Información Gral

Tomás fue asesinado de "dos golpes en los parietales con un caño de acero o algo similar"

Casal precisó que “el elemento con el cual salvajemente asesinaron a Tomasito no se encontró. Se supone que es un caño redondo de acero o algo parecido”. Si bien se excusó de asegurar que el homicida sería la ex pareja de la madre de Tomás, sostuvo que “tal vez las circunstancias de la desaparición y la terrible muerte del niño coinciden con alguna especie de móvil”.

Viernes 18 de Noviembre de 2011

El ministro de Justicia y Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, aseguró esta mañana que el nene Tomás Dameno Santillán fue asesinado mediante “dos golpes certeros en los dos parietales”, efectuados con “un caño redondo de acero o algo parecido”.

Casal precisó que “el elemento con el cual salvajemente asesinaron a Tomasito no se encontró. Se supone que es un caño redondo de acero o algo parecido”.

Si bien se excusó de asegurar que el homicida sería la ex pareja de la madre de Tomás, sostuvo que “tal vez las circunstancias de la desaparición y la terrible muerte del niño coinciden con alguna especie de móvil” que podría haber tenido el hombre, identificado como Ramón Adalberto Cuello, porque no habría “ninguna otra posibilidad de que a ese chico le podría haber pasado algo fuera de esta situación”.

En declaraciones a las radios Diez y La Red, el ministro precisó que Tomás “fue asesinado brutalmente con dos golpes certeros en los dos parietales, izquierdo y derecho, cruzados hacia la mandíbula, con un elemento romo. La marca es fija, clara y pareja de los  dos lados: fueron dos golpes mortales”.

Consultado sobre si el crimen habría sido perpetrado por una  sola persona, Casal contestó: “Eso hay que verlo”, pero sí remarcó que fue “premeditado, no hay dudas. El que lo hizo, lo hizo así”.

“Alguien lo subió a algún vehículo y terminó en ese montecito de las afueras de Lincoln asesinado de un modo inmediato. Se está trabajando para ver si alguien pudo haber visto algo”, prosiguió.

Según Casal, el homicidio de Tomás “no tiene justificación. Asesinar a un niño de esa edad, tan indefenso, frágil y sin nada que lo pueda justificar ni validar es un sinsentido”.

“Nadie puede tener motivos para asesinar salvajemente a un angelito como era este chico. No hay ninguna razón”, continuó, aunque reconoció que la madre de Tomás mantenía “una relación tortuosa, complicada” con Cuello.

Sin embargo, subrayó que, hasta el momento de la desaparición  del nene, “no había antecedentes” de denuncias “pero hemos recolectado un montón de testimonios que van en ese sentido”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario