POLICIALES

Fundamentos para absolver a dos de los acusados por un crimen

De los tres hombres que llegaron a juicio por la muerte de María del Rosario Vera solo uno fue condenado. Los argumentos del tribunal.

Domingo 07 de Marzo de 2021

Néstor Hugo Sánchez, de 48 años, fue el único condenado a 25 años de prisión por el crimen de María el Rosario Vera. La acusación había solicitado una condena a prisión perpetua para él y otros dos acusados: Alberto Martín Sánchez, de 37 años, y Nahuel Segovia, de 30. Fueron acusados de cometer un femicidio “no íntimo”, es decir que no ocurrió en el marco de una relación de pareja sino ligado a una conducta sexual y en un contexto de criminalidad organizada. En los alegatos finales, la Fiscalía rebajó a 12 años la pretensión de pena para Segovia al considerarlo un partícipe secundario.

Al ser dueño de la casa donde se cometió el crimen, portador del ADN encontrado en la ropa interior de la víctima, quien descartó el cuerpo y además reconoció haber mantenido intimidad con Vera, el tribunal encontró suficientes elementos de prueba contra el condenado Sánchez.

No fue así respecto de los otros dos acusados, para quienes la prueba genética fue negativa y resultaron absueltos por la duda. De Martín Sánchez, tal como planteó su defensora Adriana Lucero, los jueces dijeron que no está probado que mantuviera una relación de pareja con la víctima. A la fecha del hecho se encontraba en un deteriorado estado de salud, caminaba con muletas y usaba bolsas de colostomía por las secuelas de una balacera por lo que encontraron “muy improbable que pudiera tomar parte del acontecimiento violento”.

Sobre Segovia, detenido en marzo del año pasado tras ser mencionado en una declaración del condenado, el tribunal dijo que no se explicó qué rol habría tenido en el hecho. “Mi cliente debió ser testigo en este juicio”, dijo su abogado, Marcelo Argenti. Este hombre, trabajador de la construcción, admitió que estuvo en la casa de Sánchez el día del crimen, donde además fue visto por el principal testigo. Pero dijo que estuvo allí en tanto consumidor de drogas, que vio a la chica en el lugar pero nunca se atrevió a denunciarlo porque estaba amenazado y que militaba en una organización barrial que realizó varios reclamos por el caso.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario