Central

"Tenemos que hacernos fuertes como grupo"

Matías Caruzzo ya se mueve con naturalidad dentro de la órbita canalla. El zaguero habló de todo en una charla jugosa en el seno de la concentración en Costa Rica.

Jueves 05 de Julio de 2018

Matías Caruzzo (33 años) no es un refuerzo más de que llegó a Central. Al contrario, es el jugador que solicitó expresamente Edgardo Bauza para encarrilar uno de los principales déficits que tuvo el equipo en la temporada pasada: la fragilidad defensiva. Pero además de aportar soluciones y jerarquía dentro de la cancha, el ex Argentinos, Boca y San Lorenzo, entre otros clubes, brindará toda su experiencia para ayudar en el fortalecimiento de un grupo que tiene que levantar la confianza luego de un semestre decepcionante. En una charla extensa en el lobby del hotel Quality, en las afueras de San José de Costa Rica, el zaguero contó sus sensaciones de la llegada al club de Arroyito y relató que arribar a Central "es un desafío importante en mi carrera". Habló de lo que significa que Bauza lo haya pedido como refuerzo, su amistad con Néstor Ortigoza, la importancia del orden que debe tener todo el equipo para ganar en solidez y opinó de la selección argentina.

"Trabajando y teniendo humildad es la única forma de ser competitivos y pelear. De todos modos, creo que a nivel plantel nosotros estamos muy bien. Hay muy buenos jugadores, con mucho recorrido. Hay chicos del club que me sorprendieron para bien. Ahora vuelve Maxi Lovera de la selección argentina (fue sparring), que tiene un futuro enorme, no lo voy a descubrir yo. Entonces tenemos que hacernos fuerte como grupo, esto sería algo buenísimo porque cuando uno consigue eso, más allá de ganar o perder un partido, el grupo va. Así sería ideal fortalecernos. Después, es cierto que hay presupuestos altos en algunos equipos del fútbol argentino, pero vamos a dar pelea. Ojalá que estemos preparados para lograr un buen arranque porque eso sería importantísimo para tomar confianza y cerrar un buen semestre, que es nuestro principal objetivo", confió Caruzzo con el mismo aplomo que muestra dentro de la cancha para neutralizar a los atacantes rivales.

¿Cuál es la sensación de los primeros días de trabajo en Costa Rica?

Lo estamos llevando bien. Es una de las pretemporadas atípicas que se dan cada cuatro años por el tema del Mundial. Es larga. Así que la estamos llevando de la mejor manera con un clima diferente al que tenemos en Argentina. Estamos tranquilos, tratando de descansar en los momentos que se puede por el tema de la carga física.

¿En cuánto influye después en la competencia todo el esfuerzo que se hace ahora en esta etapa preparatoria?

Es una base para todo un semestre. De acá a diciembre tenemos Copa Argentina y Superliga. Es importante poder superar esta etapa sin tener gente con lesiones y de la mejor manera. Además, ayuda a nivel grupal para poder conocernos bien entre todos los compañeros.

¿Es la parte más complicada de la profesión del futbolista porque hay que correr casi todos los días?

Te acostumbrás a la pretemporada. Por ahí es complicado para los jugadores más grandes porque dejamos a los hijos y durante varios días. Pero cuando va pasando el tiempo en lo que respecta a los trabajos en esta etapa desde lo físico uno se va acostumbrando, al margen de que es duro también.

¿Da la sensación de que en lo grupal es bueno salir del lugar de entrenamiento habitual para realizar la pretemporada?

Sí. Está bueno a nivel grupal. Después de la práctica nos juntamos a tomar unos mates. Nos conocemos desde lo humano. Y el doble turno ayuda mucho para lo que es el conocimiento dentro del campo de juego. Es importante saber las cualidades del compañero. Todo aporta para la conformación del equipo.

Se ven las charlas en la concentración y además de fútbol se abordan cuestiones de la vida cotidiana. ¿Es así?

Sí. Se habla de la familia. Y hay algunos que ya jugamos como compañeros en otros clubes o en partidos que nos hemos cruzado como rivales. Después con el tiempo el fútbol te termina juntando, uniendo. Hoy estamos todos acá en el hotel en Costa Rica durante varios días para fortalecer el tema grupal y mediante ese conocimiento, sumado a una buena base física, tener un buen semestre.

Los últimos partidos que hubo entre San Lorenzo y Central fueron vibrantes. Por ejemplo, tuviste algunos cruces con Marco Ruben. ¿Hablan del tema cuando toman mate?

No. Marco y yo estamos grandes ya (risas). Sí hablamos de los partidos buenísimos que se dieron en este tiempo entre San Lorenzo y Central. Salieron partidazos porque los dos teníamos buenos equipos. Central con Coudet era muy directo, había poca transición, atacaban mucho. Además, tenían jugadores sobrados, como Cervi y Lo Celso, más buenos momentos de otros futbolistas que estaban de mitad de cancha hacia adelante. Por eso creo que salieron lindos encuentros y a veces se charla de esto. Pero los cruces que se dan en un juego son jugadas típicas que, para mí y los que estamos más grandes, mueren ahí dentro de la cancha. Nunca pasan de esto.

¿Cómo lo viste al equipo en el primer amistoso de la pretemporada ante Alajuelense?

Fue un primer partido. Muy amistoso. Es lindo ganar, pero nosotros preparamos nuestra cabeza para el conocimiento dentro del campo de juego. Además, es importante hacer noventa minutos de fútbol porque es la larga la pretemporada y es bueno jugar amistosos. Es un primer partido, que es lindo jugarlo, pero hay que tomarlo con tranquilidad.

Te tocó jugar con Oscar Cabezas, ¿cómo lo viste a tu compañero de zaga?

No voy a descubrir yo las cualidades físicas de Oscar, es un chico muy joven, con mucho futuro. Físicamente le sobra y en ese sentido es muy bueno. También hay varios chicos en esa posición que tienen futuro y lo pueden hacer muy bien. Hay que trabajar, estar tranquilos y luego el cuerpo técnico tomará la decisión y al que le toque jugar tratará de hacerlo de la mejor manera.

Se te veía ordenar mucho la última línea ante Alajuelense. ¿Es como que tenés la responsabilidad de la organización de la defensa?

La comunicación adentro de la cancha es muy importante. Dar dos pasos hacia un lado o hacia otro es vital en algunas jugadas. Y mientras se ataca hay que estar cerca de nuestras marcas. Al margen de lo que hagamos en lo individual dentro de la cancha, en lo colectivo tenemos que tener esa comunicación para estar mejor ubicados.

Central fue uno de los equipos más goleados en la última Superliga, uno imagina que el Patón debe estar permanentemente haciendo hincapié en mejorar en esta faceta del juego. ¿Es así?

Sí. Es que el tema del orden es fundamental. Se puede hablar de que le hicieron muchos goles en el torneo pasado y eso puede recaer sobre la defensa. Pero no pasa sólo por la defensa. A veces las situaciones a nivel grupal dentro de la cancha en lo defensivo no salen bien como equipo. Hay momentos en que las cosas no van bien y hay que sobrellevarlas de la mejor manera. Hoy es otra situación. Se terminó un torneo y esta pretemporada debe servir para encarar el nuevo semestre de la mejor manera.


>>> Regresa a Argentina

En la tarde de ayer Matías Caruzzo regresó a Argentina por un inconveniente familiar. Así, dejó la concentración en Costa Rica y voló rumbo a nuestro país en un vuelo de Copa.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario