La Región

Engañan y estafan a dos ancianos en Melincué con secuestros virtuales

Las maniobras delictivas en los últimos sucesos, como siempre suele ocurrir, pasaron con llamadas a familiares de víctimas a la madrugada

Lunes 16 de Julio de 2018

Después de que en los últimos días una seguidilla de intentos de secuestros virtuales en Firmat y la zona fueran advertidos por las víctimas, quienes reaccionaron ante el engaño y no cayeron en las trampas, este fin de semana se sumaron dos casos que sí se concretaron en la localidad de Melincué.

Cabe acotar que a tres casos de intento registrados en Firmat se sumó en las últimas horas otro en la localidad de Alcorta, distante a unos 55 kilómetros, que ya están siendo investigados por la Justicia, aunque aún no surgieron novedades. Todo ello generó intranquilidad a los vecinos de toda la zona.

Pero lo que provocó aún más alarma para evitar este tipo de modalidad delictiva que los casos de secuestro virtuales ocurridos en Firmat y Alcorta fueron dos episodios similares que sucedieron en la localidad de Melincué y que tuvieron como víctimas dos personas de avanzada edad que fueron vilmente engañados y estafados al entregar una importante suma de dinero exigida por delincuentes que les hicieron creer que tenía privado de su libertar a sus hijos.

Los casos de engaño

El primero de los casos tuvo como destinaria a una mujer de 88 años que mientras se encontraba con la empleada doméstica en su casa recibió anteayer un llamado telefónico donde le comunicaron que tenían secuestrado a su hijo, que vive en Buenos Aireas , exigiéndolo dinero para su rescate.

Ante tal situación juntó alrededor de tres mil dólares y 20 mil pesos que introdujo dentro de una bolsa negra que arrojó a la calle sin poder observar quién la recogió.

La misma experiencia vivió un hombre de 79 años en esta localidad del sur santafesino que ayer a las dos de la madrugada denunció haber recibido en su domicilio una comunicación donde fue advertido de que habían secuestrado a su hija, radicada en Rosario.

El anciano no tardó en responder la exigencia y colocó, también dentro una bolsa que tiró en la vía pública, 3.800 dólares y 12 mil pesos que tenía en su poder y fueron apropiados por malhechores que tampoco logró identificar.

Ambos hechos fueron denunciados y están siendo investigados por el Ministerio Publico de la Acusación de Venado Tuerto con la colaboración de la Policía de Investigaciones (PDI).

Preocupación

La preocupante situación movilizó a las autoridades políticas y policiales para prevenir a la población no ser engañada por delincuentes que a través de un llamado telefónico, casi siempre en horas de la madrugada, aducen que tienen secuestrado a un familiar y piden dinero para su rescate.

Es cierto que la inescrupulosa puesta en escena ya permitió a varios embusteros lograr su objetivo delictual en distintas puntos del país, pero lo más probable es que su plan termine siendo abortado si la persona que atiende actúa con cautela y no termina siendo presa del pánico y la desesperación.

"Es la primera vez que hay denuncias por este tipo de hechos sobre los que ya habíamos advertido a la comunidad en base a antecedentes registrados mayormente en otros localidades santafesinas", explicó a LaCapital el Coordinar de Seguridad Comunitaria de Firmat, José Pellegrini.

En esa misma línea el funcionario comento que "a causa de lo sucedido se está llevando adelante una campaña de difusión sobre recomendaciones tendientes a evitar futuros delitos".

Los episodios ocurridos durante la madruga hace unos días en Firmat y denunciados al sistema de Emergencia 911 y en comisarías locales tuvieron como destino tres familias que intentaron ser engañadas para caer en la trampa de pagar dinero para liberar a un ser querido de un secuestro que no existió.

Los aún ignorados autores de los hechos llamaron de madrugada simulando que tenían secuestrado a los hijos de las personas con las que se comunicaron para pedirle fundamentalmente el pago de un rescate que no obtuvieron.

Tras las denuncias recibidas "personal policial constató que los secuestros no existieron al trasladarse a los domicilios de las presuntas víctimas que afortunadamente no fueron tales y estaban en perfectas condiciones", detallo Pellegrini.

Indicó que esa suerte de "táctica delictiva" suele ser más frecuente los fines de semana cuando adolescentes y jóvenes salen de noche y se ausentan de sus hogares por varias horas, lo que es aprovechado por delincuentes que "quieren obtener dinero de una persona al hacerle creer, mediante una llamada telefónica, que tiene privado de su libertar a alguien de su entorno familiar y le pide rescate".

El funcionario destacó la importancia de informar para que "la gente sepa qué tipo de modalidades delictivas se están utilizando en Firmat y saber cómo actuar". Asimismo resaltó que "las llamadas ocurren generalmente a la madrugada y se recomienda a quien atiende que corte inmediatamente y se comunique con el 911 además de intentar ponerse en contacto con el ser querido (que supuestamente secuestraron) para verificar que esté bien".

La denuncia siempre es vital aun cuando se haya evitado el engaño ya que posibilita investigar y prevenir que avance esta modalidad delictiva, para la cual también se sugiere como forma de desalentarla no dar nombres ni aportar información sobre el grupo familiar ya que generalmente los delincuentes aseguran tener capturado a un familiar sin precisar la identidad.

El caso de Alcorta

Un matrimonio de ancianos de Alcorta logró no ser estafado tras recibir el llamado telefónico de un delincuente que le exigía una suma de dinero en dólares para liberar a un joven familiar que decía tener secuestrado.

Trascendió que la mujer que atendió constató que era un ardid para sacarle plata tras comunicarse con familiares que le dijeron que la supuesta víctima estaba bien.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});