Policiales

Temor entre los vecinos de barrio Ludueña por una casa que recibió 25 balazos

Una vivienda de Magallanes al 100 fue perforada por disparos la noche del lunes en medio de un contexto violento que preocupa al vecindario

Martes 01 de Junio de 2021

Los vecinos de barrio Ludueña Sur dicen que es frecuente escuchar por las noches los estallidos de los balazos. Sin embargo, la repetición no implica que estos hechos se hayan naturalizado. La noche del lunes una casa de Magallanes al 100 recibió al menos 25 balazos y este martes el vecindario amaneció con ese cúmulo de sensaciones encontradas que hablan de la preocupación por una problemática grave. Al alivio por el hecho de que no hubo lesionados por el ataque lo tapa el miedo ante la inminencia de algo peor.

Desde la noche del lunes cursa en la Fiscalía de Flagrancia una investigación por una nueva balacera contra una vivienda. En esta ocasión fueron al menos 25 balazos contra el portón de una casa, en un hecho que no dejó heridos. Al momento solo hay precisión acerca de la hora en que ocurrió el ataque, cerca de las 21, y de su resultado a la vista reflejado en las perforaciones en el portón de chapa. El gabinete criminalístico de la Agencia de Investigación Criminal quedó a cargo de las tareas investigativas para esclarecer lo sucedido.

>>Leer más: Balaceras: la punta de un iceberg que esconde planes criminales diversos

Las horas siguientes a un hecho violento de semejantes características están atravesadas por el temor lógico de quienes viven alrededor. Ante la presencia de este diario una vecina de la zona primero dijo que por miedo no quería hablar pero luego se soltó al ver que no había cámaras y que podía conversar bajo el anonimato. Entonces se largó y dejó en claro que sabe, quizás no en detalle pero sí a nivel general. Qué es lo que pasó con esta vivienda que amaneció totalmente perforada.

Ante casos de este tipo los vecinos hacen la vinculación directa a un conflicto previo. Pudo tratarse de un aviso, de una amenaza explícita para que se abandone la vivienda o bien de una manera de marcar ante propios y ajenos que algo ocurre con los moradores del lugar atacado. “Ahí vive un pibe, pero arriba tiene a gente más pesada”, resumió la vecina en diálogo con este diario. “Cuidado que por ahí hay pibes que andan armados”, agregó a modo de aviso.

Sin embargo el aporte de los vecinos no es puramente informativo, porque acaso no es lo que les interesa. Por un lado por el temor a quedar expuestos, pero también porque lo que los atraviesa es ese cúmulo de sensaciones encontradas. Por eso el relato sobre un hecho puntual pasó a ser el desahogo ante una situación sostenida al paso del tiempo. “Esto que pasó no es lo más grave. En ese Fonavi viven chicos chiquitos, imaginate si matan a uno”, dijo la mujer. Enseguida se puso a llorar. “Yo tengo trabajo, mis hijos estudian, pero qué les va a quedar si esto sigue así”, agregó.

>>Leer más: "Ven a tres tipos en la vereda y se piensan que son soldaditos"

La casa baleada tiene al lado un pasillo por el cual se ingresa a un Fonavi. Unos metros hacia el norte están las vías del tren que atraviesa a Ludueña y sobre las cuales, a su alrededor, se levantan viviendas muy precarias que profundizan los contrastes de un mismo barrio. En ese paisaje es donde acontece lo que esta vecina resume con preocupación: “Hay mucha droga, ahora veo que los chicos la fuman como en una pipa, le ponen una virulana y le dan con eso”. Los tiros en la noche del lunes ocurrieron a 200 metros de la comisaría 12ª, ubicada en Solís y Casilda, del otro lado de las vías, por lo cual la vecina resumió: “La policía está pintada”.

Historial violento

La madrugada del 29 de noviembre de 2018 fue asesinado de un balazo Nahuel Duarte, un joven de 16 años. El crimen ocurrió en Magallanes y Navarro, a menos de cincuenta metros de la casa baleada este lunes. En ese entonces, desde un primer momento, se relacionó un nombre con el hecho: Gordo Brian.

A mediados de abril pasado esa persona, identificada como Brian Omar Sánchez, fue condenada a 20 años de cárcel como autor del homicidio de Duarte. Durante el juicio oral al menos dos testigos lo señalaron como el autor del disparo fatal.

>>Leer más: Lo condenan a 20 años de cárcel por matar de un balazo a un adolescente

El “Gordo Brian” estaba sindicado como encargado de un grupo dedicado al narcomenudeo, por lo cual el crimen de Duarte encontró un posible móvil en ese contexto. Sin embargo los familiares de la víctima insistieron en que el adolescente no tenía problemas con nadie, que su familia se había mudado a Nuevo Alberdi pero él había decidido quedarse en Ludueña para estar con su novia, con quien tuvo un bebé pocos días antes de ser asesinado.

Pero en el transcurso del juicio oral los testigos hicieron hincapié aquel trasfondo vinculado al narcomenudeo. Incluso hablaron de amenazas previas al crimen. Lo que sugirieron los testigos fue que Sánchez mató a Duarte porque creía que el adolescente pretendía vender drogas en el territorio que estaba bajo su control.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario