Información Gral

Mejoran niños con autismo tratados con sangre de su cordón umbilical

El estudio científico hecho en los Estados Unidos revela que los avances se logran en especial en la socialización y el lenguaje.

Lunes 03 de Septiembre de 2018

Un estudio científico demostró importantes avances de niños con autismo tratados con sangre de su propio cordón umbilical, en especial se observaron mejoras en la socialización y en el lenguaje.

El trabajo fue publicado recientemente por la revista médica Stem Cells Translational Medicine.

En la actualidad, las células madre de cordón umbilical se utilizan para tratar ciertos tumores y enfermedades de la sangre que se pueden producir en chicos y en adultos, como la leucemia y otros tipos de tumores líquidos.

La Sangre de Cordón Umbilical (SCU) es una fuente rica en células con cualidades biológicas únicas.

Son inmunológicamente inmaduras y jóvenes, es decir que no han experimentado el proceso de envejecimiento y la exposición a virus externos. "Además, poseen mayor capacidad proliferativa que las de médula ósea y tienen una compatibilidad total con el propio niño y una posibilidad del 25 por ciento de ser compatibles con sus hermanos", comentaron desde la Asociación de Bancos de Células Madre -ABC Cordón-, entidad local especializada en la materia. Entre los protocolos de investigación sobre el tema, recientemente se realizó un estudio piloto sobre la población con autismo dirigido por Michael Chez a través del Sutter Neuroscience Institute of Sacramento y Sutter Instituto de Investigación Médica, siendo el primer ensayo de este tipo realizado en los Estados Unidos.

Si bien el estudio fue una prueba piloto en una población con diagnóstico de autismo de entre 2 y 6 años, tanto los familiares como algunas pruebas comúnmente utilizadas para medir las capacidades funcionales en el mundo real, señalaron cambios observables que generaron gran expectativa.

La utilización de la Escala de Conducta Adaptativa de Vineland para la Socialización demostró mejoras luego de 12 semanas de tratamiento en los niños que fueron tratados con sangre del cordón umbilical en contraposición con el mismo período de tiempo siendo tratados con placebos. Además de los primeros datos obtenidos por esta investigación, los padres de los niños que participaron en la misma manifestaron darse cuenta cuando su hijo estaba recibiendo el tratamiento con células madre y cuando era placebo a partir de conductas observables en cuanto a la comprensión, algunos hábitos y a la socialización. La comunidad científica coincide en que no hay una sola causa médica para el autismo y no hay muchos estudios controlados. Es por esto que ABC Cordón apoya la continuidad de este tipo de investigaciones que permitan a la población en general beneficiarse de tratamientos con células madre de cordón umbilical.

Aumentan las alergias

Por su parte, la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica (Aaaeic) alertó sobre el aumento en el país de personas con rinitis alérgica, patología que se asocia frecuentemente con otras enfermedades como sinusitis, conjuntivitis, otitis media y asma bronquial.

Los estudios epidemiológicos demostraron que la prevalencia sigue aumentando principalmente en los países en desarrollo, probablemente relacionado al medio ambiente, a los cambios climáticos y al estilo de vida urbano.

En el marco de la semana de la rinitis alérgica, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que hay entre 400 y 600 millones de personas que sufren de este problema.

La rinitis alérgica es una enfermedad inflamatoria crónica de la mucosa nasal y por su alta prevalencia se la considera la enfermedad respiratoria crónica más frecuente en la mayor parte del mundo, que provoca un deterioro importante de la calidad de vida y produce un alto ausentismo escolar y laboral.

Asimismo, la Aaaeic presentó en 2017 los resultados del primer estudio de prevalencia en rinitis alérgica del país en la población comprendida entre los 5 y 44 años, y sus principales conclusiones fueron las siguientes..

La prevalencia actual de la RA en la población entre 5 y 44 años es del 20,5 por ciento (5.5 millones de personas). Es más frecuente en viviendas con mala ventilación y/o ubicadas en zonas de alto tránsito.

Sólo 1.700.000 tendría diagnóstico médico de RA; 3.8 millones de personas padecen RA y no han sido diagnosticadas correctamente.

170 mil se automedican, y esto puede llevar a tratamientos erróneos, falta de control de síntomas y percepción de falta de eficacia, concluye el estudio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario