Policiales

Roncaglia: "No hay tolerancia con el que se aparte de la ley"

El jefe de la Policía Federal Argentina negó que haya una trama vertical de recaudación ilegal que se extienda más allá de Santa Fe.

Martes 10 de Diciembre de 2019

El titular de la Policía Federal (PFA), Néstor Roncaglia, salió al cruce ayer de las "versiones periodísticas que pretenden hacer extensiva a la Policía Federal y a su jefe cierto grado de responsabilidad por hechos de corrupción policial ocurridos en la Delegación Santa Fe que salieron a la luz a mediados de año". El jefe policial "negó enfáticamente" la existencia de una "trama verticalista que se extienda más allá de los involucrados" en referencia a la nueva investigación que sobrevuela la delegación santafesina de la mencionada fuerza sobre un mecanismo recaudatorio ilegal por el cual se pidió nuevas indagatorias a seis policías apartados en mayo.

Las declaraciones de Roncaglia surgen en el marco de la nueva investigación abierta por el fiscal federal de Santa Fe Walter Rodríguez por delitos que se investigan en la Delegación Santa Fe de la PFA que fuera descabezada dos veces en un par de meses. En mayo pasado cuando fue apartado Marcelo Lepwalts acusado de proteger a narcos, por lo cual fue procesado junto con otros seis miembros de la delegación. Y en agosto cuando Mariano Valdes, elegido para suceder a Lepwalts, fue baleado en la autopista Rosario-Buenos Aires —cerca de Villa Constitución— en un oscuro episodio que la propia víctima intentó encubrir, lo que le valió una imputación. El posterior hallazgo de restos de droga en un bolso que llevaba Valdés en ese momento remitió las actuaciones a la Justicia federal de Santa Fe.

En ese contexto, días atrás el fiscal Rodríguez pidió una nueva indagatoria para los policías detenidos en mayo. Esta vez en función de una denuncia sobre un mecanismo recaudatorio ilegal que sugería la presunta existencia de "sobres con dinero" que se remitirían desde las delegaciones hasta la sede central.

Al respecto, Roncaglia sostuvo que "todas las pruebas y elementos que permitieron iniciar las investigaciones fueron aportadas por la Superintendencia de Asuntos Internos de la fuerza, a instancias del propio jefe (por Roncaglia), quienes realizaron una exhaustiva investigación con el objeto de acercar elementos probatorios a la Justicia".

La PFA sostuvo que los elementos aportados a la Justicia "fueron el basamento" para el procesamiento de Lepwalts, el principal Cristian Pablo Bogetti, el ayudante Michael Juan Arbildo, los cabos primeros Lucas Leonel Bustos y Darío Alberto Duarte y el agente Carlos Fernando Gómez Navarro por los delitos de tráfico de estupefacientes, falsedad ideológica, encubrimiento, alteración de pruebas e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

En ese sentido Roncaglia remarcó que, a partir de entonces todos los jefes y superiores directos de los involucrados fueron apartados inmediatamente de la institución como medida preventiva". Y recordó que puso a su disposición del fiscal los recursos humanos y materiales de la PFA "para la investigación".

"Infamia"

"El personal de la Delegación Santa Fe fue investigado y detenido por la propia PFA, evidenciando que no hay ningún grado de tolerancia ni flexibilidad para quienes se aparten de la legalidad, configurando una infamia el intentar hacer extensivos a la Institución y su conducción nuevos delitos que habrían sido cometidos por el mismo personal investigado en una trama que se agota y circunscribe a dichos protagonistas y en dicho limitado ámbito territorial", finaliza el comunicado.

"El personal de la Delegación Santa Fe fue investigado y detenido por la propia Policía Federal", dijo Roncaglia

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario