La ciudad

El gobierno nacional dice que Rosario deberá resignar la tarjeta Movi

Será reemplazada por la Sube para el transporte urbano en el segundo trimestre del año porque el plástico local no puede homologarse. Fein aclaró que no quiere discutir nombres sino beneficios para el ciudadano.

Viernes 26 de Enero de 2018

El gobierno nacional apunta a reemplazar la tarjeta del transporte urbano Movi por la Sube en Rosario durante el segundo trimestre del año. Referentes de Cambiemos consideraron ayer finalmente que el plástico local no puede homologarse con el nacional, después de un año y medio de espera. Así lo confirmó ayer el diputado provincial, Federico Angelini, quien señaló que el tema será central en la reunión que sostendrán el martes próximo la intendenta Mónica Fein con el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, en Buenos Aires.

De todos modos, el legislador provincial aseguró que la decisión depende del municipio y que podría ponerse en funcionamiento "pronto", porque "están los recursos y la infraestructura necesaria" para el despliegue territorial del sistema.

Disputa

La polémica entre el socialismo y PRO por los subsidios al transporte urbano de pasajeros y la homologación de la Movi con la tarjeta Sube se agudizó en los últimos días después de un largo año y medio en el que ambas partes habían cuidado las formas e incluso se establecieron pautas de trabajo conjuntas.

Incluso respecto al corredor Metrobus, primó el nombre establecido a nivel nacional por ser el Estado federal el aportante de los fondos, en lugar de Movibus, como quería imponer la Municipalidad.

A tal punto creció ayer la discusión por las redes que el tema de la tarjeta Sube se convirtió en trending topic durante en las redes sociales.

Después de la reunión que sostuvo con el ministro de Transporte nacional y funcionarios de esa cartera a mediados de esta semana, Angelini explicó el proceso de convivencia de ambas tarjetas podría superar los 120 días como ocurrió en otros distritos del país, ya que la Movi incluye otros servicios como la posibilidad de cancelar el pago del estacionamiento medido, taxis y bicicletas públicas. Este último servicio sería el más complejo de instaurar dado que tiene al tiempo como variable adicional.

El legislador aclaró que, además de los beneficios directos que reciben los usuarios de la Sube y la incorporación de otros grupos de personas a los descuentos de hasta un 55 por ciento del pasaje —como quienes perciben la asignación universal por hijo y las empleadas domésticas— también se mantendrían las ventajas otorgadas por ordenanza en Rosario. Por ejemplo, las de los jubilados mayores de 68 años que en la actualidad no pagan el boleto.

Romanticismo

Así, Angelini fue más allá. "Le pedimos a la intendenta (Mónica Fein) que baje su romanticismo con la Movi", descerrajó en diálogo con La Ocho.

La confirmación de la "imposibilidad" de homologar la Movi con la Sube después de un extenso período de presentaciones y trabajos sorprendió ayer al gobierno municipal. Fein señaló: "El único objetivo es conseguir compatibilizar los sistemas, que sea la Movi o la Sube, lo que buscamos es que los rosarinos tengan los mismos descuentos y beneficios" que en el resto del país.

"Desde 2015, cuando se inició este gobierno nacional, comenzamos los trámites para solicitar el sistema Sube, y el Ministerio de Transporte priorizó las ciudades que no tenían sistema propio. Entonces a Rosario, Córdoba y Mendoza nos pidieron que mantuviéramos nuestra modalidad", recordó para expresar que en ese momento se inició un proceso para "homologar" las dos tarjetas y que Rosario tenga los mismos beneficios que la Sube.

"No queremos una discusión de tarjetas, lo que queremos son los beneficios de la Sube, que los jubilados, los que tienen asignación universal, los que realizan tareas domésticas, puedan acceder a los descuentos", insistió. Y admitió que se deberían cambiar las canceladoras de las tarjetas que están instaladas en los colectivos. "Pero no es un problema de inversión o de tarjetas, es un problema de ponernos de acuerdo en el procedimiento".

El martes próximo, después de la reunión, se conocerían nuevos detalles después de más de cuatro años de idas y vueltas (incluida la pelea con kirchnerismo por el mismo tema) .

La secretaria de la Movilidad, Mónica Alvarado, dijo que no tiene problemas con la implementación de la Sube, "si redunda en un beneficios para los rosarinos".

Señalaron que el

proceso de convivencia de ambas tarjetas

podría superar los

120 días

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario