Ovación

Murió Froilán González y Argentina tiene otra leyenda en el mundo del deporte

Fue un as del automovilismo. Tenía 90 años y falleció hoy tras padecer varias complicaciones en su estado de salud. Obtuvo una brillante actuación en la Fórmula Uno, donde llegó a ser subcampeón de la máxima categoría.

Sábado 15 de Junio de 2013

Buenos Aires. _ José  Froilán González, subcampeón mundial de Fórmula 1 en 1954, falleció  hoy a los 90 años, tras padecer varias complicaciones en su estado  de salud en los últimos tiempos, y así se fue un grande de la  historia del deporte argentino.

El Cabezón o Pepe, como lo llamaban sus amigos, había  nacido el 5 de octubre de 1922 en Arrecifes, provincia de Buenos  Aires, lugar en donde comenzó sus primeras armas en el  automovilismo deportivo, para posteriormente incursionar en la  Fórmula 1 tras su debut con una Maserati en el Gran Premio de  Mónaco de 1950.

En 1951, el arrecifeño, al comando de una Ferrari, venció en  el Gran Premio de Inglaterra, convirtiéndose en el primer piloto de  la marca del “cavallino rampante” que la llevó al éxito.   Froilán, en aquella memorable competencia, superó a su  compatriota y gran amigo, el quíntuple campeón, Juan Manuel Fangio,  quien competía con una `Alfeta` (Alfa Romeo).

El resonante triunfo le valió la admiración y agradecimiento  de por vida del propio don Enzo Ferrari, quien lo consideró como un  hijo y le abrió las puertas permanentemente en Maranello. Froilán volvió a ganar en Inglaterra en 1954, año en que  consiguió además junto con Maurice Tringtinant las 24 Horas de Le  Mans con una Ferrari.

El arrecifeño participó en 115 carreras, la mitad de ellas  internacionales, en las que ganó en 46 oportunidades y subió al  podio en 80 ocasiones.  En la Fórmula 1, corrió 26 Grandes Premios, de los cuales  conquistó dos y fue siete veces segundo.
Entre las competencias más importantes en las que triunfó, se  pueden mencionar también el Gran Premio de Inglaterra en Goodwood,  logrando su primer triunfo en el continente europeó con un BRM.

Dentro de Argentina, venció en el Gran Premio Presidente  Perón que se disputó en el circuito de la costanera y  posteriormente en el Gran Premio Eva Perón, ambos en la temporada  1951, sumando un nuevo logro en el Gran Premio Presidente Getulio  Vargas en Brasil.

Años después, en 1959, se adjudicó el Primer Torneo  Triangular Sudamericano (lo ganaría también al año siguiente), y  fue subcampeón de la Fuerza Libre. No obstante, una vez retirado de las pistas, adquirió un  Chevrolet en los Estados Unidos y se lo cedió a Jorge Cupeiro para  que participara en la categoría Turismo Carretera.

La unidad, que posteriormente fue denominada en el ambiente  como “Chevytú”, comenzó a lograr victorias y con ello revolucionó  al TC e inició la transformación de la misma categoría, pasando  paulatinamente al recuerdo las “cupecitas”. Además, Froilán, junto a su amigo Fangio, fueron gestores de  la construcción del autódromo de Buenos Aires, al recibir la  sujerencia del Presidente de la República, el General Juan Domingo  Perón.

Basado en una gran amistad con Evita, Perón siempre se  interesó por Froilán y sus inquietudes. Y en una oportunidad en la  que `Pepe` y Fangio visitaron la Casa de Gobierno, Perón les  preguntó qué necesitaban. Ambos se miraron y le dijeron: “Un  autódromo General”.

La respuesta afirmativa fue inmediata y los autorizó para que  buscaran un lugar adecuado, siendo inaugurado el 9 de marzo de 1952  bajo el nombre de Autódromo `17 de octubre`, actualmente `Juan y  Oscar Gálvez`, y que en su momento supo ser uno de los mejores del  mundo.

Froilán, de alguna manera, siempre siguió ligado al mundo  automovilístico a través de su conocida concesionaria en Corrientes  11 (debajo del estadio Luna Park) y hoy en Montevideo al 200, lugar  que lo tenía diariamente junto a sus trofeos, gigantografías y  muestras fotográficas que recuerdan su historial. (Télam).
 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario