Ovación

Córdoba se quedó sin copa

El charrúa fue superado claramente por Sportivo Las Parejas, que en su cancha gritó campeón.

Jueves 14 de Noviembre de 2019

Córdoba fue puras ganas y Sportivo Las Parejas, certero. Una definición tan simple como contundente para graficar la victoria que consiguió el lobo en su casa de Las Parejas por 2 a 0 para coronarse campeón de la Copa Santa Fe en su cuarta edición. ¿La última o habrá más? Todo dependerá del nuevo gobierno que asumirá a fin de año. Lo concreto es que el lobo se adjudicó el cheque de 1,5 millón de pesos y se quedó con toda la gloria para festejar ante cerca de cuatro mil almas.

Los pelotazos por sobre el juego. La intensidad ante las ideas. Así, a los ponchazos charrúas y el lobo intentaban dirimir sus diferencias en Las Parejas en la final en busca de la gloria. De fútbol poco y nada en el inicio, aunque las ganas de los de Tablada por imponer su historia sobresalían. Pero sólo con insinuaciones, sin poder de fuego.

El charrúa buscaba dar el golpe inicial. Iba, pero sus intentos ofensivos eran endebles y se desvanecían en la última línea parejense. Hasta que una contra, la primera del local, terminó con Guillermo Villalba (la gran figura) definiendo para el 1 a 0. Golpe duro a las intenciones de Central Córdoba y delirio para los hinchas de Sportivo que colmaron el coqueto estadio.

La cálida noche parejense pintaba para el lobo ante una luna plena que iluminaba con nitidez. Y quedó demostrado más aún cuando Lazo ejecutó fuerte un penal, pero fácil para que contuviera Rébora. Que festejó como era debido en un momento en que el conjunto de Tablada podía equilibrar el tanteador y animarse a dar pelea por el título.

Córdoba buscó desde el inicio del complemento, pero fue un calco a lo que sucedió en la primera mitad. Un pelotazo al cielo como toda la noche, Juan Manuel Casini dudó y eso fue terrible, porque Villalba le ganó la posición y definió por encima de Giroldi cuando intentó achicar los espacios: 2 a 0 y la ilusión charrúa se desvanecía. Golazo, delirio y desazón plena para un charrúa que comenzó a ver cómo se desvanecían sus esperanzas de dar el batacazo en terreno ajeno.

Partido liquidado. Córdoba jugó con desesperación y los de Leo Fernández (había ganado la copa en su segunda edición dirigiendo a Rosario Central) dejaban que los minutos se consumieran ante una ventaja que le dio total tranquilidad. Y así Sportivo se quedó con los festejos y el trofeo.

El charrúa intentó, pero nada pudo hacer ante la superioridad que mostró el lobo de Las Parejas para quedarse con la victoria. Digno y justo campeón.

Las postales

Con la ñata contra el alambrado. El Trinche Tomás Felipe Carlovich, una gloria de los charrúas y del fútbol rosarino, no se quiso perder la final de su querido Central Córdoba. Pero no pudo festejar.

Todos juntos, en sana convivencia. Los jugadores de Sportivo Las Parejas y el Matador de Tablada posaron juntos antes de comenzar el partido. Una buena señal contra la violencia.

Con la presencia del gobernador. Miguel Lifschitz, titular de la Casa Gris, estuvo en el campo de juego del estadio 4 de Septiembre. La cuarta edición de la Copa Santa Fe llegó a su fin.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS