Ovación

Miguel Russo tomó posesión como DT de Central y pidió compromiso a los jugadores

El capítulo IV de la era Russo en Central ya comenzó. Ayer por la mañana el DT ordenó su primera práctica y así arrancó la pretemporada auriazul con el objetivo renovado de lograr la vuelta a primera división.

Miércoles 11 de Julio de 2012

El capítulo IV de la era de Miguel Angel Russo en Central ya comenzó. Ayer por la mañana el DT ordenó su primera práctica y así arrancó la pretemporada auriazul con el objetivo renovado de lograr la vuelta a primera división. El flamante DT llegó con la premisa de hacer borrón y cuenta nueva, y que el plantel archive lo antes posible el traumático tramo final de la temporada pasada, donde el ascenso se escurrió de las manos de una manera increíble. Por eso Russo en el primer contacto directo que tuvo con los jugadores puertas adentro planteó la idea de "mirar para adelante", hizo hincapié en el compromiso necesario de "hacer una buena pretemporada" y manifestó que está confiado en que "hay una etapa buena por delante". Luego llegó el turno de poner manos a la obra y se vio a un Russo activo hablando con los jugadores, charlando con sus colaboradores y volviendo a lucir la pilcha canalla, esa que cuando se puso en ocasiones anteriores siempre le fue bien y cumplió los objetivos trazados. Por eso tiene todo el crédito abierto del pueblo auriazul.

El primer día de Russo tomando posesión del cargo arrancó bien temprano en el country de Arroyo Seco. En la intimidad del vestuario se reunieron los 28 jugadores que se presentaron a entrenar (ver aparte), el nuevo DT, el ayudante de campo Hugo Gottardi, el preparador físico Guillermo Cinquetti, el presidente Norberto Speciale y el mánager Gonzalo Belloso, entre otros. Ese fue el momento de la presentación formal y los saludos de bienvenida. Minutos después de las diez de la mañana se abrieron las puertas del vestuario y arrancó la rutina de trabajo.

Ahí el PF Cinquetti ordenó primero un trabajo físico en la zona de ingreso del predio y luego el grupo se trasladó a las canchas auxiliares para desarrollar una rutina aeróbica. Entre los que debían presentarse no estuvo Guillermo Burdisso (terminó su préstamo en Arsenal) y sí lo hicieron como legalmente corresponde Diego Braghieri y Emilio Zelaya (ambos terminaron sus respectivos préstamos en Lanús y Arsenal, y están evaluando los pasos a seguir). Mientras que se apersonó en el predio Omar Zarif, pero no a entrenar sino a dialogar con los directivos ya que su contrato caducó.

El semblante del plantel fue por demás de juvenil y los rostros más experimentados fueron los de Jorge Broun, Paulo Ferrari, Leonardo Talamonti, Nahuel Valentini, Germán Rivarola y Antonio Medina. Por ello se intuye que deberán ir llegando futbolistas de experiencia para potenciar la base que quedó.

También debía regresar el chileno Leonardo Monje, pero del otro lado de la cordillera dan muy factible su incorporación a Deportes Iquique.

La era Russo puso primera y de a poco se irá completando el plantel para afrontar una nueva temporada en la B Nacional, esta vez con el formato de tres ascensos directos y sin promociones. El objetivo está más que claro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario