Información Gral

Murió a los 78 años el cantautor uruguayo Daniel Viglietti

Falleció en Montevideo por complicaciones al ser operado. Su último recital había sido el viernes. Era valorado por su fuerte compromiso político

Martes 31 de Octubre de 2017

El cantautor uruguayo Daniel Viglietti, uno de los más influyentes de la música popular uruguaya, murió ayer en Montevideo a los 78 años de edad, por complicaciones durante una operación quirúrgica.

Sus restos serán velados hoy entre las 10 y las 14 en el foyer del Teatro Solís, según confirmó Daniela Bouret, directora de la institución.

El músico y compositor Rubén Olivera dijo ayer que Viglietti "no tenía problemas cardíacos" y que su muerte tomó por sorpresa a todos, incluso a su hermana.

Viglietti integró una generación de grandes músicos y cantores uruguayos que emergieron en la década de 1960, como Alfredo Zitarrosa, Los Olimareños, José Carbajal, Héctor Numa Moraes, Aníbal Sampayo y otros que dieron nacimiento a lo que, hasta hoy, se identifica como "Canto Popular Uruguayo".

Estuvo siempre comprometido con las causas populares y por su obra artística y su solidaridad recibió el reconocimiento de los públicos más diversos de América Latina y de Europa, principalmente de Francia, país al que siempre estuvo muy vinculado y que visitaba con frecuencia.

Fue autor de reconocidas canciones como "A desalambrar", "El chueco Maciel" y musicalizó a numerosos poetas iberoamericanos como sus compatriotas Circe Maia, Líber Falco y Washington Benavídez, el peruano César Vallejo, los españoles Rafael Alberti y Federico García Lorca y el cubano Nicolás Guillén, entre otros.

También realizó múltiples espectáculos y grabó discos "A dos voces" con su compatriota Mario Benedetti (1920-2009), a quien le unía además una profunda amistad. Desde 1997 realizaba semanalmente un programa de radio que se llamaba "Tímpano" y otro de televisión que se titulaba "Párpado" en el que difundía artistas de todo el mundo.

El músico comenzó su carrera en 1963, con "Canciones folklóricas y seis impresiones para canto y guitarra", consolidando desde entonces una carrera ilustre como músico folklórico a pesar de haber tenido una formación como guitarrista clásico.

En las décadas de 1960 y 1970 se afirmó como un puntal del movimiento del canto popular, con canciones vinculadas con la ideología izquierdista y a las luchas sociales en América Latina, reflejada en discos como "Canciones para el hombre nuevo".

"A desalambrar", "Gurisito", "Canción para el hombre nuevo" y "Yo no soy de por aquí" son algunas de sus composiciones más conocidas, que pasaron al cancionero popular uruguayo de inmediato.

En 1972 fue detenido por las autoridades uruguayas,y se inició una campaña de liberación que incluyó a Julio Cortázar y Jean Paul Sartre, entre otras figuras de la cultura a nivel mundial.

Entre 1973 y 1984, durante la dictadura, se exilió primero en Argentina y luego en Francia. A su retorno publicó su colaboración discográfica con Mario Benedetti, "A dos voces", en la que se registraban recitales que ambos dieron durante su exilio fuera de fronteras.

Desde su retorno hasta la fecha continuó tocando y publicando discos. Su álbum más reciente fue "Trabajo de hormiga", lanzado en 2008.

Trabajó además en radio y televisión, con programas como "Tímpano" (El Espectador) y "Párpado", en Tv Ciudad, en los que trató la música uruguaya y latinoamericana.

Su ultima presentación en vivo fue el pasado viernes, en Las Piedras (ubicada en el departamento Canelones, parte del área metropolitana de Montevideo), luego de su presentación en el festival Antel Fest, realizado en Piriápolis.

Orígenes

Nacido el 24 de julio de 1939 en el seno de una familia de músicos (su madre era la pianista Lyda Indart, y su padre el guitarrista Cédar Viglietti), desde niño entró en contacto con la música clásica y popular. Estudió guitarra con los maestros Atilio Rapat y Abel Carlevaro, adquiriendo así una sólida formación como concertista para luego dedicarse, en los años 1960, principalmente a la música popular.

Durante esa década desarrolló una intensa actividad como autor-compositor, cantor, docente y locutor en radio, que se inscribía en la creciente movilización popular que se daba en Uruguay. Participó en el semanario Marcha, y creó y dirigió el Núcleo de Educación Musical (Nemus). Su primera obra discográfica fue "Impresiones para canto y guitarra y canciones folclóricas" de 1963, a la que le seguirán cinco producciones más hasta 1973.

En el marco de la represión a los movimientos de izquierda que precedió al golpe de estado cívico-militar de 1973, Viglietti fue preso en 1972.

En 1973 comenzó su exilio en Argentina, que después continuaría en Francia, país donde vivió por 11 años. Durante el exilio retrajo su capacidad de composición, todas las canciones de entonces solamente se publicaron a su regreso, en un disco grabado en vivo, no por casualidad titulado "Trabajo de hormiga".

No obstante, continuó un intenso trabajo periodístico y radiofónico, y sobre todo recorrió el mundo en giras musicales solidarias, llevando su canto y denunciando la dictadura en el Uruguay y varios países de Latinoamérica.

Su exilio terminó con su regreso a Montevideo el 1 de septiembre de 1984, donde fue recibido por miles de personas en un recital que se recordó como "el más emocionante en 40 años de carrera".

Durante muchos años fue imposible encontrar sus discos anteriores a la dictadura, debido a la compra del sello Orfeo por multinacionales de la música con otros intereses y a los contratos leoninos que lo ligaban al sello. Recién en 1999, después de un largo juicio, Viglietti logró recuperar sus derechos.

letra, música y voz. Viglietti estuvo a la par de creadores como Zitarrosa, Los Olimareños y José Carbajal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});