POLICIALES

La banda cuya investigación les costó el puesto a dos fiscales sumó un nuevo imputado

Brian Díaz, hermano del sindicado organizador "Cachete", está acusado de haber participado de maniobras de extorsión a comerciantes. Le dieron prisión preventiva por 60 días.

Domingo 23 de Agosto de 2020

La banda vinculada con Los Monos que es investigada por combinar intimidaciones y extorsiones con la explotación de juego clandestino, a la que se le atribuye un mortal ataque a tiros contra el casino City Center en enero de este año, sumó un nuevo imputado. Se trata de Brian Ezequiel Díaz, hermano del sindicado como organizador del grupo Maximiliano “Cachete” Díaz.

El viernes la fiscal de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos Gisela Paolicelli lo imputó como miembro de la referida asociación ilícita y como coautor de una extorsión consumada y otra en grado de tentativa. en ese marco la jueza Valeria Pedrana le dictó prisión preventiva por el plazo de sesenta días.

Juego y extorsiones

La investigación sobre esta banda a la que le atribuyen realizar balaceras y aprietes en nombre del detenido líder de Los Monos Ariel “Guille” Cantero le costó el puesto al exfiscal regional Nº 2 Patricio Serjal y al suspendido fiscal Gustavo Ponce Asahad. Ambos quedaron este mes en prisión preventiva acusados de obstaculizar investigaciones a cambio del dinero que dijo haberles entregado el capitalista de juego Leonardo Peiti, también imputado como miembro de la red investigada.

>>Leer más: La película de dos fiscales, una banda extorsiva y un empresario del juego

A la banda se le atribuye haber organizado, como una maniobra extorsiva, el ataque a tiros que el pasado 11 de enero le costara la vida a un apostador del casino City Center que estaba en un balcón para fumadores cuando fue alcanzado por un balazo. Por ese ataque días después fue detenido Cachete Díaz, sindicado como organizador de esta red como parte de los emprendimientos delictivos que le atribuyen comandar a Guille Cantero desde la cárcel.

Al progresar la investigación sobre esa banda, cuyas actividades se han detectado en principio entre mayo de 2019 y el 13 de enero de este año, se detectó que además extorsionar a comerciantes y empresarios de toda índole, la organización también empezó a gerenciar casinos clandestinos. Por eso entre los imputados también están el comisario retirado Alejandro Torrisi. Otro presunto miembro de la banda que también está vinculado con Los Monos es Mariano Ruiz, quien cumpliera una breve condena como miembro de la asociación ilícita comandada por la familia Cantero y se encuentra prófugo en esta investigación.

>>Leer más: "No merezco que me quieras robar 100 mil dólares, te puedo dar 10 mil"

Apretador

En el caso de Brian Díaz, fue sindicado como participante en al menos dos de los aprietes que se le achacan a la organización que, según la acusación, “tenía como objetivo obtener dinero mediante extorsiones y atentados contra la vida de distintas personas invocando el vínculo que mantiene el organizador con Guille Cantero”. Uno de esos hechos fue obligar al dueño de un bar de San Martín al 1600 a entregarle dinero entre el 2 de mayo del año pasado hasta enero de este año.

Según la acusación en abril de 2019 una persona hasta ahora no identificada entró al bar, se presentó ante el dueño como miembro de Los Monos y le exigió dinero para dejarlo seguir trabajando. Ese primer encuentro originó otros en los cuales Cachete y el dueño acordaron los montos a pagar por mes. Las reuniones se llevaban a cabo, según los fiscales, en uno de los bares que Mariano Ruiz —también participaba de las charlas— tenía en Pellegrini al 1600.

La víctima terminó entregando dinero a esta banda hasta mayo de este año. Por ello Brian Díaz fue imputado como coautor de extorsion junto a su hermano Cachete, su cuñada Flavia Broin, Ruiz y José Sebastían Perlo, quienes actuaban “bajo el mismo plan y adoptando diferentes roles”.

>>Leer más: Descubren que una banda ligada a Los Monos recibía ayuda desde una fiscalía

Díaz también fue imputado de otro hecho, en el que también fue imputado Peiti, ocurrido el pasado 8 de enero cuando. Según los fiscales ese día, entre las 13 y las 14, se presentaron dos personas se presentaron en una financiera de Entre Ríos y Córdoba y le dijeron a dueño, Pablo F., que eran amigos de Peiti y estaban allí “por pedido de Guille Cantero”. Acto seguido le exigieron cinco mil dólares para no rociarle de balas el frente de su comercio.

Antes de irse los apretadores le dejaron a F. un número de teléfono para acordar la entrega del dinero exigido y le comentaron que tenían un bar en España y Pellegrini. Al día siguiente, luego de que Peiti lo convenciera para ir, Pablo F. se reunió con Cachete en un bar de Mendoza y Río de Janeiro. En la reunión, de la cual participaron también Brian Díaz y Peiti, los acusados amenazaron de muerte a F. y a su familia.

Por este hecho también está imputado Rodrigo Ortigala, un antiguo ladero del empresario narco Esteban Alvarado que luego se convirtió en el principal testigo en su contra. Según la acusación, Ortigala acordó con Cachete realizar una investigación patrimonial de la víctima, asi como los términos en los que debía ser proferida la amenaza y los montos de dinero a exigirle.

Pero esta maniobra, según los fiscales, terminó en grado de tentativa ya que no llegó a consumarse. Es que después todas esa reuniones Pablo F. decidió abandonar el país.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario