La Ciudad

Nace un espacio para visibilizar los lazos afrodescendientes que fueron ignorados

Se trata del Centro de Integración para Personas Migrantes, Refugiadas y Afrodescendientes en Mitre 1436

Miércoles 30 de Junio de 2021

“Queremos fomentar los principios de solidaridad que tiene nuestra Nación”. Quien habla es la secretaria de Derechos Humanos y Diversidad de Santa Fe, Lucila Puyol, quien formó parte de la inauguración del Centro de Integración para Personas Migrantes, Refugiadas y Afrodescendientes en Rosario y la región. Un espacio de encuentro, asesoramiento y fraternidad que viene a reconocer, resignificar y visibilizar a aquellas personas que fueron “calladas” por la historia de nuestro país por razones raciales y xenófobas. Hoy comenzaron a tejerse otros lazos.

El proyecto fue presentado por el secretario general de Derechos Humanos durante el año pasado y desde hace tres meses comenzó a forjarse la idea que hoy logra materializarse en el primer piso de una renovada casa en Mitre 1434. En ese lugar se brindará atención, asesoramiento y todo tipo de inquietudes que aquellas personas migrantes, refugiados y afrodescendientes.

“Desde la Secretaría queremos fomentar lo que son los principios de derechos humanos que tiene nuestra Nación, que son la solidaridad y puertas abiertas a todos nuestros hermanos y hermanas latinoamericanos y del mundo para formar una familia y vivir en paz, que es lo que Argentina ofrece”, comenta a La Capital la secretaria de Derechos Humanos y Diversidad de Santa Fe, Lucila Puyol.

“Nos pareció importantísimo inaugurar este espacio porque en la provincia teníamos un hueco a la hora de abordar estas instancias. Por eso creamos el área de Diversidad Cultural para trabajar y contener a migrantes, refugiados y afrodescendientes de distintas comunidades”, destaca.

A partir de eso nace el trabajo en conjunto como parte de la iniciativa de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y la Dirección Nacional de Migraciones y de la que forman parte la Dirección de Etnias; la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia, con el aporte muy importante de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

En ese sentido, Puyol apunta que “Rosario tiene mucha afluencia de afrodescendientes y migrantes”, sobre todo por la oferta educativa de nivel que hay en la Universidad Nacional de Rosario (UNR) como una bandera de la educación pública. “Muchos vienen a estudiar y después quedan con los permisos desactualizados, cuyos trámites son costosos y necesitan de un asesoramiento correspondiente”, señala, para agregar que el centro va a funcionar de lunes a jueves junto con personal de la Secretaría Migraciones, la OIM y Acnur.

Hasta el año pasado se estimaba que en Rosario había entre 500 y 800 casos de personas que realizaban trámites en Migraciones, sin contar las delegaciones del centro - norte provincial. Por eso esta nueva herramienta surge para actualizar y formalizar vínculos. En tanto, ya existen alrededor de 20 mil personas migrantes en condiciones de votar en las próximas elecciones de medio término, es decir que están documentadas.

Una construcción colectiva

Desde el Bloque Antirracista Rosario, Noel Vallejos (afrodescendiente), Araceli Vildoza y Alex Da Silva valoran la construcción de un espacio fundamental para comenzar a reconstruir huellas del pasado que aún persisten en el presente. “Esto es el fruto del trabajo, el diálogo y las inquietudes que llevamos con nuestras agrupaciones y asociaciones civiles y la Dirección de Etnias, Migrantes y Refugiados que conduce Carlos Alvarez”, destacan.

En eso apunta que con el Centro de Integración aquellas personas empiezan a ser tenidos en cuenta por el orden público. “Entendemos que son necesarios para poder generar espacios de diálogo en todo lo que es la intercultura era necesario”, afirman.

En ese sentido ponderan la “construcción colectiva” que se formó en estos últimos tiempos pese a la pandemia y que es algo que se venía trabajando desde distintas agrupaciones presentes en este espacio. “Es una conjunción de cuestiones que surgen de la Dirección de Etnias, Migrantes y Refugiados y de la Secretaría de Derechos Humanos y Diversidad”, subrayan.

Datos

Los colectivos y asociaciones civiles estiman que en el país hay más de 1,5 millón de personas afrodescendientes conforme al último censo realizado hace once años, que conlleva a la problemática histórica de este país, Uruguay y Brasil entre otros.

“Estos espacios son necesarios para poder comenzar a generar políticas públicas y censos que promuevan la igualdad y que podamos formar parte de esos espacios, donde puedan preguntarse y reconocerse afroargentinos y afroargentinas, que a veces no lo sabemos porque estuvimos invisibilizados en la historia”, remarcaron.

Desde 2013, a partir de la promulgación de la Ley Nacional Nº 26.852, se reconoce al 8 de noviembre como el “Día Nacional de los afroargentinos y afroargentinas y de la cultura afro”, en memoria de María Remedios del Valle, una heroína negra no reconocida por nuestra nación, a quien el general Manuel Belgrano le confirió el grado de Capitana por su arrojo y valor en el campo de batalla.

El Centro de Integración de Mitre al 1400 fue remodelado y acondicionado con el trabajo conjunto de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia y la Dirección Nacional de Migraciones, con el aporte muy importante de la OIM (Organización Internacional para las Migraciones) y Acnur (Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados).

En el acto de inauguración estuvieron presentes el secretario de DDHH de Nación, Horacio Pietragalla Corti; la subsecretaria de Promoción de DDHH, Natalia Barreiro; y el director nacional de Equidad Étnico Racial, Personas Migrantes y Refugiados, Carlos Alvarez Nazareno.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario