Politica

Juanita Viale contó que le dijo Alberto Fernández cuando lo invitó a "La noche de Mirtha Legrand"

La nieta de Mirtha Legrando contó además las excusas que pusieron Cristina Fernández de Kirchner y Santiago Cafiero para no ir al programa.

Viernes 14 de Mayo de 2021

Juana Viale es una digna heredera de Mirtha Legrand. No solo porque cuando su abuela tuvo que ser aislada por la pandemia de coronavirus se hizo cargo de sus tradicionales almuerzos y lo hizo con buenas mediciones de audiencia y sin perder la línea del programa sino porque, fiel al estilo de la familia, siempre dice lo que piensa y sin anestesia.

"Juanita", como se la apodó desde que irrumpió en el planeta mediático, contó los entretelones de la invitación que le hizo al presidente Alberto Fernándezal programa “La Noche de Mirtha Legrand” y la historia, como era de esperar, se convirtió en tendencia en las redes sociales.

“En la Mesa de Mirtha se sientan personalidades que siento que no tienen miedo, porque pueden decir lo que piensan. Hay otras personas que a veces creo que piensan que es mejor volar un poquito más bajo porque te pueden catalogar, condenar o insultar. Hay mucha gente que no quiere venir porque no quiere que le pregunten ciertas cosas”, reflexionó la actriz y conductora de televisión en TN.

Embed

Viale admitó que “por supuesto sería muy interesante” poder entrevistar “al presidente y también a (la Primera Dama) Fabiola (Yañez), porque estar al lado de ese hombre no debe ser nada fácil”. Sin dudas ella, y el su hermano Nacho Viale, productor del ciclo, ven al primer mandatario sentado a la mesa de Mirtha como una fuente inagotable de rating.

Yo le escribí el año pasado, me contestó y me dijo ‘estemos en contacto, habláramos más adelante’. Después le volví a escribir y no me contestó. Bueno, no sé, el silencio es como... Me encantaría tener un mano a mano con él, más después de toda esta gira que hizo”, recordó la nieta de Mirtha, quien reveló que su producción se comunicó con otros funcionarios nacionales de alto rango, como la vicepresidenta Cristina Kirchner y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, pero que por el momento no aceptaron la invitación con la excusa de que “tienen una agenda complicada por ser gobierno”.

“Pero también hay que ver si se animan. Por ahí no vienen porque no se animan. Le tendrán miedo a la persona que tienen enfrente”, deslizó Juanita y, en relación específicamente a Cristina, dijo: “Me gustaría mucho hablar de la postura que nosotros, los argentinos, le damos. El rol de vicepresidenta nunca tuvo tanto énfasis y me gustaría saber por qué se maneja en ese silencio. Yo creo que lo hace porque es una persona que tiene mucho carácter”.

Asimsimo, señaló que “cuando ha ido a hablar con los jueces (en audiencias por las causas de corrupción en las que está imputada), fue ella la que habló, la que señaló”, y sin dudar calificó a la ex presidenta como alguien “que va midiendo la vara, dice lo que quiere y cuando quiere, hace silencio cuando quiere y responde lo que quiere”.

“Me parece que debe existir una mujer detrás de eso. Es una figura que ella tiene, toda esta Cristina que nosotros conocemos, me parece que también hay una mujer a la que se le murió un marido, que tuvo a una hija viviendo afuera por diferentes motivos”, comentó Juanita, quien es una partidaria férrea de las clases presenciales, posición que defendió cuando se sentó a su mesa el ministro de Educación, Nicolás Trotta.

“Yo lo tuve el año pasado, cuando todavía no se sabía si iban a empezar. Dijo que habían empezado ya en algunas provincias, o en algunos pueblos, pero a mí me llamó más la atención las versiones que hay”, explicó la animadora de TV, y recordó que el funcionario nacional aseguró en esa oportunidad “que no eran un foco de contagio las escuelas y, no una semana o días más tarde, sino un par de horas más tarde llegó el anuncio de que se cancelaban los colegios”.

“El ministro es padre también, entonces no sé cómo le pesará en su casa decirles a sus hijos ‘vamos a luchar para hacer todo lo posible para seguir’ y, unas horas después, decirles ‘bueno, no, nos quedamos acá'. No sé si el orgullo propio pesará o si simplemente hay que seguir al que está más alto”, concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario