La ciudad

El aumento de las tarifas de luz pone en jaque a las galerías del centro

Representantes de más de una decena se reunieron ayer y acordaron pedirle una audiencia a la Secretaria de Energía de la provincia

Jueves 28 de Febrero de 2019

Los tarifazos en los servicios vienen poniendo en jaque a los comerciantes y dejando un tendal de locales desocupados. Ahora, los comerciantes de las principales galerías del centro de la ciudad alzaron la voz ante las últimas boletas de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), que llegaron con incrementos interanuales que van del 75 al 100 por ciento.

En forma colectiva, con la presencia de sus representantes o con adhesiones, todas las galerías del centro de la ciudad se reunieron ayer con el abogado de la Multisectorial contra los Tarifazos, Juan Alcaraz, para recibir asesoramiento y decidir qué medidas tomar para paliar los impactos de una "situación alarmante", dijo el letrado.

Por ahora, y antes de dar un paso en la Justicia, requerirán una audiencia ante la Secretaría de Energía de la provincia, y exigirán que se les haga a los grandes consumidores el descuento del 10 por ciento en los casos que están al día con los ingresos brutos, un beneficio que ya lograron otros sectores.

"Vamos en caída libre en las ventas y estas boletas son imposibles de afrontar, y las cuotas no son una solución", señaló el representante de la Asociación Casco Histórico, Fabio Acosta, tras el encuentro, donde estuvieron representadas todas las galerías del microcentro rosarino: Palace Garden, La Comedia, Independencia, Del Paseo, Pasaje Pam, Rosario, Libertad I y II, La Favorita, Paseo Peatonal, César, Cassini, Calle Angosta, Victoria Mall y Pasaje La Nación, además de grandes comercios que por tener varios locales también pagan sus facturas como grandes consumidores.

El incremento de la energía eléctrica es uno de los principales ítems que viene afectando a los comerciantes no sólo por el costo que deben afrontar del consumo en cada uno de sus locales, sino además por los gastos comunes de las galerías, donde las subas superan el 75 por ciento interanual. Los administradores registran un mayor índice de morosidad y no tienen cómo afrontar facturas que superan los 240 mil pesos.

"El problema es que los comercios juntan peso por peso para pagar; pero nunca alcanza, porque los tarifazos afectan también a la gente que cada vez consume menos; entonces se hace impagable y los pone de cara a sobrevivir o bajar la persiana", señaló Acosta.

Alternativas

En el encuentro que mantuvieron con el abogado de la Multisectorial Rosario contra los Tarifazos barajaron algunas posibilidades de reclamos administrativos ante el Ejecutivo y la EPE, fundamentalmente para evitar tener que llegar a la vía judicial.

Alcaraz aseguró que "muchos están en una situación que si tienen que pagar esas facturas, directamente tienen que cerrar", y adelantó que "hay que solicitar audiencia con el Ejecutivo, que no puede decir que desconoce la situación que atraviesan los empresarios y comerciantes, y buscar las alternativas a través del diálogo para mitigar el impacto".

"Una de las cuestiones que se planteó es el pago en cuotas, que no recomendamos y que no resuelve el problema, porque en poco tiempo te pone de cara a nuevas facturas que no se podrán pagar", advirtió el referente, pero sí señaló que "se acordó solicitar para las galerías como grandes consumidores el mismo beneficio que ya rige para otros clientes, que es el descuento del 10 por ciento en la factura en los casos que tengan al día el pago del impuesto de ingresos brutos".

El beneficio no sería menor. Acosta puso como ejemplo el de la Galería del Paseo, que debe afrontar ahora una factura de 244 mil pesos, por lo que ese beneficio significaría más de 20 mil pesos. "Una cifra más que importante que le permitiría hacer frente a otros gastos, como es el pago a proveedores, que muchos consorcios tienen atrasados actualmente", apuntó.

Cuadro tarifario

Por lo pronto, a la EPE se le exigirá que transparente sus cuentas y además "explique claramente cómo se compone el cuadro tarifario, porque se paga mucho más que lo que se consume", indicó Acosta.

Y más aún, denunció que en las facturas recibidas se detectó el cobro de dos ordenanzas municipales que regían desde 1962 y que se estaban cobrando aún cuando fueron derogadas.

Para eso, ya solicitaron la intervención del presidente de la comisión de Producción del Concejo Municipal, Eduardo Toniolli, a quien le pidieron que arbitre los medios para lograr que "ese error sea modificado en forma inmediata".

En alerta por la renovación de los alquileres

Mientras las cifras de locales comerciales vacíos viene preocupando desde el inicio mismo del año, las renovaciones de los contratos de alquiler ya tienen en alerta a los referentes de la Asociación de Comerciantes del Casco Histórico. Es que los dueños de los locales, admitió su titular, Fabio Acosta, están pidiendo actualizaciones de entre un 25 y un 30 por ciento, "y la verdad es que muchos no van a poder renovar", señaló. Así, el temor es que el centro continúe vaciándose, un proceso que viene en aumento y que, según el último relevamiento realizado, alcanzó al 10 por ciento de los inmuebles comerciales de la zona.

"La mayor parte de las renovaciones se da en estas semanas y los primeros días de marzo, y con los incrementos que piden más los aumentos de tarifas, la verdad es que muchos se van a seguir yendo a los barrios a buscar zonas más baratas", admitió Acosta, que lejos de pintar un panorama alentador, consideró que "de no haber medidas, la situación continuará empeorando".

La coyuntura no atañe sólo al sector comercial. En la ciudad hay unos 8 mil inmuebles desocupados, entre viviendas y locales, y la morosidad de los inquilinos se elevó este año al triple de la marca habitual, y se ubicó en un 8 por ciento.

En el caso puntual de los locales del centro, el último relevamiento hecho por la Federación Gremial de Comercio e Industria, que no incluyó a las galerías comerciales, mostró que el 10 por ciento de los locales del centro estaban vacíos. De un total de 3.999 inmuebles incluidos en el registro, 353 estaban desocupados, lo que mostró sobre finales de enero que, a ese ritmo, un comercio por día había bajado la persiana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});