Ovación

Con un gol de cabeza de Messi, Barça es rey de Europa y completó el triplete

Barcelona le ganaba 1-0 la final de la Liga de Campeones de Europa a Manchester United, hasta que apareció Lionel Messi y terminó por asegurar el campeonato para el equipo español. La estrella argentina se elevó en el área para clavar el cabezazo que marcó el 2-0 y la triple consagración del Barça, luego del título de Liga y la Copa del Rey.

Miércoles 27 de Mayo de 2009

Barcelona le ganaba 1-0 la final de la Liga de Campeones de Europa a Manchester United, hasta que apareció Lionel Messi y terminó por asegurar el campeonato para el equipo español. La estrella argentina se elevó en el área para clavar el cabezazo que marcó el 2-0 y la triple consagración del Barça, luego del título de Liga y la Copa del Rey.

Luego de un arranque parejo en el Olímpico de Roma, el conjunto que dirige Josep Guardiola inclinó la balanza y justificó la victoria transitoria con volumen de juego y anulando a los principales generadores de fútbol de los Diablos Rojos.

A estadio lleno, la final comenzó a las 15.45 hora argentina. El primero en atacar fue Manchester, pero una vez que el Barça tomó contacto con la pelota estableció diferencias para colocarse rápidamente en ventaja.

A los 10 minuos, el desequilibrante volante Andrés Iniesta encaró por el medio luego de una pared con Lionel Messi, eludió a Carrick, y antes de tomarse con la zaga central, la jugó en profundidad para Samuel Eto'o, quien metió una gambeta y luego la punteó para birlar la resistencia del arquero Van Der Sar.

Luego de ese gol, el conjunto catalán dominó claramente el desarrollo de la primera parte y se fue al descanso con la ventaja justidicada. En el complemento, Carlos Tevez ingresó en el equipo inglés, pero no pudo torcer la historia.

Barcelona era claro dominador, ante un Manchester que nunca pudo imponer su volumen de juego. El conjunto de Guardiola iba una y otra vez contra la valla del Manchester, hasta que a los 24' Xavi metió el centro pasado, que parecía demasiado para La Pulga. Pero Messi se elevó y cambió la trayectoria, dejando parado y sin reacción a Van Der Sar.

De allí en más, todo fue del Barça, que levantó tres copas en menos de un mes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS