La Ciudad

"En Rosario no se puede ir a cualquier velocidad y no recibir sanciones"

El intendente Javkin respondió ante la falta del sistema de fotomultas y prometió llamar a licitación para reinstalarlo. Además dijo que siguen vigentes los controles móviles.

Sábado 07 de Noviembre de 2020

El intendente Pablo Javkin advirtió hoy que "nadie vaya a creer que en Rosario se puede ir a cualquier velocidad y no recibir sanciones". Se trató de una respuesta motivada por el informe que publicó La Capital en el que se indica que la ciudad se quedó sin fotomultas en las esquina semaforizadas.

Javkin anunció además que se van remitir los pliegos para contar con el servicio "como se debe". Es que con la puesta en marcha del nuevo sistema de mantenimiento de semáforos en enero de este año, que está a cargo de dos empresas, Rosario se quedó sin el sistema de control de exceso de velocidad o cruce en rojo.

La concesión con la firma Kapsch terminó en diciembre del año pasado y, tras un proceso licitatorio previo, la actual administración a cargo de Pablo Javkin decidió adjudicar el mantenimiento de las señales luminosas a dos empresas: Mantelectric, que sigue operando en la ciudad, y Autotrol, que se hizo cargo de la segunda zona.

Dentro del pliego, los radares no estaban incluidos, lo que dejó a un costado los procesos previos en donde Kapsch estuvo a cargo de 15 puntos fijos y otros cuatro de medición simulada que sirvieron para sancionar a quienes cruzaban los semáforos en rojo o circulaban a velocidades por encima de lo permitido.

Javkin justificó que las actuales operadoras de semáforos no presten además el sistema de fotomultas porque, "a veces se produce alguna intención de presionar al municipio para que, en función de alguna urgencia, se haga contratación directa, que no hemos hecho".

Y, de inmediato, aclaró que se está trabajando con la "Agencia Nacional de Seguridad Vial porque este tema también afecta a la avenida de Circunvalación y los ingresos" a la ciudad. "Además. vamos a remitir los pliegos para tener el servicio como se debe", añadió.

El intendente, remarcó que "mientras tanto, van a continuar realizándose los controles móviles operativos", y remató: "Que nadie crea que se puede ir a cualquier velocidad sin ser sancionado".

Hasta el año pasado, las fotomultas estuvieron a cargo de la firma Telvent. El mecanismo de control se impuso para prevenir siniestros y se alternaban los artefactos que tomaban la imagen y luego permitían imprimir la multa para sancionar a los infractores. También se confeccionaba una estadística para analizar las esquinas más vulnerables.

Lo recaudado por las fotomultas iba al Fondo Compensador del Transporte hoy tan requerido de recursos en plena crisis del sector. De todos modos, estos montos por infracciones de cruces en rojo nunca representaron un porcentaje con fuerte incidencia.

Lo cierto es que la tecnología de Kapsch aparecía como la única alternativa para darle continuidad a este sistema de medición de tránsito y se optó por dejar afuera este plus dentro de la actual licitación para el mantenimiento de los semáforos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS