Ovación

Clásico rosarino con la obsesión de atacar

Newell's y Central irán por la victoria de arranque en el clásico rosarino. Se espera un trámite palo y palo. Vecchio y Pérez, la cuota de claridad.

Domingo 22 de Agosto de 2021

La frase de Julio Cortázar, en el libro “Rayuela”, también se ajusta al choque clásico que reeditarán esta tarde Newell’s y Central en el Coloso. Es que los equipos rosarinos hasta acá transitaron con virtudes y defectos sus respectivas realidades futbolísticas, pero siempre mirándose de reojo y sabiendo que tenían una cita trascendental en esta fecha siete de la Liga Profesional que se juega hoy. El gran día del derby ya llegó, la previa caliente le dará paso a un partido que promete emociones al por mayor. Las palabras, los pronósticos, las arengas y los planteos tácticos del vestuario desembocarán en los 90 minutos fascinantes que entrega uno de los clásicos top del mundo: el rosarino. A jugar, a rodar la vida, a ganar o perder. Pero que sea con fútbol, corazón, talento y gritos de gol. Y con una premisa fundamental, que tanto dentro como fuera de la cancha, sea en paz.

  Desde lo estrictamente futbolístico se trata de un partido tácticamente riquísimo, en cuanto a lo que pueden proponer uno y otro equipo. En este sentido estarán frente a frente dos entrenadores que llevan en la sangre el ADN protagónico del fútbol rosarino, que saldrán a jugar a todo o nada, que buscarán que sus equipos tengan las riendas del partido desde el pitazo inicial, que no tienen en su diccionario la palabra especular y que saben que lo mejor que hacen sus formaciones es atacar el arco de enfrente más que defender el propio.

  Por eso, si bien no será una inmolación sin tomar recaudos defensivos, tanto Gamboa como el Kily González intentarán prepotear al oponente a partir del manejo de la pelota y la presión constante. Habrá una disputa para ver quién está más tiempo en el centro del escenario y desde allí dirigir y manejar la obra.

  Y para eso hay futbolistas que tendrán un rol clave y decisivo para escribir la historia del derby. Por el lado de Newell’s, el probable retorno de Pablo Pérez a la titularidad será fundamental. Es un futbolista que si se dedica a jugar como sabe hacer muy bien puede manejar los tiempos del equipo rojinegro desde la tenencia y la distribución en la zona de gestación. Y aquí también deberá aparecer el talentoso Nicolás Castro para convertirse en el conductor y lanzador en tres cuartos, rompiendo filas y abasteciendo en calidad y cantidad a Nacho Scocco y al Churry Cristaldo. Si funciona este circuito ofensivo la lepra podrá lastimar y preocupar al canalla. En tanto, Maxi Comba sería la gran apuesta de Gamboa para gravitar con la picardía de su gambeta.

  En la vereda de enfrente, Central también tiene material para dominar el balón y desde allí poner en aprietos a Newell’s. Emiliano Vecchio es el titiritero del equipo del Kily y si el diez encuentra los espacios y recibe con la cancha de frente puede ser una pesadilla para el local. Para eso, Vecchio deberá contar con la inspiración de sus acompañantes, como Zabala y el Pupi Ferreyra, además de las asociaciones con el movedizo Lucas Gamba. De esta manera, Marco Ruben podrá desenfundar su mejor repertorio, la letalidad en zona de gatillo, que encima en los clásicos se recarga.

  Los dos también cuentan con la proyección de los laterales como recurso de sorpresa. Y la pelota quieta es otra herramienta que puede marcar una grieta en el mapa del encuentro.

  Ambas zagas centrales, por el ir a buscar de sus equipos, pueden jugar mano a mano y lejos de sus arcos. Por lo que tanto Lema con Mansilla, como Almada con Avila, si pierden la concentración un segundo podría equivaler a sacar del medio.

  Un capítulo aparte es el árbitro Andrés Merlos y lo que exteriorizaron los máximos referentes canallas sobre el rechazo a que haya sido designado, más allá del “consenso” entre ambas dirigencias para que este referí imparta justicia en el derby. Claro que estará en el ojo de la tormenta y deberá estar muy fino y certero en cada uno de sus fallos.

  Newell’s necesita volver a ganar un clásico de local, algo que no logra desde 2008. Y Central cortar la sequía de seis derrotas en fila, incluida la eliminación reciente de la Copa Sudamericana.

  Más allá de todo, si el juez pasa desapercibido y los equipos se dedican a jugar al máximo de su potencial podría ser un clásico vibrante desde lo emocional y lo futbolístico. También puede pasar lo contrario. Es fútbol y por suerte cada partido es una historia aparte. Nada está definido de antemano. Para triunfar hay que animarse a jugar, transpirar y soñar. Leprosos y canallas pueden hacerlo. Bienvenidos otra vez al gran espectáculo del clásico rosarino. La máxima fiesta pagana de la ciudad.

Formaciones

Newell's Old Boys: Alan Aguerre; Gabriel Compagnucci, Cristian Lema, Facundo Mansilla y Franco Negri; Pablo Pérez, Jerónimo Cacciabue o Juan Sforza y Nicolás Castro; Maximiliano Comba, Ignacio Scocco y Jonatan Cristaldo.

DT: Fernando Gamboa (4-3-3).

Rosario Centra l: Jorge Broun; Damián Martínez, Facundo Almada, Gastón Ávila y Lautaro Blanco; Diego Zabala, Emmanuel Ojeda, Emiliano Vecchio y Luciano Ferreyra; Lucas Gamba o Milton Caraglio y Marco Ruben.

DT: Cristian González (4-4-2).

Árbitro: Andrés Merlos.

Estadio: Coloso Marcelo Bielsa.

Hora de inicio: 15.45.

TV: TNT Sports y Fox Sports Premium.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario