo enorme”, reflexiona.

El impacto, pese a las consecuentes complicaciones económicas, le permitió al pianista enfocar hacia su entorno cercano: “Me hizo tomar conciencia de lo importante que es apoyar y nutrir lo local. Porque es lo que está ahí. En ese sentido me da un poco de tristeza ver que en Rosario bajó un poco el apoyo a ese circuito rosarino, el circuito de conciertos en las salas de la ciudad, con músicos de la ciudad”.

Recibí gratis el newsletter de La Capital

Ver comentarios

Las más leídas

Ganó cinco veces la lotería y 260 en el casino: la sospechosa racha de un ex intendente

Ganó cinco veces la lotería y 260 en el casino: la sospechosa racha de un ex intendente

Los nuevos requisitos que exige el Pami para acceder a medicamentos gratuitos

Los nuevos requisitos que exige el Pami para acceder a medicamentos gratuitos

Qué dejó el paso de Milei por Agroactiva: más poda, insultos y poco diálogo con los gobernadores

Qué dejó el paso de Milei por Agroactiva: más poda, insultos y poco diálogo con los gobernadores

Edición impresa

viernes 7 de junio de 2024

tapa0206.jpg

La gripe viene en aumento y el ausentismo escolar ya trepó a niveles invernales

Las bajas temperaturas del otoño dispararon las virosis. La influenza ya le gana al Covid. Los más afectados son los niños. Cómo evitar los contagios.

La gripe viene en aumento y el ausentismo escolar ya trepó a niveles invernales

Por Florencia O’Keeffe

Abrazo simbólico por el nene que murió ahogado en la pileta del Jockey Club
LA CIUDAD

Abrazo simbólico por el nene que murió ahogado en la pileta del Jockey Club

Violencia de género: la golpeó en la cabeza y le clavó una madera en una mano
LA CIUDAD

Violencia de género: la golpeó en la cabeza y le clavó una madera en una mano

La Legislatura de la provincia vuelve a discutir la ley de alcohol cero

Por Carina Bazzoni

La Ciudad

La Legislatura de la provincia vuelve a discutir la ley de alcohol cero

Por qué hace meses no hay bandera en el mástil mayor del Monumento

Por Pablo R. Procopio

La Ciudad

Por qué hace meses no hay bandera en el mástil mayor del Monumento

Amenazas a Di María: acusaron al pistolero que baleó la estación de servicio

Por Leo Graciarena

POLICIALES

Amenazas a Di María: acusaron al pistolero que baleó la estación de servicio

Dejanos tu comentario
Las más leídas
Ganó cinco veces la lotería y 260 en el casino: la sospechosa racha de un ex intendente

Ganó cinco veces la lotería y 260 en el casino: la sospechosa racha de un ex intendente

Los nuevos requisitos que exige el Pami para acceder a medicamentos gratuitos

Los nuevos requisitos que exige el Pami para acceder a medicamentos gratuitos

Qué dejó el paso de Milei por Agroactiva: más poda, insultos y poco diálogo con los gobernadores

Qué dejó el paso de Milei por Agroactiva: más poda, insultos y poco diálogo con los gobernadores

Marcelo Bielsa le tiró un palo al técnico de México tras la goleada de Uruguay

Marcelo Bielsa le tiró un palo al técnico de México tras la goleada de Uruguay

Plotearon dos chatas con el logo de Personal Flow para robar cables: seis detenidos

Plotearon dos chatas con el logo de Personal Flow para robar cables: seis detenidos

Lo más importante
La gripe viene en aumento y el ausentismo escolar ya trepó a niveles invernales

Por Florencia O’Keeffe

La Ciudad

La gripe viene en aumento y el ausentismo escolar ya trepó a niveles invernales

Abrazo simbólico por el nene que murió ahogado en la pileta del Jockey Club

Abrazo simbólico por el nene que murió ahogado en la pileta del Jockey Club

Violencia de género: la golpeó en la cabeza y le clavó una madera en una mano

Violencia de género: la golpeó en la cabeza y le clavó una madera en una mano

La Legislatura de la provincia vuelve a discutir la ley de alcohol cero

La Legislatura de la provincia vuelve a discutir la ley de alcohol cero

Ovación
Maradona Forever: hinchas de Escocia cantan La Mano de Dios por la Eurocopa
Ovación

Maradona Forever: hinchas de Escocia cantan "La Mano de Dios" por la Eurocopa

Cuáles son los 6 cambios del VAR que aplicará la Premier League y podrían llegar a otras ligas

Cuáles son los 6 cambios del VAR que aplicará la Premier League y podrían llegar a otras ligas

El ex Newells Aldo Duscher es  el nuevo DT de la selección sub-20 de Paraguay

El ex Newell's Aldo Duscher es el nuevo DT de la selección sub-20 de Paraguay

Marcos Di Palma disparó fuerte contra Oscar Aventín: Se la choreó toda, es un ladrón

Marcos Di Palma disparó fuerte contra Oscar Aventín: "Se la choreó toda, es un ladrón"

Policiales
La caída de los bonos de deuda no se frena y se dispara el riesgo país
Economía

La caída de los bonos de deuda no se frena y se dispara el riesgo país

Disolvieron la subsecretaría de Protección contra la Violencia de Género
Política

Disolvieron la subsecretaría de Protección contra la Violencia de Género

Abrazo de arqueros: Milei y su encuentro con el Pato Abbondanzieri
Política

Abrazo de arqueros: Milei y su encuentro con el Pato Abbondanzieri

Llegó a Rosario una partida de los alimentos a punto de vencer en Capital Humano
La Ciudad

Llegó a Rosario una partida de los alimentos a punto de vencer en Capital Humano

Organizaciones sociales protagonizan en Rosario una nueva fila de hambre
La Ciudad

Organizaciones sociales protagonizan en Rosario una nueva "fila de hambre"

San Lorenzo: sancionan una ordenanza que prohíbe los cuidacoches
La Región

San Lorenzo: sancionan una ordenanza que prohíbe los cuidacoches

Docentes de una escuela de Ludueña denuncian que hace 4 años que están sin gas
La Ciudad

Docentes de una escuela de Ludueña denuncian que hace 4 años que están sin gas

La provincia de Buenos Aires elimina la repitencia en la secundaria
Información General

La provincia de Buenos Aires elimina la repitencia en la secundaria

Comedores fantasmas: el gobierno provincial advirtió que seguirá auditando
La Ciudad

"Comedores fantasmas": el gobierno provincial advirtió que seguirá auditando

Fórmula jubilatoria: Francos advirtió que si sale habrá recortes de todo tipo
Política

Fórmula jubilatoria: Francos advirtió que si sale "habrá recortes de todo tipo"

Karina Milei habló sobe la complicada situación de Sandra Pettovello
Política

Karina Milei habló sobe la complicada situación de Sandra Pettovello

Connie Ansaldi lanzó una app de salud mental y en redes no la perdonaron
Tendencias

Connie Ansaldi lanzó una app de salud mental y en redes no la perdonaron

Un joven de 25 años fue baleado en medio de una gresca en Villa Moreno
Policiales

Un joven de 25 años fue baleado en medio de una gresca en Villa Moreno

Dos imputados por la muerte de la nena en un toro mecánico en Venado
La Región

Dos imputados por la muerte de la nena en un toro mecánico en Venado

Un concejal se conectó a una sesión virtual mientras estaba en el inodoro
Tendencias

Un concejal se conectó a una sesión virtual mientras estaba en el inodoro

Nocturnidad: convocan a una audiencia pública para el  debate la nueva ordenanza
La Ciudad

Nocturnidad: convocan a una audiencia pública para el  debate la nueva ordenanza

Dos aerolíneas ofrecerán vuelos de cabotaje en 12 cuotas sin interés
La Ciudad

Dos aerolíneas ofrecerán vuelos de cabotaje en 12 cuotas sin interés

Lo condenan por dispararle a una empleada y dejarla inválida
POLICIALES

Lo condenan por dispararle a una empleada y dejarla inválida

Francos traspasó obras públicas a gobernadores para avanzar con la ley Bases
Política

Francos traspasó obras públicas a gobernadores para avanzar con la ley Bases

Diputados convoca a la ministra Pettovello para el martes próximo
Política

Diputados convoca a la ministra Pettovello para el martes próximo