Ovación

El árbitro que perjudicó a Central no fue sancionado y dirigirá Racing-Boca

El sábado no le dio dos penales muy claros a los canallas, que le hubiesen dado la posibilidad de igualarle a Arsenal. Ahora controlará el partido más caliente de la 8ª fecha del torneo.

Martes 06 de Octubre de 2009

Los fallos del polémico árbitro Carlos Maglio en el partido que Central perdió el sábado a la noche en Sarandí ante Arsenal parece que no repercutieron en la Asociación del Fútbol Argentino. Es que, lejos de darle una fecha de descanso como suele ocurrir cuando el árbitraje muestra errores tan claros, esta vez decidió asignarle uno de los partidos más importantes y calientes de la fecha octava: Racing-Boca.

Las decisiones de Maglio perjudicaron el sábado a Central. El juez no vio una falta de Peppino a Braghieri en el área cuando todavía estaba empatados en cero y en el tiempo de descuento no cobró una evidente mano de Yacuzzi en el área. Ambas jugadas debieron ser sancionadas con la pena máxima, cosa que le hubiese dado a Central la posibilidad de igualar el partido. Pero Maglio no cobró ninguna de las dos.

La semana pasada el perjudicado por un mal arbitraje había sido Newell's. Gabriel Favale cobró un penal inexistente contra los leprosos que cambió la historia del partido que terminó perdiendo ante Banfield. Por su desempeño Favale fue parado por la AFA y en esa misma fecha el rosarino Sergio Pezzotta, que había dirigido Estudiantes-Boca, corrió la misma suerte.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario