Policiales

Un sobrino de "Pimpi" aceptó pena como jefe de una banda: cumplirá 27 años de prisión

Fernando "Andy" Caminos cumple una condena a 26 años por tres homicidios. Sumó un año y medio por liderar una asociación ilícita en el barrio Municipal

Martes 13 de Abril de 2021

Un sobrino del asesinado líder de la barra de Newell’s Roberto “Pimpi” Caminos, condenado en 2019 a 26 años de prisión por tres homicidios, sumó un año y medio de encierro como líder de una asociación ilícita integrada por los descendientes de su tío en el barrio Municipal de la zona sudeste rosarina. Se trata de Fernando Andrés “Andy” Caminos, quien admitió en un juicio abreviado la condena como jefe de la banda, por el delito de amenazas y por la usurpación de una casa de Lamadrid al 100 bis cuyos dueños fueron echados de madrugada y a punta de pistola, sin la chance de retirar sus pertenencias.

El acuerdo entre partes fue homologado por el juez José Luis Suárez. Caminos fue condenado a 7 años y medio de prisión efectiva por los delitos de organizador de una asociación lícita, amenazas calificadas por el uso de arma de fuego, dos hechos de amenazas coactivas calificadas por compeler a la víctima a hacer abandono de su residencia habitual y un hecho de robo calificado por uso de arma de fuego agravado por ser cometido en poblado y en banda. La pena se unificó con la condena anterior en 27 años y medio de prisión efectiva.

>>Leer más: Condenan a 26 años de cárcel por tres asesinatos a un sobrino de Pimpi Caminos

Fernando Andrés Caminos cumple una condena dictada en un abreviado de julio de 2019 por tres asesinatos consumados en los años 2016 y 2017, uno que quedó en tentativa y un robo a mano armada. En esta nueva condena la fiscal Viviana O' Connel le atribuyó a Andy “haber tomado parte de una asociación o banda con permanencia en el tiempo destinada a cometer delitos indeterminados, contra la propiedad, la libertad y la integridad física de las personas”.

>>Leer más: Dictan prisión preventiva para miembros del clan Caminos por asociación ilícita

La fiscal planteó que “el objetivo de la asociación era disputarse el poder en la zona que estaría vinculado al control del territorio, como propio, para lo cual se usurpaban las viviendas y se les sustraían pertenencias a los vecinos que no formaban parte de la organización o de algún modo se oponían al control total del barrio”. El rol que se le atribuyó dentro de la organización es el de ser la mano derecha de Alexis Caminos, su primo e hijo de Pimpi, cuyas órdenes ejecutaba.

En tanto, en calidad de integrante de la organización, Nélida Cayetana Aguirre fue condenada a la pena de 3 años de prisión efectiva por los delitos de asociación ilícita, tenencia ilegítima de arma de fuego de guerra y encubrimiento agravado por ánimo de lucro.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario