Policiales

Procesan a Monchi Cantero por el triple crimen de Francia y Acevedo

Escuchas lo sitúan al mando del atentado que el 28 de mayo de 2013 causó las muertes de Marcelo Alomar, de Nahuel César y de su madre Norma.

Martes 07 de Febrero de 2017

Hernán Lascano

policiales@lacapital.com.ar

La Capital

La semana siguiente al crimen de Claudio "Pájaro" Cantero dos atentados mortales conmovieron a Rosario. Con elementos reunidos en tres años de investigaciones la jueza Alejandra Rodenas los atribuyó a un raíd de venganza orquestado por la banda de Los Monos por la ejecución de su líder. Uno de los hechos más fuertes fue un ataque a tiros contra un auto frente al Distrito Sudoeste con un saldo de tres muertos.

Por este triple crimen desde ayer hay por primera vez alguien procesado: Ramón Ezequiel "Monchi Cantero" Machuca, implicado en el caso recién en junio de 2016 cuando cayó en el barrio porteño de Paternal luego de tres años prófugo. Rodenas considera a Monchi un actor esencial del hecho ocurrido el 28 de mayo de 2013 en Francia y Acevedo y que costó las vidas de Nahuel César, Norma César y Marcelo Alomar.

Pero la resolución que acusa a Monchi va más allá y reconstruye día a día las acciones que Machuca comandó desde que su hermano Pájaro fue baleado frente al boliche villagalvense Infinity Night hasta que, cinco días después, lo buscaron para detenerlo junto a su familia y allegados. Según Rodenas, Monchi desarrolló un accionar perseverante orientado a eliminar a los asesinos de su hermano. "Pudimos escuchar cómo lo hizo", dijo la jueza.

La búsqueda

El análisis desmenuza la preparación y ejecución de esa venganza. Empieza el 26 de mayo a las 5.52 con el crimen del Pájaro. Según las escuchas, minutos después Monchi ya estaba averiguando quién lo había hecho.

A las 9.32 habló con el policía Juan "Chavo" Maciel y le avisó que estaba buscando a Milton César y a Facundo "Macaco" Muñoz, a quienes se refirió como "los que gatillaron". También consultó al policía Juan José Raffo quien le dijo: "La única versión que tengo es que salió tu hermano de ahí, se bajó a mear, le dieron cuatro". Y además le pidió a Norberto González, implicado como sicario en la banda, que le dijera si lo veía a Milton por barrio Alvear y le avisara. Pero se refería a Milton César, que era ajeno al hecho ya que quien luego quedaría apuntado por matar al Pájaro fue Milton Damario.

Un día después, el 27 de mayo, poco después del mediodía en Maipú y Seguí fue asesinado Diego Demarre, dueño de Infinity Night. Con un preciso conocimiento de lo que estaba por pasar, dice Rodenas, Machuca llamó a su padre de crianza, Ariel Cantero, y le dijo que agarrara "la radio", en alusión a un handy: "Prendela y andá escuchando", le dijo.

A las 12.55 Maciel le preguntó "¿en qué calle pasó eso?" y Monchi respondió: "En Maipú y Seguí". Minutos después Maciel le contó que Demarre agonizaba. Al mismo tiempo Monchi hablaba con un tal "Alita" que le avisaba que el policía Diego Cárdenas, que luego iría juicio como miembro de Los Monos, estaba pasando datos sobre Milton César.

"Partieron dos"

Las escuchas muestran los preparativos para el siguiente acto de venganza. El martes 28, a las 11.05, Monchi habló con Mariano Ruiz, logístico de la banda, y le pidió un cargador de pistola y "confites (balas) de nueve" (milímetros). A las 17.15, en Francia y Acevedo, una lluvia de balas contra una Nissan Frontier negra causa la muerte de Marcelo Alomar y Nahuel, un hermano de Milton César. También fue herida la madre de éste, Norma, quien por ello murió cinco meses después.

A las 17.53 Monchi verificó los resultados llamando al Chavo Maciel. "La madre de Milton... El otro no sé quién es, ya me lo van a pasar", le informó el policía. A las 18.06 Machuca insistió: "¿Qué onda, te pasaron algún nombre?". El Chavo respondió: "Marcelo Alomar y Norma César. Este Alomar es un mecánico de acá de Gálvez". Monchi siguió hablando con el código de frecuencia policial para referirse a los muertos: "QRT esos?". Maciel respondió: "El vago sí, la mina está en eso". A las 18.21 Monchi llamó a Mariano Salomón, el otro acusado de integrar la banda que estuvo tres años prófugo: "Escuchá, el hermano de Milton César, un mecánico de Gálvez al lado de Infinity, no me acuerdo cómo se llama. Esos dos tosieron. Estarían la madre y otro más que no lo pudieron identificar todavía". Según Rodenas, Salomón "no necesita que le explique nada más y contesta: «Bueno»".

Casi tres horas después, a las 20.07, Alita le confirmó a Monchi: "Partieron dos y zafó la vieja". Rodenas verifica, entonces, una distinción de la banda en ambos atentados. "Primero se ejecuta, acto seguido se verifican los resultados".

El Viejo Paz

Otra búsqueda se orientó al padre de Martín "Fantasma" Paz. Para Los Monos, Luis Paz estaba detrás del crimen del Pájaro por su pretensión de vengar la muerte de su hijo, asesinado en septiembre de 2012.

El 28 de mayo Monchi pidió más armas y municiones que luego entregó a su hermano Ariel "Guille" Cantero. Luis Paz estaba radicado en Santa Fe, donde el celular de Guille fue ubicado a las 22.05 de ese día.

"Estamos buscando acá en el casino, en todos lados, no lo pudimos encontrar. ¿Vos no sabes si tiene una casa acá el viejo ese Paz?", preguntó Guille a Monchi a las 22.23. Machuca le dijo que esperara y llamó a Raffo. "Sé que anda por allá, pero pasate por mi casa", respondió el policía. A las 22.36 Monchi volvió a contactar a Guille: "Saben que tiene una casa ahí pero no la dirección".

Ya de vuelta de Santa Fe, una hora después, Guille reveló un dato que había recibido sobre otro objetivo de la banda: "Me llamó el Minitul que el Macaco está en la casa de los abuelos", dijo sobre Muñoz.

A las 0.32 del 29 de mayo Raffo le avisó a Monchi que pudo averiguar que Paz tenía una casa con galpón y camiones en San Lorenzo. La banda juntó las armas para actuar. Pero a las 20.34 un policía federal que también irá a juicio por integrar la banda, Waldemar Gómez, llamó a Monchi: "Los están controlando a todos ustedes, te digo de onda, a tu familia. Gente de Investigaciones. Tené cuidado con todos los movimientos que estás haciendo".

El 30 de mayo, según Rodenas, hubo una pausa. Ese día Monchi le dijo a Maciel que se quedarían "quietos un par de días a ver qué pasa". Al día siguiente, con unos 30 allanamientos en diversos domicilios de la familia Cantero, comenzó el proceso de dispersión de la banda.

Paradojas

Para la jueza, el derrotero de pruebas muestra un proceso con muertes, lesiones y daños materiales producto de dicho accionar. Y que restaba establecer, en ese despliegue de acciones, la situación de Machuca.

En tal sentido la jueza sobreseyó a Monchi del delito de encubrimiento agravado por el asesinato de Demarre (ver aparte). Y por el atentado de Francia y Acevedo, procesó a Machuca como autor de homicidio agravado por arma de fuego en tres hechos y a Mariano Salomón por encubrimiento agravado.

La jueza aclaró que la imputación a Machuca es como autor intelectual del triple crimen. "Tenemos una paradoja. En el caso Demarre tenemos los autores materiales pero no los intelectuales, y en el caso Alomar y César es al revés", dijo Rodenas en conferencia de prensa.

Si bien este fallo obedece en la investigación de los cuatro crímenes ocurridos horas después del homicidio del Pájaro, los investigadores están convencidos de que el plan de venganza no terminó con los allanamientos que pusieron en fuga a la banda sino que sólo se suspendió. Y luego continuó con los asesinatos de los padres de Luis "Pollo" Bassi, Facundo Muñoz y Milton Damario, quienes finalmente serán juzgados por el crimen del líder de Los Monos. Venganza que implicó los mismos móviles, la misma gente mencionada y los mismos modus operandi de concreción.


Sobreseído pero complicado

En el mismo fallo la jueza Alejandra Rodenas sobreseyó a Ramón "Monchi Cantero" Machuca por el delito de encubrimento agravado del crimen de Diego Demarre, por el cual Ariel "Guille" Cantero irá a juicio como autor. ¿Considera la jueza que Monchi no tiene nada que ver con el asesinato del dueño de Infinity Night? Como el Código Penal determina que una condición esencial para encubrir un delito es no haber participado en él, Rodenas resuelve el sobreseimiento porque estima que Monchi fue un partícipe activo en ese homicidio. Hay por consiguiente una jugada en esa resolución. La medida que puede parecer de alivio para Machuca en realidad abre las puertas para que lo imputen como autor intelectual de este crimen.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario