Policiales

Condenado a siete años de prisión por una saga de balaceras en la zona norte

La pena fue acordada para Matías Medrano, hermano de un conocido narco de la zona noreste rosarina que ya purgó condena y está en libertad.

Jueves 25 de Octubre de 2018

Matías Medrano, hermano del reconocido ex referente de la barra de Newell's Marcelo Alejandro "Coto" Medrano, quien también tiene antecedentes por narcotráfico, fue condenado en un juicio abreviado a siete años de prisión efectiva por balaceras con heridos en las cuales participaron ambos hermanos pero con distintos roles.

"Coto" fue condenado hace un mes a dos años de prisión por abuso, portación ilegítima y tenencia de arma de fuego, encubrimiento y amenazas, pero como cumplió parte de esa pena bajo arresto preventivo, hace unos días accedió a la libertad condicional bajo reglas de conducta.

Los fiscales federales y provinciales que entrecruzan datos para esclarecer hechos violentos ya conocen el perfil de "Coto" Medrano. Según muchos de ellos, su libertad es un arma de doble filo. Es que el hombre estuvo involucrado en la disputa por el paravalanchas leproso y varios robos. Además, en 2010 fue condenado a seis años de prisión por tenencia de drogas para su venta. En esa ocasión fue beneficiado con la excarcelación durante la instrucción de la causa, pero al conocerse la condena terminó tras las rejas.

En marzo del año pasado, en tanto, se realizó un enorme despliegue policial para tratar de detenerlo cuando la Policía Federal irrumpió en una docena de domicilios de la zona norte de Rosario y el Cordón Industrial buscando desbaratar una banda delictiva ligada a una facción disidente de la barra brava de Newell's de la cual era parte "Coto".

Sin embargo, el hombre escapó y quien cayó detenido fue su hermano Matías, de 25 años. En los operativos se secuestraron 38 autos, 7 motos, 4 armas de fuego, 3 réplicas de pistolas, 250 mil pesos en efectivo y droga. A "Coto" lo arrestaron una semana más tarde en la zona de Costa Alta.

Imputación

Matías fue imputado en los Tribunales de San Lorenzo por el fiscal Aquiles Balbis, quien le endilgó tenencia ilegal de arma de guerra, amenazas, robos y resistencia a la autoridad. Pero el 16 de marzo la fiscal de la Unidad de Homicidios Georgina Pairola solicitó una nueva audiencia conjunta.

Entonces les sumó a los hermanos un hecho de amenazas coactivas ocurrido el 26 de julio de 2015 (tras el clásico Central-Newell's) contra un joven cadete en Maestro Mazza y Francisco de Miranda, a metros de donde ellos residen. "Que onda con vos, no vayas más a la cancha", le recriminaron antes de pegarle y advertirle acerca de los supuestos vínculos con la tribuna leprosa.

Pero el hecho más grave del que se los acusó ocurrió ese mismo día en Galicia al 400 cuando los hermanos Medrano, bajo "un mismo plan delictivo efectuaron gran cantidad de disparos con armas de fuego calibre 380 y 11.25 contra Sebastián y Julio D. y Mauro F.", familiares del cadete antes mencionado.

Por ese incidente Matías fue imputado de homicidio agravado en el grado de tentativa, abuso de armas y lesiones leves (dos casos) y portación de arma de fuego. Es que mientras Sebastián D. fue herido en las piernas y un balazo le dio en el entrecejo (salvó su vida de milagro), Julio D. sufrió un tiro en la rodilla y Mauro F. en un tobillo. Esas personas testificaron que "«Coto» disparaba a la distancia y Matías siguió caminando y disparando desde la vereda".

En ese marco ayer se realizó una audiencia donde la Fiscalía y la defensora Susana Zulkarneinuff presentaron ante el juez Mariano Alliau un convenio para resolver todas las investigaciones contra Matías en un juicio abreviado. En esa instancia Pairola recordó otros dos abusos de armas atribuido al imputado.

Ocurrieron el 30 de enero de 2017 en Maza al 4200, cuando efectuó al menos cinco disparos. A las pocas horas robó bajo amenazas con un revólver un Citroën C3 en la bajada Escauriza y en ese auto volvió hasta calle Maza y baleó otra vivienda y el Peugeot 307 de un vecino.

Finalmente fue detenido el 8 de marzo de 2017 en Napoleón y San Martín, en Fray Luis Beltrán, cuando iba con un cómplice en un auto dentro del cual la policía halló diez vainas servidas. Un rato antes habían baleado la casa de una joven en esa localidad, pero ese hecho no se le pudo probar al acusado.

Calificación

El acuerdo abreviado tuvo como punto saliente el cambio de calificación original respecto del hecho más grave atribuido a Matías: la balacera de Galicia al 400. A partir de informes médicos forenses la fiscal le atribuyó los delitos de "abuso de armas y no tentativa de homicidio" .

En base a ese análisis, la Fiscalía indicó que los hechos "no fueron controvertidos, que el cambio de calificación contó con la autorización del fiscal regional Patricio Serjal y que la pena tuvo la conformidad de las víctimas."

Entonces solicitó la condena a siete años de prisión efectiva por abuso de armas, amenazas coactivas, portación ilegal de arma de fuego, encubrimiento, robo calificado por uso de arma de fuego, daños y resistencia a la autoridad.

El juez Alliau finalmente homologó el acuerdo abreviado y dictó la sentencia contra Matías Medrano.

A pesar de su fama, la suerte de su hermano "Coto" fue muy distinta. Para la fiscal Pairola, y según los testimonios acopiados en las investigaciones, tuvo un rol más pasivo en las balaceras. A principios de octubre aceptó su responsabilidad en tres delitos y también fue condenado en juicio abreviado a dos años de prisión. Le endilgaron los abusos de arma de fuego, portación ilegítima de arma de fuego, tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil, encubrimiento y amenazas coactivas.

Como había transitado la pena en prisión preventiva desde su detención, la semana pasada sus abogados defensores, Fausto Yrure y Agustín Ferrari, pidieron el cese del encierro. "Coto" se fue en libertad pero deberá cumplir reglas de conducta, como trabajar en un carribar que su familia explota en el paseo ribereño, o no acercarse a las víctimas y testigos de las causas por las que fue condenado.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});