La ciudad

El efecto ecológico de una u otra fuente de energía es parte de un debate abierto

En este punto hay posturas encontradas, ya que otros expertos dicen que no es eficiente utilizar un energético tan sofisticado como la electricidad (por la industria que está implicada detrás), frente a otros que pueden usarse para lo mismo como la leña.

Domingo 15 de Julio de 2018

Sobre la conveniencia ecológica de una u otra fuente energética, hay un debate abierto, porque también el gas (más barato, pero escaso) se utiliza para producir electricidad. Algunos especialistas sostienen que producirla de esta manera, y luego trasportar y distribuir energía eléctrica para alimentar todos los dispositivos de la vivienda es más eficiente que combinarla con el consumo de gas natural para calefacción y para elementos de cocción. En este punto hay posturas encontradas, ya que otros expertos dicen que no es eficiente utilizar un energético tan sofisticado como la electricidad (por la industria que está implicada detrás), frente a otros que pueden usarse para lo mismo como la leña.

Pablo Bertinat, integrante del Taller Ecologista de Rosario, sostuvo al respecto que "el país está importando gas actualmente, pero el 40 por ciento se utiliza para producir electricidad. Entonces lo ideal sería en el largo plazo que se tienda a una matriz eléctrica pero con fuentes renovables", como la hidroeléctrica o eólica.

"No tendría un juicio de valor terminante sobre si está bien o mal que todo sea alimentado por energía eléctrica, porque depende mucho de cómo se haga en cada caso: la racionalidad, el tipo de edificación y la eficiencia en la construcción", afirmó. El ingeniero electricista argumenta que muchos factores, como los materiales utilizados, las aislaciones o las aberturas pueden contribuir a que una vivienda suplante el consumo de energía, sea cual sea el origen, para utilizar menos la calefacción, la refrigeración y la iluminación.

"No porque tengas un edificio con electricidad y gas significa que vas a consumir menos en términos energéticos netos, más allá del precio, y en esos términos hasta puede ser que esté bien que sea todo eléctrico", sostuvo. Sin embargo, agregó que "el tema es que todo tiene que estar puesto en un contexto de planificación urbana del abastecimiento de los servicios, que hoy es precario". El especialista puso como ejemplo un caso que investigó personalmente. "A la torre Maui (falta construir una más) la hicieron electrointensiva porque les salía más barata la instalación. Estas cosas se terminan resolviendo según el interés económico de las empresas constructoras y no con una tarea de previsión y proyección por parte del Estado en todos los niveles", opinó.

Bertinat destacó también lo nocivo que es que haya "edificios que sufrieron el corte del suministro de gas y se volvieron forzadamente eléctricos sin estar preparados, lo que obligó a sus habitantes a reconvertir sus viviendas sobre la marcha, como pueden y de manera ineficiente, instalando estufas a cuarzo, duchas y calefactores eléctricos". Esto genera, para el miembro del Taller Ecologista, "un gran desperdicio de energía que no es culpa de la gente, que trata de sobrevivir".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario