Central

Diego Novaretti: "Este es un equipo que no tiene techo"

El defensor además le dijo a Ovación: "Deseo que Central sea siempre protagonista y que juegue como ante Racing".

Martes 01 de Octubre de 2019

Al buen estreno ante la sociedad canalla frente Newell’s le sumó una gran actuación contra Racing. Diego Novaretti metió anteayer un par de estiletazos en la retaguardia como para dejar en claro que tiene estirpe de caudillo. “En lo personal me siento bien, pero prefiero hacer hincapié siempre en lo colectivo”, dejó sentado de movida el zaguero central en el amanecer de la entrevista que ayer le concedió a Ovación.

“Este es un equipo que no tiene techo”, puntualizó con la misma firmeza que viene de cumplir ante el elenco de Avellaneda. “Deseo que Central sea siempre protagonista y juegue como ante Racing porque se viene trabajando para eso”, apuntó el cordobés, que a su vez se está readaptando al fútbol nacional tras haber jugado dos años en Italia y ocho en México.

¿Coincidís con que el domingo te mostraste sólido y confiado como ante Newell’s?

Lo que pasa es que ante Racing es como que el equipo en general se vio muy sólido en todas las líneas y potenció las actuaciones individuales. Sobre todo después del partido chato que se vio frente a Unión, donde realmente era para cambiar de canal porque no fue lindo ni para disfrutar. Todo lo contrario al de ayer (domingo), cuando tuvimos la iniciativa y así la mantuvimos en todo momento porque no dejamos jugar realmente al rival. Lástima que el marcador no nos acompañó, pero esto es fútbol.

"Deseo que Central sea siempre protagonista y juegue como ante Racing porque se viene trabajando para eso"

¿Si bien te tocó debutar por una lesión de Barbieri, notás que la chance te agarró bien preparado?

Sí, totalmente. Me siento útil para el equipo por sobre todas las cosas. Hice un gran trabajo cuando llegué y por suerte me agarró bien. Aunque a la vez debo reconocer que es una pena que me haya tocado entrar justo por una lesión de un compañero, porque es algo que no está bueno. Ni al peor enemigo le deseamos que se lastime un colega. Incluso antes del clásico tuve un golpe en la rodilla y estuve medio en duda hasta para ir al banco. Y mirá cómo es el destino...terminé entrando y debutando en Central en un partido muy importante para la ciudad.

¿Te adaptaste bien o aún te cuesta?

No, rebien. Sea al club como la ciudad. Considero que el tiempo de trabajo que hice cuando llegué fue el ideal. Sobre todo porque venía de tres meses sin entrenar con un plantel profesional. Creo que se dio todo bien porque pude hacer una buena pretemporada y ponerme bien desde lo futbolístico. Entré en un clásico, que una cosa es cuando te dicen lo que representa y otra muy diferente cuando lo jugás. En este aspecto me sorprendió lo que genera el partido antes, durante y después. Fue una experiencia muy linda e imborrable. La gente lo vive de una manera increíble.

¿Tu ingreso al equipo se te hizo fácil porque tenés a Caruzzo a la derecha o porque la última línea viene jugando junta seguida?

Porque el equipo está sincronizado. Se nota que hay trabajo, más allá de los refuerzos que llegaron en este mercado. La verdad es que al entrar cuando hay una línea y un gran plantel todo se hace más sencillo, pese a que en lo personal sólo pienso en aportar mi granito de arena en función colectiva. Es que si pensaría en lo individual debería dedicarme al tenis. Considero que el rodaje que hay en Central le permite entrar a cualquiera de los que estamos en el grupo porque hay un gran nivel de competitividad. Incluso los que juegan tienen un alto nivel también. Aunque la calidad humana que hay en ese vestuario hace todo ayude o simplifique muchas cosas que por ahí desde afuera no se pueden ver.

¿Estás aplomado entonces?

Lo que sé es que trato de adaptarme en el día a día a lo que pretende el técnico. Uno nunca sabe cuándo está en un nivel óptimo. No me pongo un techo. Intento mejorar porque siempre hay cosas o detalles por pulir. Lo que sí, trabajo para tener un nivel mayor cada vez que encaro un partido o una práctica para ayudar al equipo. Lo más importante es Central. Aunque puede pasar que haya encuentros donde uno se sentirá rato. Por ejemplo, como nos pasó contra Unión. Lo que hicimos en cancha esa noche fue feo de verdad. Hasta nosotros mismos hablamos en el vestuario de que era para cambiar de canal para ver cualquier otra cosa. En cambio, puede pasar como ayer (por el domingo) donde uno tiene o logra un rendimiento mayor. Tal vez porque el mismo rival te lo genera u obliga a estar más concentrado o atento.

¿Les preocupa la ola de empates que acumulan?

Lo hablamos con un par de chicos luego del partido con Racing y todos coincidíamos en que no es bueno empatar tanto porque a ninguno nos gusta. Sobre todo cuando hacés todo el gasto como ante Patronato, Colón y ayer (domingo), que merecíamos haber ganado. Nos falta tener esa cuota de suerte que se necesita para obtener el triunfo. Central sigue creciendo y eso se ve. Creo que cuando metamos una o dos victorias esos puntos que por ahí hoy en día los vemos como que son pocos van a terminar siendo importantes y valiosos más adelante.

¿Los deja más tranquilo saber que ahora ya no están en zona de descenso?

Lo que pasa es que el torneo es muy largo y recién arrancó. Quedan muchos partidos y hasta otro campeonato. Asumimos las responsabilidades y obligaciones que tenemos pero lo más saliente es tener la confianza para salir y jugar como lo hicimos ayer (domingo) esencialmente, donde fuimos protagonistas en todo momento. No en vano los jugadores de Racing estaban como fastidiosos entre ellos. Y todo por mérito de este plantel, que hizo un gran trabajo.

¿Coincindís que Lanús será más exigente que Racing?

Sí, porque lo viene demostrando. No tengo dudas de que nos espera un rival complicado. A eso le sumo otro problema como el factor climático, ya que jugaremos a las 13.15, un horario que es para pensarlo porque no se puede jugar con tanto calor. Hasta para la gente será complicado porque no saldrá un buen espectáculo debido a que no es lo mismo un encuentro con 20 grados que con 35. Pero a la vez entiendo que en el medio está el negocio de la televisación y hay que aceptarlo.

¿Y qué Central se verá en la Fortaleza?

Ojalá que sigamos la misma línea que el partido con Racing, aunque lo más difícil es mantener el alto nivel. No porque uno no quiera sino porque el rival también juega. Sin embargo, deseo que Central sea siempre protagonista y podamos tener este nivel.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS