Central

Un ataque con experiencia que necesita espacios

Ruben es el emblema del gol canalla. Herrera será clave en la presión. Camacho y Carrizo van por afuera

Sábado 09 de Diciembre de 2017

Central, al igual que su eterno rival de mañana, tiene cuatro argumentos ofensivos de categoría para intentar quebrar la resistencia leprosa. Se trata nada menos que de cuatro futbolistas que suelen codearse con el arco ajeno, a pesar del flojo presente que tienen en la actual Superliga, y que saben muy bien lo que significa jugar un derby rosarino. Así, si los goles llegan de jugada y producto de combinaciones colectivas, es factible que en estos cuatro apellidos esté el iluminado que pueda vulnerar la red ajena. El póker de ataque canalla lo integran el goleador Marco Ruben, el punta aguerrido Germán Herrera, el atrevido Federico Carrizo y el temible volante Washington Camacho. Acá puede estar la carta ganadora auriazul para el atrapante derby rosarino que está a la vuelta de la esquina.

   No hay dudas de que Marco Ruben es la gran referencia goleadora auriazul, un jugador que suele agrandarse en los clásicos y que sabe lo que significa hacer goles trascendentales para que los hinchas celebren una victoria ante el archirrival. Marquitos no tuvo el mejor año futbolístico de su carrera, producto de reiteradas lesiones y falta de continuidad, pero en su fuero íntimo sabe que está ante la gran oportunidad de cerrar el 2017 de la mejor manera ante su gente y por ello jugará un partido aparte para reivindicarse.

   Ruben en la actual Superliga jugó 7 partidos, lleva 473 minutos en cancha y anotó dos goles. No son los números habituales en cuanto a efectividad del artillero auriazul, por lo que buscará redimirse mañana en el Gigante, donde viene de facturar nada menos que ante Boca.

   El otro delantero canalla es Germán Herrera, que hará un trabajo de desgaste presionando la salida del rival. También es un jugador que tiene experiencia en partidos cruciales como el de mañana. Al Chaqueño se le abrió la chance de jugar ante la baja por suspensión de Fernando Zampedri. Herrera en el actual certamen disputó 7 partidos, acumula 240 minutos en cancha y aún no convirtió.

   En tanto, el equipo canalla cuenta con dos carrileros picantes por las bandas, que además suelen tirar diagonales y acostumbran a pisar el área de enfrente. Por la derecha jugará Washington Camacho, que en la Superliga tiene siete partidos, repartidos en 524 minutos. Convirtió un gol.

   Mientras que en la banda contraria arrancará Federico Carrizo. El Pachi no respeta posiciones fijas y tiene como principal virtud el pie a pie en velocidad para vulnerar rivales. Carrizo en la Superliga jugó 9 partidos, con 654 minutos en cancha y sin goles convertidos.

   Estos son los jugadores auriazules que en la previa tienen más chances de torcer la historia a favor del local. Desde el juego les sienta mejor arrancar replegados y que a partir de que el equipo robe el balón en la mitad de la cancha puedan despegar raudamente hacia posiciones ofensivas. Todos necesitan espacios para desplegar su potencial, por lo que agarrar mal parada a la defensa adversaria puede ser clave. Lo claro que es si el cuarteto canalla están encendido hay muchas chances de que el local pueda festejar en su casa en la última escala del 2017.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario