Clásico rosarino

La grieta está en la fecha

Los directivos de los clubes tensaron ayer sus posturas sobre el día en que debe disputarse el clásico. Newell's exige que se juegue la semana que viene y Central a fines de octubre. Los organizadores de Copa Argentina tienen la palabra.

Miércoles 10 de Octubre de 2018

Sigue la incertidumbre respecto a la definición de la fecha en la que se jugará al clásico rosarino por los cuartos de final de la Copa Argentina. Y si bien a la jornada, el horario y la sede del trascendental cotejo la estipulará la organización del torneo federal, hay que decir que a esta altura hay una grieta evidente entre las dirigencias de los clubes locales sobre el día en que debe desarrollarse el derby más pasional del mundo. "Newell's está dispuesto a cualquier propuesta siempre y cuando no se exceda la fecha del 17 de octubre, que consideramos la mejor. Para nada vemos bien que pase para más adelante y ni qué hablar de jugarlo en noviembre", le confió ayer a Ovación el vicepresidente rojinegro Cristian D'Amico. "No tenemos problemas en disputarlo el 24 o el 31 de octubre o en noviembre, lo jugamos cuando sea. Pero el 17 de octubre es inviable hasta por los tiempos de organizar los operativos. Igual a la fecha la tiene que definir la organización. Al día no lo van a poner los clubes, lo define Torneos, asesorado por los organismos de seguridad", aseguró el vicepresidente auriazul Ricardo Carloni, también en diálogo con este diario. Mientras que Copa Argentina ya conoce el fixture de los próximos cuatro partidos de Superliga y con estas fechas en la mano ahora deberá ponerle las coordenadas definitivas al derby. Lo que está claro es que la novela que se armó respecto al día en que se jugará el clásico entre leprosos y canallas ya es un partido aparte.

La realidad es que ayer se conoció el fixture de la Superliga y este cronograma de partidos para los equipos de la ciudad acota las opciones de programar el clásico. Porque estrictamente desde el calendario hay espacio para jugarlo entre el domingo 14 y el miércoles 17 de octubre. Porque en la semana siguiente Newell's tiene programado el encuentro pendiente con Estudiantes (24/10) y el lunes posterior (29/10) juega ante Argentinos. Y por el lado de Central deberá visitar a Atlético Tucumán el viernes 9/11.

En consecuencia, de no jugarse el clásico la semana que viene, o bien que se corra alguno de los partidos previstos por Superliga, todo indica que el derby hasta podría disputarse a mediados de noviembre. Claro que alguna solución lógica habrá que encontrar para que no se patee para tan adelante la programación del clásico que ya tiene en vilo a la ciudad. Por ello no hay que descartar que se juegue a la brevedad y hasta a puertas cerradas.

Ante la indefinición de la fecha por parte de Copa Argentina, que incluso hoy podría dar a conocer la programación oficial del clásico, ayer Ovación dialogó con la dirigencia de ambos clubes de la ciudad. Y si bien están de acuerdo con que se dispute con público y no tendrían mayores reparos con la elección del escenario, el punto de la discordia está justamente en la fecha en que debe disputarse el trascendental cotejo entre leprosos y canallas.

Desde el club del Parque, D'Amico expresó que “el fixture de la Superliga deja plasmado que hay pocas fechas y que estamos cortos con los tiempos. Nosotros seguimos sosteniendo que este partido estaba programado originalmente para el 14 de octubre y ahora se podría extender hasta el miércoles 17. Somos de la idea de jugarlo un fin de semana por todo lo que significa la logística de los hinchas si es que se disputara fuera de la ciudad de Rosario. Una posibilidad era la cancha de Colón. El miércoles 17 de octubre claro que hay chances y seguro que el Ministerio de Seguridad puede organizar el operativo porque está capacitado. Inclusive se podría jugar el domingo 14 o el lunes 15 que es feriado, y con fecha tope el 17. También hay que decir que en un día laborable la ciudad donde se juegue estaría semicolapsada por el evento y más que será en horario diurno. Por eso los días ideales son el domingo 14 o el lunes 15 que es feriado, en Rosario o en cualquier sede. Pero aceptaríamos el 17 del corriente como fecha tope. Y no hay problemas en jugarlo en cualquier cancha de Rosario o en ir a Colón, para nada. Sería una lástima que el clásico rosarino no se pueda jugar en la provincia de Santa Fe”.

Además el vice rojinegro agregó que “sería bueno cortar con la incertidumbre de este ambiente que no es bueno y jugarlo cuanto antes, que haya un justo ganador y se termina el problema. Hay que descomprimir un montón de cuestiones desde todos los aspectos, incluso de la violencia que se está generando en las redes sociales. Hay que darle un corte a todo esto y los dirigentes tenemos que ser serios. Decir que se juegue el partido entre el 14 y 17 de octubre, que es viable. No se puede dar tantas vueltas para jugar un clásico. En el invierno lamentablemente tampoco se pudieron jugar. Newell’s está dispuesto a cualquier propuesta siempre y cuando no se exceda la fecha del 17 de octubre, que consideremos que es la mejor”.

Claro que Central también entregó sus argumentos convincentes para que el derby se dispute en las últimas semanas de octubre. El vice Ricardo Carloni explicó: “Nosotros no tenemos problemas en jugarlo cuando nos dijo Copa Argentina, el 24 o el 31 de octubre o en noviembre. No tenemos ningún tipo de inconveniente en jugarlo. Sí vemos inviable que se juegue entre el 14 y el 17 de octubre. Primero por los tiempos organizativos y segundo porque hay una reglamentación vigente en cuanto a que en fecha Fifa no pueden jugar equipos de primera división en partidos oficiales si tienen convocados jugadores a las selecciones. Esta reglamentación es para cualquier torneo que esté dentro de Fifa e involucre a dos equipos de primera división. Nosotros ahora tenemos a Alfonso Parot abocado a una gira con la selección chilena”.

Y el directivo auriazul abundó: “No tenemos problemas en jugarlo el 24 o el 31 de octubre, o bien en noviembre. Pero el 17 es inviable hasta por los tiempos de los operativos. Igual a la fecha debe definirla la organización, no la van a poner los clubes. Ni Central ni Newell’s ponen la fecha. Del 24 de octubre en adelante podemos jugar en cualquier fecha. Porque ya nos habían informado que los cuartos de final eran a fines de octubre y además tenemos un jugador citado en la selección. No ponemos ningún reparo, lo único que decimos es que no dan los tiempos para jugarlo el 17 de octubre, después no hay problemas”.

Lo dicho, el gran desencuentro está en la fecha que prefieren leprosos y canallas. Y más allá de los argumentos válidos desde uno y otro club, lo lamentable sería que Copa Argentina en este escenario corte por lo sano y ponga el partido lejos de la ciudad y lo haga a puertas cerradas para los hinchas. Hoy puede ser un día de novedades.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario