Información Gral

Unicef denuncia tráfico de niños desde los hospitales de Haití

El portavoz de la ONU Jean Luc Legrand apostado en Ginebra dijo que la información está basada en "evidencias" e insistió sobre la necesidad de detener la tendencia de varios gobiernos occidentales de promover adopciones aceleradas de niños haitianos.

Sábado 23 de Enero de 2010

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) denunció ayer la desaparición de 15 niños de los hospitales de Haití, después del terremoto del 12 de enero pasado, y se estima que están involucradas redes de tratas de personas.

El portavoz de la ONU Jean Luc Legrand apostado en Ginebra dijo que la información está basada en "evidencias" e insistió sobre la necesidad de detener la tendencia de varios gobiernos occidentales de promover adopciones aceleradas de niños haitianos.

Jean Claude Legrand, experto de Unicef en protección de la niñez, puntualizó que "registramos cerca de 15 casos de niños desaparecidos de los hospitales y que no están con sus familias actualmente y sospechamos que han sido secuestrados por redes de trata a través de Santo Domingo".

El experto dijo que se están activando redes para el tráfico de niños, algunas de las cuales ya existían antes del terremoto del 12 de enero y tenían relaciones con "el mercado ilegal de las adopciones".

"Seguimos extremando las medidas para evitar que saquen a los chicos sin los permisos correspondientes. Tenemos personal especializado en los pasos fronterizos, como el de Jimani, en Puerto Domingo", dijo desde Puerto Príncipe Tamar Hahn, la especialista regional en Comunicaciones de Unicef.

La organización internacional estableció albergues transitorios para dar acogida y asistencia de todo tipo a chicos que están solos. "Hasta hace unos días teníamos 9.000 niños en estos centros, pero hoy son más", dijo Hahn.

Abrieron los bancos. El dinero en efectivo comenzó a estar disponible ayer en la destruida capital haitiana mientras algunos ómnibus empezaban a transitar por sus calles, pero aún no había suficientes alimentos para las desesperadas víctimas del terremoto que deberán recibir asistencia por meses.

"Podemos hacer esto las 24 horas del día por los próximos seis meses y aún no responderemos a la necesidad", dijo el sargento primero Rob Farnsworth, de la unidad aerotransportada del Ejército estadounidense encargada de entregar paquetes de alimentos en un campamento de sobrevivientes.

Hasta 1,5 millones de haitianos quedaron sin hogar y hasta 200.000 personas habrían muerto tras el sismo de magnitud 7 que sacudió al pequeño país caribeño.

Las agencias de ayuda estiman que un tercio de los 9 millones de habitantes de Haití necesitarán alimentos, ayuda y refugio de emergencia por un periodo extendido.

Había algunos signos de la reanudación de la vida diaria. Taptaps, pequeños y coloridos micros privados comenzaron a circular en Puerto Príncipe, compartiendo las calles con máquinas excavadoras que removían los escombros.

Los bancos tenían previsto volver a abrir hoy y las agencias de transferencia de dinero realizaron rápidas transacciones. Cientos de personas esperaron afuera de la oficina de Unitransfer que abrió sus puertas.

El Programa Mundial de Alimentos distribuyó 1,2 millones de raciones de comida en hospitales y orfanatos ayer y esperaba entregar 10 millones más durante la próxima semana.

“Podríamos hacerlo incluso más rápida”, dijo Josette Sheeran, directora del Programa Mundial de Alimentos.

“Finalmente tenemos suministros y alimentos que están llegando de todas partes del mundo”, expresó.

El puerto de la capital Puerto Príncipe fue reparado a un nivel que le permite volver a funcionar para un número limitado de cargamentos de asistencia.

Pero cerca de 1.000 personas hambrientas rodeaban un camión militar, mientras la compañía Aerotransportada número 82, conocida como “The Beast” (“La bestia”), entregaba alimentos y agua a haitianos que acampan en una cancha de fútbol.

Abrumadas, las tropas se retiraron después de distribuir 600 paquetes de comida, dejando 250 paquetes en el camión.

Un gran supermercado, Big Star Market, reabrió sus puertas en el barrio de Petionville, vendiendo de todo: desde jamón y carne de cabra hasta chocolates para el Día de San Valentín.

Los haitianos se están dando cuenta que podrían tardar meses o incluso años en recuperar un sentido de normalidad.

La ONU contó cerca de 450 campamentos de personas sin hogar solamente en Puerto Príncipe y llamó al gobierno a empezar a considerarlos en las distribuciones de raciones de comida.

Más de 1.200 millones de dólares fueron prometidos para ayudar a reconstruir carreteras, edificios gubernamentales y casas, pero el Banco Mundial dijo que se necesitarán muchos más fondos para lograr que Haití vuelva a la normalidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS