Pandemia

Una beba de 8 meses está grave tras ingerir dióxido de cloro "por un accidente doméstico"

La pequeña está con respirador en el Hospital de Niños Zona Norte de Rosario. Aseguran que no se trató de un tratamiento casero para el coronavirus

Martes 25 de Mayo de 2021

Una beba de ocho meses se encuentra internada con asistencia mecánica respiratoria desde el domingo en la terapia intensiva del Hospital de Niños Zona Norte tras haber ingerido dióxido de cloro producto de un "accidente doméstico", de acuerdo al testimonio de la madre. Desde el efector precisaron que la pequeña fue intubada y se encuentra "grave". No obstante, dijeron que la familia dijo que la ingesta "no fue" para prevenir el coronavirus sino que se trató de "un error de la madre, que estaba sin olfato", justamente tras infectarse de covid-19.

Fuentes del Zona Norte consignaron a La Capital que la criatura ingresó el domingo por la noche tras ser derivada del Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria. Allí había llegado llevada por familiares ante un cuadro de vómitos y dificultad respiratoria grave, producto de haber ingerido dióxido de cloro "por error".

"La mamá de la beba había tenido Covid, estaba sin olfato y le quiere preparar la mamadera con el agua que había en una botella. Sin embargo, como no tenía olfato, no se dio cuenta que se trataba del dióxido de cloro que la abuela de la beba había llevado para limpiar las cañerías", relató una fuente del centro de salud.

En ese sentido, agregaron que "la beba tomó dos o tres sorbos y empezó a manifestar vómitos y dificultad para respirar grave", razón por la que fue trasladada de inmediato al Eva Perón. Sin embargo, ante la gravedad del cuadro tuvo que ser derivada de urgencia al Hospital de Niños Zona Norte, donde ingresó a la Unidad Terapia Intensiva.

Leer más: Investigan la muerte de nene de 5 años que ingirió dióxido de cloro

Allí mismo tuvo que ser intubada para recibir asistencia mecánica respiratoria. Otras fuentes consultada por este medio deslizaron que la beba está "muy grave", puesto que tiene comprometido el esófago y estómago. No obstante, desde el Zona Norte insistieron en aclarar que la ingesta "no tiene relación con el Covid que cursaba la madre, fue ingesta accidental y no hubo intencionalidad".

"La madre comete el error porque estaba sin olfato", subrayaron. La aclaración por parte del nosocomio infantil viene a colación ante los antecedentes de público conocimiento sobre la ingesta de dióxido de cloro como posible medicación alternativa para curar el coronavirus y que generó varias marchas hacia el Monumento a la Bandera en la ciudad de Rosario. A eso hay que sumarle a los integrantes del grupo autodenominado Médicos por la Verdad, quienes se pronunciaron en contra de la pandemia y rechazan las medidas preventivas de higiene y distanciamiento social.

¿Qué es el dióxido de Cloro?

El dióxido de cloro es una solución compuesta por 28% de clorito de sodio en agua destilada, la cual se utiliza para blanquear y descontaminar superficies industriales. Tiene usos similares al cloro, por lo que no se recomienda su ingesta.

El polémico compuesto químico es comercializado desde hace años como una especie de remedio milagroso para diversas enfermedades que van desde la malaria, al asma o el cáncer. Sin embargo, no existe ninguna prueba concluyente de que en verdad funcione.

Leer más: Efecto Canosa: un hombre murió por tomar dióxido de cloro

Las advertencias de instituciones asociadas a la salud contra esta droga son varias. Una de las últimas fue emitida por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, en inglés) el pasado 8 de abril. Allí, aseguraron que no hay "ninguna evidencia científica que apoye su seguridad o eficacia, y presenta riesgos considerables a la salud de los pacientes".

De hecho, el dióxido de cloro podría agravar los efectos del coronavirus en el organismo. "La FDA ha recibido reportes de personas que experimentaron eventos adversos graves después de tomar un producto de dióxido de cloro incluyendo insuficiencia respiratoria, insuficiencia hepática aguda, ritmos cardíacos anormales y posiblemente mortales", advirtieron desde el organismo.

En esa línea, la investigadora y máster en biomedicina por la Universidad de Cambridge, Damaris Intriago, señaló que el compuesto "se usa para desinfectar piscinas, limpiar pisos; al entrar al organismo destruye los glóbulos rojos y provoca problemas respiratorios, renales y cardiovasculares”. La destrucción rápida de glóbulos rojos obliga a realizar transfusiones para recuperar a los afectados.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario