Opinión

Terror Picante

Inseguridad. El uso de novedosos elementos para la protección personal o el combate del delito merecen algunas consideraciones.

Martes 02 de Abril de 2019

El tema de la inseguridad suele figurar en las encuestas entre las primeras preocupaciones de los rosarinos. En tal sentido, se pronostican fuertes discusiones en el Concejo Municipal respecto a la utilización de pistolas Taser por parte de algunas fuerzas de seguridad. Son armas de electroshock basadas en una descarga eléctrica temporal de alto voltaje y baja corriente que intentan anular los mecanismos de activación muscular del cuerpo humano.

En plena campaña electoral, un diputado provincial y candidato a concejal sorprendió a propios y extraños con una iniciativa singular: repartió rociadores de gas pimienta a mujeres para su protección frente a hechos de violencia e inseguridad. El mismo candidato indicó que: "Junto al spray se acompañó un instructivo para su uso y consejos útiles".

Se considera que el spray de gas pimienta es muy eficaz como arma defensiva porque una persona agredida con el mismo puede sufrir una ceguera temporaria que dura entre 15 y 30 minutos, una sensación de piel quemada que puede permanecer hasta una hora en el cuerpo atacado y severas dificultades para respirar o hablar por un período entre 3 y 15 minutos. Parece un arma fenomenal, pero no se puede comparar con lo que utiliza el ejército de la India.

El 1º de diciembre de 2008, la ciudad india de Mumbai fue sacudida por un ataque sincronizado de terroristas islámicos con un saldo superior a los 170 muertos y decenas de heridos. Mumbai fue elegida por ser el centro financiero de la India y los ataques incluyeron desde hoteles de lujo (Hotel Taj Mahal) hasta instituciones religiosas judías. El ejército indio, como resultado del impacto del suceso terrorista, tomó la decisión de recurrir a estrategias más sofisticadas para prevenir o combatir posibles futuros atentados.

Una de tales estrategias fue la utilización de las semillas de un pimiento denominado bhut jolokia, uno de los más picantes del mundo vegetal, como material para ser incorporado en granadas que al ser arrojadas en lugares cerrados producen en los terroristas una sensación de ardor y picor tan intensa que los obliga a abandonar el escondite.

Para medir cuan picante es una sustancia se utiliza la escala Scoville. La misma fue desarrollada por el científico inglés Wilbur Scoville en 1912 utilizando un panel de degustadores quienes clasificaron la sensación de picor de diferentes pimientos. Posteriormente se encontró que la sensación de calor se debía a una sustancia química denominada capsaicina. A mayor concentración de la misma, mayor es la intensidad de la sensación. Actualmente, la escala Scoville varía desde 0 cuando no hay capsaicina en el producto hasta 15.000.000 de unidades Scoville para cristales puros de tal sustancia.

El pimiento utilizado por el ejército indio tiene 1.041.427 unidades en la escala Scoville. El doble que el pimiento mexicano más intenso (red savina habanero), 200 veces más que el tabasco normal. El jalapeño, uno de los elementos fundamentales de la cocina mexicana, no supera las 10.000 unidades en la escala Scoville.

A la fecha del atentado en Mumbai, el pimiento bhut jolokia era considerado el más picante, pero recientes estudios lo desplazaron al tercer lugar en el ranking. El puesto número 2 lo ocupa el escorpión Trinidad Moruga, originario de Trinidad y Tobago, con un valor promedio superior a 1.200.000 unidades Scoville, aunque se identificaron plantas individuales con valores superiores a las dos millones de unidades. El primer lugar en el ranking, certificado por la organización mundial Guinness, lo detenta el pimiento denominado Carolina Reaper, una planta de la especie Capsicum chinense. La Universidad Wintrhop en Estados Unidos determinó para el citado pimiento un valor promedio de 1.641.183 unidades en la escala Scoville. Lamentablemente, la ausencia de regulaciones apropiadas no permite establecer con certeza el nivel de picor de los rociadores de uso comercial vigente en diversos lugares del planeta.

El responsable del Departamento de Ciencias Biológicas del Ministerio de Defensa de India afirma que una granada cargada con bhut jolokia: "Es un arma extremadamente efectiva y no tóxica porque el olor tan intenso obliga a los terroristas a salir de su escondite". Si bien no la aclaró de manera explícita, se sabe que además del tremendo olor, los expuestos a la explosión de la granada permanecen durante horas con una sensación de ceguera total y severas dificultades respiratorias.

Los líderes de las organizaciones terroristas islámicas suelen prometerle a quienes cometen atentados suicidas el inmenso placer provisto por 72 vírgenes al momento de la llegada al Paraíso tras inmolarse en un acto terrorista. Por supuesto que, si los mismos llegan rociados con efluvios de bhut jolokia, van a tener que bañarse con suma intensidad y durante largo tiempo antes de pretender recibir los favores de las doncellas.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});