Juicio a Los Monos

Una nueva escucha complica a Monchi Cantero en el triple crimen de Francia y Acevedo

Las intervenciones judiciales, que la fiscalía expuso hoy en la última audiencia previa a los alegatos, fueron captadas minutos después de los asesinatos de Marcelo Alomar y Nahuel y Norma César.

Miércoles 28 de Febrero de 2018

La fiscalía que interviene en el juicio a Los Monos por asociación ilícita expuso nuevas escuchas que complican a Ramón "Monchi Cantero" Machuca respecto al triple crimen perpetrado en Francia y Acevedo en mayo de 2013 como parte de un plan criminal para vengar la muerte del por entonces cabecilla de la banda Claudio "Pájaro" Cantero.
Las intervenciones judiciales fueron captadas unos minutos después de los asesinatos de Marcelo Alomar y Nahuel César, ataque en el que también fue herida la madre de este último, Norma César, quien quedó cuadripléjica y murió seis meses después.
Según el equipo de litigación, encabezado por María Eugenia Iribarren, el triple crimen cometido en avenida Francia y Acevedo fue en venganza por el asesinato del Pájaro, quien murió acribillado a balazos dos días antes en el boliche Infinity Night.
Las escuchas registran charlas entre Monchi y el sargento de Delitos Complejos de la policía santafesina Juan "Chavo" Maciel, que fue condenado mediante un juicio abreviado por su complicidad con la banda.
El primero, sindicado como uno de los jefes, le pregunta al uniformado sobre lo ocurrido en el ataque a tiros y Maciel le informa: "La madre de Milton. Acevedo y Francia. El otro no sé quién es, ahora me lo van a pasar".
El nombre mencionado es el de Milton César, que según la investigación era buscado frenéticamente por Los Monos, puesto que tenían el dato de que había participado en el crimen del Pájaro.
Se trata del hermano de Nahuel e hijo de Norma César, ambos asesinados aquella tarde mientras se trasladaban en una camioneta Nissan conducida por Alomar, un mecánico conocido de la familia que aceptó llevarlos.
Luego Los Monos supieron que el que presuntamente había matado al Pájaro Cantero era otro Milton, de apellido Damario, que fue juzgado y absuelto por ese homicidio.
En otra escucha del día del triple crimen reproducida hoy, Machuca le pregunta al policía que era confidente de la banda: "Qué onda, te pasaron algún nombre?".
Maciel: Marcelo Alomar y Norma Césarťse Alomar es mecánico.
Machuca: ¿RT esos?
Maciel: El vago sí, la mina está en eso.
En la misma conversación el policía le pregunta a Monchi si puede ser que "lo hayan manoteado a Juan Domingo en la corrida".
Según testimonió hoy el policía de la División Judiciales Ariel Lotito, que transcribió las escuchas e investigó el caso, Maciel preguntaba por Juan Domingo Argentino Ramírez, un integrante de la narcobanda que había sido detenido ese mismo día.
Machuca le contesta: "No, si Juan Domingo no estaba".
Para el fiscal Gonzalo Fernández Bussy, esa respuesta de Machuca prueba que sabía quién había participado del triple crimen, puesto que afirma que "Juan Domingo" no había estado.
En cambio, uno de los defensores de Machuca, Fauste Yrure, planteó que todas las escuchas de ese caso muestra a su cliente averiguando lo ocurrido luego del crimen, sin ordenarlo, como acusa la Fiscalía.
En tanto, el padre de Alomar declaró hoy que al ver el vehículo que conducía su hijo cuando fue asesinado "parecía un colador".
"La chata parecía un colador", testimonió Eduardo Manuel Alomar.
El hombre pasó por el lugar del hecho un rato después de que 24 balazos mataran a su hijo y a Nahuel César e hirieran a Norma César.
"Lo llamé a las 17 y me atendió un policía, me dijo: el hijo está en el hospital de Emergencias, fuera de peligro", recordó Alomar al prestar testimonio.
"Cuando pasé con el auto por Francia y Acevedo vi dos cuerpos en el piso que estaban tapados", rememoró el hombre, y siguió camino al hospital, donde le comunicaron que su hijo no estaba allí.
Según testimonió, regresó al lugar del hecho: "Me destaparon a mi hijo y estaba en el suelo. La chata parecía un colador".
Visiblemente compungido por los recuerdos, agregó: "A mí me arruinaron la vida, porque mi hijo era un laburante. Me lo arrebataron, me lo mataron".
Entre llantos, pidió al tribunal "no venir más", porque dijo que esta situación le "revuelve una historia" que le "hizo pedazos la vida".
Antes declaró Daiana Magalí Irrazabal, la expareja de Nahuel César. "Se decía que venía todo a raíz de la muerte del Pájaro", recordó que joven, que estaba enfrentada con su cuñado Milton César porque, dijo, "andaba todo el día en la calle".
Ante las preguntas del fiscal Fernández Bussy, la joven dijo en varias oportunidades no recordar lo que había declarado durante la instrucción de la causa, aunque reconoció su firma en el expediente.
Luego le hicieron leer las declaraciones anteriores, que incluían charlas a través de Facebook con su cuñado Milton en las que le recriminaba lo que le había pasado a su pareja Nahuel, y reconoció haber dado ese testimonio.
También volvió a declarar el perito balístico de la Policía de Rosario Gustavo Colombo, quien dijo que analizó 24 vainas servidas recogidas en el lugar del triple crimen.
Detalló que 14 de ellas pertenecían a una pistola semiautomática calibre 9 milímetros y las 10 restantes a otra de similares características.
A la vez, volvió a confirmar lo que había declarado en audiencias anteriores: que del cotejo de un plomo extraído del cuerpo de Alomar con uno quitado del de Diego Demarre (32) ֵn bolichero asesinado el 27 de mayo de 2013 en un crimen también atribuido a "Los Monos"- arrojó que el arma utilizada en ambos casos fue la misma.
Tras los testimonios producidos hoy, el tribunal dio por cerrada la etapa de producción de pruebas del juicio y estableció que el 19 de marzo comiencen los alegatos de la Fiscalía, para dar lugar después a los de las defensas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario