Policiales

"Estamos cansadas de que maten a los chicos y sean un número más"

Alexis Oscar González, de 19 años, fue asesinado la noche del miércoles cuando estaba con un amigo de 18 que también resultó herido y está grave

Jueves 26 de Agosto de 2021

La mañana soleada del jueves brindó un clima ideal para que el Bachillerato Popular de Tablada, de Spiro y Tafi, en la zona conocida como Villa Manuelita, abriera sus puertas con la feria de ropa como ocurre semanalmente. Varias mujeres doblaban y acomodaban la ropa mientras otras miraban y consultaban por la prenda que les interesaba. Unos cien metros hacia el este, casi en el cruce con Cepeda, una casa no paraba de recibir allegados que se acercaban a saludar a la familia de Alexis Oscar González, un joven de 19 años asesinado a tiros la noche del miércoles. Sin embargo la sensación de tristeza e impotencia se había extendido a lo largo de toda la calle Spiro, donde el crimen de este chico aparece como la expresión más dolorosa de un barrio atravesado por la violencia.

"Los chicos estaban acá, pasaron en moto y tiraron. Son todos pibes vecinos que se juntan acá a tomar algo. Ale era un pibe sano, no tenía problemas con nadie", contó a La Capital una vecina de la cuadra que acompañaba a la familia de la víctima. "Es un desastre esto, no se puede salir ni a comprar el pan", agregó la mujer.

>>Leer más: Balacera en Tablada: mataron a un joven de 19 años y otro de 18 quedó grave

Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) precisaron que Alexis Oscar González, de 19 años, y su amigo Gastón S. V., de 18, estaban parados en la puerta de la casa del primero, sobre Spiro al 300 bis, cuando fueron atacados a tiros. Los agresores fueron dos, se movían en una moto y uno de ellos desenfundó, apuntó y gatilló. Los chicos fueron trasladados por familiares al Hospital Provincial. González falleció producto de las heridas y su amigo quedó internado con pronóstico reservado, según detallaron por heridas de bala en el pecho.

"Acá siempre se juntan los pibes. Pero no sabés si uno tiene una bronca. Entonces pasa esto, tiran al montón y capaz que uno tiene una bronca pero le pegan al que no le tenían que pegar", contó una vecina. La impotencia de los vecinos de Spiro al 300, allegados a la familia González, se extiende más allá del crimen y abarca una situación de violencia constante que condiciona la forma de vivir en el barrio. "Todos los días hay tiros, a cualquier hora, el otro día se tiraron a las cinco de la tarde", agregó la vecina.

"A nuestros hijos que van a la secundaria ya no los dejamos salir a la tarde. Ponele que cuando es de día uno piensa que puede salir a hacer mandados, pero el otro día se tiraron a plena tarde y tiran para todos lados", comentó otra mujer, graficando así cómo se está viviendo en algunos barrios de la ciudad.

>>Leer más: "Podrían habernos matado": salvó a su hija de los tiros y recibió uno en la pierna

"Estamos cansadas de que maten a los chicos y que sean un número más. Uno se rompe el lomo para criarlos y en dos segundos te arruinan la vida", dijo la vecina. Alexis Oscar González será para las estadísticas de homicidios dolosos el número 137 en lo que va del 2021. Para los vecinos de Spiro al 300 es el pibe al que vieron crecer y recuerdan cariñoso, laburante, que pasaba sus ratos en la puerta del quiosco que atiende su madre, el mismo lugar en el que este miércoles lo mataron.

La pelea por no naturalizar

El miércoles por la noche, cuando ocurrió el ataque contra los chicos, había clases en el Bachillerato Popular de Tablada, espacio perteneciente al partido Ciudad Futura. "Se empezaron a escuchar los tiros, se quedaron todos adentro y a los chicos les empezaron a llegar los mensajes", contó este jueves Olga, militante del espacio. La tensión con la que se vivió este hecho no está relacionada solo a la gravedad de un ataque a tiros con resultado mortal, sino con la vida en cuestión: en el barrio, al menos en esas cuadras, se conocen todos y estos crímenes golpean de cerca.

>>Leer más: Un brutal asesinato a balazos en un callejón sin salida de Villa Manuelita

"Volvemos a contar un muerto. Venimos bastante avasallados en ese sentido. Ale es cuñado de una de las pibas del Bachi. Todo el tiempo se entrecruzan las familias y estos casos", contó la joven. "Está todo muy relacionado porque son todos pibes y pibas del barrio, constantemente nos encontramos con la cercanía del caso. Quizás no conocemos al chico, pero sí a sus amigos o sus familiares", agregó.

En el Bachillerato Popular los jóvenes cursan sus estudios y en el mismo lugar funciona la Casa de Acompañamiento y Asistencia Comunitaria en la que se trabaja el acceso a derechos básicos. Los jueves funciona el "roperito" y generalmente se realizan otras actividades para las infancias. En paralelo hay temas, como la violencia, que atraviesan esa militancia cotidiana.

"Trabajamos estos temas constantemente con los chicos. Abrir esta escuela en un territorio estigmatizado como uno de los más peligrosos de la ciudad fue justamente para transformarlo. Hacemos de todo, pero no alcanza", contó Olga. En ese sentido destacó la necesidad de problematizar la manera en la que la violencia se expresa en el barrio, casi siempre con los más jóvenes como protagonistas.

"Los pibes a veces lo tienen naturalizado. Esto pasó ayer, sintieron miedo, pero automáticamente se sigue. Queremos problematizar esto y resaltar la ausencia del Estado, porque por algo siguen pasando estas cosas", analizó la joven. "Es siempre lo mismo, el Estado no está, los pibes se siguen muriendo", agregó.

Balas antes y después del crimen

Los allegados a la familia de Alexis González ya lo habían dicho: en la zona hace días que se escuchan tiros a toda hora. Desde el Bachillerato Popular de Tablada agregaron que el martes, un día antes del crimen, habían pedido un patrullero que acompañara la entrada y salida de los alumnos. El miércoles mismo un móvil policial se presentó en el lugar.

>>Leer más: Una ejecución a sangre fría conmocionó los monoblocks del Parque del Mercado

El disgusto habitual de un vecindario que vive en carne propia un homicidio se expresa en la crítica a "la ausencia del Estado". En el marco del crimen de Alexis González ese diagnóstico aparece muy gráfico. Horas antes del hecho un móvil policial se presentó en la zona tal como lo habían pedido desde el Bachillerato Popular, pero no duró mucho tiempo. "Llegó el patrullero, se anunció pero no se quedaron", contaron desde el espacio educativo.

En tanto el portal Rosario Alerta indicó que en la madrugada del jueves se registró otra balacera en la zona de este crimen. Fue en Schimild al 3800, justo en el cruce con Spiro. Según esta información una mujer de 35 años denunció que le balearon la casa y le dejaron un cartel amenazante. La policía recogió 16 vainas servidas y contó 29 impactos de bala en la zona del hecho.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario