La ciudad

Investigan la presunta venta de un bebé nacido en el Provincial

Un caso rodeado de hermetismo. La mamá dijo que había muerto, pero luego se arrepintió y logró recuperarlo. Otra mujer involucrada.

Jueves 22 de Febrero de 2018

Aunque el caso está rodeado de hermetismo, ayer tomó estado público la presunta venta de un bebé que el sábado pasado nació en el Hospital Provincial y cuya joven madre logró recuperar después de una decisiva intervención de su pareja, padre de la criatura, y la actuación de la policía. La oscura trama, que habría tenido como otra protagonista a una "mujer rubia", acompañante de la mamá en varios controles prenatales, quedó bajo la investigación del Juzgado federal Nº 3, que no suministró información. Hasta ayer la subsecretaria provincial de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia, Andrea Travaini, tampoco había sido notificada y mientras procuraba obtener alguna mínima claridad sobre el episodio se preguntó "quién había decidido" qué hacer con el recién nacido y prometió "evaluar" cómo intervenir ante el hecho apenas la Justicia federal le respondiera.

Según fuentes del Ministerio de Seguridad provincial, el martes a la noche una pareja llegó a la comisaría 1ª para denunciar la desaparición de su hijito a pocas horas de nacido. El relato desgranó un episodio muy confuso.

Aparentemente, la chica, de 23 años, había ido a parir sola, ya que el padre del bebé estaba trabajando. Cuando el muchacho pudo comunicarse con ella, la respuesta que recibió vía mensajes de texto fue que la criatura había nacido muerta.

En las horas siguientes, el joven intentó contactarse de nuevo varias veces con su pareja, hasta que al final la chica le dijo que estaba en el bar de Vera Mujica y Santa Fe. Allí finalmente se encontraron.

Pero al llegar el muchacho vio a su novia muy conmocionada y llorando desconsoladamente. El relato de los hechos que le hizo no le cerró y entonces revisó la cartera de la chica, donde halló diez mil pesos cuya procedencia ella no pudo explicar.

Así fue como ambos terminaron en la seccional, con intervención en primera instancia del fiscal de flagrancia en turno, José Luis Caterina.

El primer indicio fuerte de cómo pudieron suceder las cosas lo proveyeron las imágenes captadas por las cámaras del Hospital Provincial, que mostraron a la chica con el bebé abandonando el lugar junto a una mujer rubia. La misma que, contado por la joven, había conocido allí y la había acompañado varias veces a controles prenatales.

Robo

También dijo que al salir del hospital esa mujer había aparecido junto a un hombre, quien en un descuido le había arrebatado al bebé y partido con él en un utilitario gris.

Fuentes de la cartera de Salud explicaron al respecto que todo eso habría ocurrido puertas afuera del hospital y, deslindando responsabilidades, recordaron que nadie en los controles prenatales pregunta a las futuras madres por la identidad de sus acompañantes.

Con todo, los mensajes de WhatsApp con la mujer habían quedado registrados en el teléfono de la mamá del bebé y esas comunicaciones desmintieron su narración, por lo que en primera instancia quedó demorada en forma preventiva.

Con la intervención de la División de Trata de Personas de la Policía de Investigaciones (PDI), que esa misma madrugada estableció —gracias al celular— que la mujer podría residir en la cercana localidad de Soldini, luego la pesquisa pasó a la Justicia federal por la firme presunción de que se estaba frente a un caso de trata de personas.

Desde esa jurisdicción se decidió "no adoptar medidas procesales" contra la joven madre, a quien sólo se tomó declaración testimonial y se le secuestraron los 10 mil pesos que tenía en su poder. Luego, la chica pudo retirarse de la dependencia policial.

Pero ayer por la mañana, siempre según fuentes del Ministerio de Seguridad, la chica se presentó nuevamente y dijo que se había comunicado con la mujer que tenía a su bebé. Al contarle que la policía disponía de sus datos y que ella misma había quedado detenida unas horas en la seccional, la mujer optó por "reintegrarle" a su bebé "en perfecto estado de salud".

Al frente del confuso episodio, donde Niñez reclamaba información sin gran éxito para intervenir, resguardar a la criatura y eventualmente trazar una estrategia de "acompañamiento" para la madre, quedó el Juzgado federal Nº 3.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario