Ovación

Cuerpo americano, alma argentina

El Naples United fue fundado por argentinos y está plagado de rosarinos. "Buscamos hacer historia y carrera en Estados Unidos", confió el arquero y capitán Cristian Blanco.

Domingo 30 de Junio de 2019

El condado de Collier, en el estado de Florida, tiene alma estadounidense. Pero el corazón es argentino y late al ritmo de nueve rosarinos. Es que hay una legión bien criolla que despunta el vicio de la redonda en la semiprofesional National Premier Soccer League. El Naples United representa a la bella y turística ciudad, que se caracteriza también por tener uno de los bienes raíces más caros del país, y mira hacia el Golfo de México. "Los rivales saben que somos bien argentos. Llegamos a las canchas con el mate en la mano y escuchando cumbia", relata de movida el arquero y capitán del equipo Cristian Blanco, quien se crió en barrio Azcuénaga. "Buscamos hacer historia y carrera en Estados Unidos", retrucó el ex jugador surgido de las inferiores leprosas en contacto con Ovación.

El club Naples United fue fundado por los argentinos Verónica Docio y Vicente Sandobal. Milita en una especie de tercera división de nuestro fútbol. Lo significativo es que el equipo está plagado de argentinos. Y esencialmente de rosarinos. Como son los casos del arquero y capitán Cristian Blanco, Sebastián Vergara, Jonatan Fernández, Emiliano Góngora, Victoriano Fragola, Federico Monzón, Pablo Bonaccossa. El cuerpo técnico también es bien de acá, ya que Carlos Aducci es el entrenador y Gabriel Patat el preparador físico.

Componen la legión Lucas Viglaci, Jonatan Moyano, Joaquín Suhs, Sergio Gorosito, Javier Pérez y Mateo Ghessi, quienes son de Buenos Aires. "Además hay un venezolano, otro de El Salvador y uno de Hong Kong, que lo único que aprendió en castellano es un insulto. Somos como una gran comunidad", sostiene Blanco en diálogo con este medio.

Cristian cuenta que "vivimos casi todos los argentinos en una casa enorme que nos renta el club. Somos 14 y la pasamos bárbaro porque somos como una gran familia. Acá cada uno tiene bien marcado los roles. Una rutina a cumplir independientemente del ámbito deportivo. Mientras que el resto está radicado en Miami, que está a una hora y media de acá".

"Una parte del grupo se dedica a cocinar. Otra a lavar los platos, otros la ropa y así. Entre todos nos damos una mano. Tenemos en claro que estamos solos y debemos ayudarnos entre nosotros. Hay una linda convivencia", acota el arquero rosarino, quien hizo las inferiores en Newell's junto a Maximiliano Urruti y Fabián Muñoz, entre otros, y formó parte del plantel de Central Córdoba cuando ascendió a la B de la mano de Marcelo Vaquero.

Blanco tiene 27 años, se crió en barrio Azcuénaga y es la voz cantante del plantel durante esta entrevista a la distancia. "Mientras hablo con vos, escucho de fondo la música de Leo Mattioli, mientras otros juegan y discuten como chicos a la play station", remarca Cristian con cierta timidez y voz contenida para no reírse.

"Los rivales saben que somos bien argentinos. Tenemos la camiseta celeste y blanca porque define al cielo y arena que hay en esta parte del estado de Florida pese a que muchos pueden creer que es por nuestra bandera nacional. Cuando jugamos de visitantes caemos en varios vehículos a los estadios con mate en mano y con la cumbia al palo", remarca con precisión.

Y acota: "A la hora de los partidos nos comunicamos en nuestro idioma. Nos puteamos e insultamos en criollo, ja", acota con picardía. "Por ahí nos tocan árbitros americanos y ahí entre dos o tres que manejamos el idioma hablamos ante una falta o fallo", desliza.

El Naples milita en la liga regional del estado de Florida llamada National Premier Soccer League. Una especie de la tercera división del fútbol argentino y es semiprofesional. Para avanzar y dar el gran golpe hay que ir ganando los torneos de cada región. "Por ejemplo, si ganamos el nuestro avanzamos y nos vamos midiendo a otros condados", apunta Cristian.

"Esta es mi tercera temporada y ya nos aseguramos un lugar en las semifinales. La idea es meternos en la final porque contamos con un gran grupo y plantel. Se armó una linda banda. Con mayoría de rosarinos. Tenemos las mismas costumbres y sabemos que este torneo tiene que ser como una especie de trampolín. Queremos hacer historia en este club ante todo porque nos recibió con los brazos bien abiertos desde el primer momento que pisamos las instalaciones", remarca con enjundia Blanco.

"Las costumbres argentinas no se negocian. Hacemos asado seguido o vamos a la playa con la heladerita. Acá se consigue buena carne así que metemos brasas seguido. Si no es vacuna comemos pollo. Pero siempre intentamos encender el fuego", relata Cristian con pasión.

Según comenta el arquero y capitán rosarino, "la temporada regular de acá dura cuatro meses. Pero está la chance de ir ganando las regiones que jugás y eso hace que la actividad se prolongue. Y si no, muchos de nosotros termina sumándose en otras ligas de centroamérica para no estar parado y hacer unos pesos también. De hecho estuve en su momento un tiempito en Honduras y en República Dominicana".

"La idea es ir creciendo como jugador. Naples es un gran club que nos trata de maravillas y también quiere imponerse en el estado de Florida. Todos los que defendemos esta camiseta estamos para salir campeones acá y ver si luego está la chance de pegar el salto de calidad a una liga superior o directamente a la Mayor League Soccer, donde es muy profesional", apunta Blanco como mirando con ilusión el horizonte de los sueños.

El arquero rosarino es uno más del grupo argentino, que copó y le puso el sello bien nacional a la americana National Premier Soccer League.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario