Policiales

Un arma trabada, la pista en el crimen de una ex modelo

Los investigadores del crimen de Rosana Galliano, la ex modelo asesinada a balazos en su casa quinta del barrio privado El Remanso, creen que al homicida se le trabó el arma al efectuar el cuarto tiro y que por eso no pudo disparar más contra la víctima.

Lunes 21 de Enero de 2008

Buenos Aires.- Los investigadores del crimen de Rosana Galliano, la ex modelo asesinada a balazos en su casa quinta del barrio privado El Remanso, creen que al homicida se le trabó el arma al efectuar el cuarto tiro y que por eso no pudo disparar más contra la víctima.

  Fuentes policiales informaron ayer que la hipótesis del arma trabada se basa en los primeros peritajes balísticos y a que en la escena del crimen se hallaron tres vainas servidas de los cuatro balazos que recibió la mujer. Al no poder hallar el último de los proyectiles disparados, los peritos creen que esa vaina, perteneciente a una pistola calibre 45, quedó trabada dentro del arma por lo que el asesino no pudo seguir tirando, lo que se estima era su intención por la forma de atacar a la víctima.

  Según las fuentes, este punto quedará determinado cuando se encuentre el arma homicida y sea sometida a los peritajes balísticos.

  Para el fiscal del caso, Marcelo Pernici, el arma homicida describe algunas características del tirador ya que es una pistola “relativamente pesada”, que “requiere de un gran poder de movimiento del brazo” y que “no es sencilla de manejar”.

Las llamadas. Por otro lado, los investigadores analizan una gran cantidad de información surgida de las comunicaciones de la víctima con su celular ya que creen que entre esos datos pueden surgir pistas importantes. Es que para los pesquisas el llamado que Galliano recibió instantes antes de ser atacada a tiros y que, debido a la mala señal que había en su residencia, la obligó a salir al jardín, fue una trampa para que abandonara el interior de la vivienda y quedara expuesta.

  “Es una tarea muy compleja. Se entrecruzan horarios, lugares, números telefónicos, duración de llamadas, las entrantes, las salientes, lo que quedó guardado en el aparto, lo que se borró y te proporciona la compañía, entre otras cosas”, explicó una fuente.

  Además, en esos llamados los pesquisas buscan obtener información de las relaciones sentimentales de la víctima con varios hombres, que consideran clave para hallar al homicida.

Vecinos alterados. En tanto, los habitantes de El Remanso aún no salen de su asombro por el crimen de Galliano ya que, según varios de ellos, nunca antes había ocurrido algo tan grave en el barrio. “Este es un barrio en el que había algún robo o asalto pequeño, nada de la gravedad de esto”, dijo un vecino.

  “Estamos sorprendidos. Era un lugar del que habitualmente no se hablaba mucho y ahora está en boca de todo el mundo”, dijo la mujer del hombre.

  Por su parte, el repartidor de diarios del barrio contó que conocía a la mujer asesinada, pero de vista, ya que ella no compraba el diario, sólo “pasaba por el frente del puesto y nada más”.

  Los habitantes del barrio también se refirieron a la relación de la víctima con su ex marido, José Arce, 30 años mayor que ella, y de la presencia en el lugar de un jardinero que habría tenido una conexión sentimental con la víctima.

   Sobre el jardinero otra vecina contó que lo conocía de vista. “No me agradaba por el aspecto y la manera de comportarse”.

El hecho. El crimen de Galliano ocurrió a las 22 del miércoles pasado en su casa del barrio privado El Remanso, en el partido bonaerense de Exaltación de la Cruz, cuando la víctima cenaba junto a su hermana Mónica. Entonces recibió un llamado a su celular y, como no tenía buena señal, salió al parque a hablar.

  Allí la sorprendió el homicida, quien le disparó cuatro balazos, dos en la espalda, uno en el hombro y el restante en el antebrazo, lo que le provocó la muerte en el acto.

  El ex marido de la víctima, con quien mantenía una mala relación desde que se separaron hace más de un año, admitió haberla llamado la noche del crimen, aunque dijo que lo hizo desde el hospital de Pilar para contarle cómo estaba uno de sus hijos, al que había llevado porque tenía fiebre.

  Los familiares de Galliano acusaron a Arce de ser el autor del homicidio y Arce aseguró que su ex mujer mantenía desde hacía tiempo distintas relaciones sentimentales que lo llevaron a separarse, y deslizó que alguno de ellos podría tener relación con el hecho. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario