POLICIALES

Ordenan un examen psiquiátrico para el policía federal que asaltó un minimarket

Lo dispuso el juez que le dictó la prisión preventiva. El uniformado declaró que tiene problemas económicos y psicológicos

Viernes 22 de Enero de 2021

El policía federal detenido el martes a la tarde por el robo al minimarket de la estación de servicios Axion de San Martín e Ituzaingó quedó en prisión preventiva por dos años en una audiencia penal donde fue imputado por el asalto y además se ordenó que sea sometido a un examen médico y psiquiátrico para determinar su estado psicológico y si es imputable. El juez Héctor Núñez Cartelle dispuso que “sea examinado en carácter de urgente por un médico forense especializado en psiquiatría, a los fines de que dictamine sobre su estado de salud general, su estado de salud psíquica, si comprende la criminalidad de sus actos” y “cuál sería el tratamiento a seguir”.

Ese fue el resultado de la audiencia en la que el policía Roberto Carlos Alfonso, nacido en Rosario pero proveniente de la provincia de Misiones, fue imputado al mediodía de este viernes como autor de los delitos de tentativa de robo calificado por ser integrante de una fuerza de seguridad o policial, resistencia a la autoridad agravada por el uso de arma de fuego y abuso de armas. El policía hizo uso de la palabra: declaró que está muy mal anímicamente porque el año pasado se divorció y desde entonces tiene problemas de dinero. Dijo que durante su último destino en la provincia de Misiones estuvo esperando el traslado a Rosario pero en medio de la pandemia no pudo efectivizarse y por eso estuvo sin trabajar hasta su reciente traslado.

Alfonso relató que en Misiones le habían quitado el arma reglamentaria porque estaba mal psicológicamente y dijo que la institución policial no le brindó contención. Contó que incluso había tenido pensamientos suicidas y por eso le habían quitado el arma antes del traslado. Dijo que durante el tiempo que permaneció inactivo estuvo viviendo con 6 mil pesos por mes y que estaba en un “estado de desesperación” porque no tenía plata, lo que desembocó en el episodio por el que fue detenido.

>>Leer más: Recién ascendido y con 7 días en Rosario: el perfil del policía que este martes asaltó un minimarket

En ese cuadro, luego de repasar las evidencias, el fiscal Pablo Socca pidió que el policía sea revisado por el psiquiatra forense de turno y que solo en caso de que éste lo sugiera se habilite una junta especial en salud mental. Además solicitó que el Servicio Penitenciario (SP) le brinde atención psicológica en su lugar de detención. La defensora Carmela Meneguzzer adhirió al pedido. Si bien solicitó la libertad de Alfonso o alguna medida alternativa a la detención al cuidado de un tío, el juez dio curso al pedido fiscal de prisión preventiva por el plazo legal. Además ordenó el examen de un psiquiatra forense y notificó al SP de los recaudos que deberán tomar con el interno al momento de decidir su lugar de detención.

El robo fue el martes a las 16.30 en el minimarket de San Martín e Ituzaingó. “Me acaban de robar”, les dijo el encargado a dos policías de la Brigada Motorizada que llegaron un instante después del atraco. Un ladrón se había llevado la recaudación tras amenazar con un arma a la cajera. El empleado describió al ladrón como un hombre morocho, robusto, rapado y con un arma que había caminado hacia Maipú. Los dos policías fueron hacia allí y no tardaron nada en ver caminando hacia el sur a un hombre ajustado a esa descripción que, además, llevaba el arma en una mano sin ningún disimulo.

El hombre resistió tres veces a balazos el intento de la detención pero un suboficial que lo corrió logró tomarlo de la parte de arriba del cuerpo y ambos cayeron al suelo. “QRU, no me voy a identificar”, les dijo a los policías, usando un código de la fuerza. La jerga hacía presumir lo que se constató al identificarlo: era un policía federal que hacía sólo un mes había logrado un ascenso en la fuerza y llevaba apenas siete días de servicio en Rosario. La pistola Taurus calibre 9 milímetros que le secuestraron decía en su corredera: “Policía Federal Argentina”. Además le incautaron 3.760 pesos que coinciden con lo robado en el minimarket.

Alfonso había llegado a Rosario procedente de la ciudad de Eldorado, en la provincia de Misiones, tras solicitar el pase a principios de 2000. Por circunstancias de la pandemia el traslado se demoró desde mediados de año hasta el 12 de enero pasado, que fue cuando tomó servicio en la Delegación ubicada en 9 de Julio al 200, donde le proveyeron el arma usada en el asalto.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS