Información Gral

Miles de evacuados en Chaco, Corrientes y Entre Ríos por intensas lluvias y creciente

El gran chaparrón de la madrugada anegó barrios en Resistencia y dejó más de 2 mil evacuados. Además hubo cortes de energía electrica, suspensión de clases y de transporte urbano. Cayeron más de 130 milímetros de lluvia en cinco horas. La lluvia también anegó algunas zonas de la capital santafesina, donde hay 337 evacuados.

Martes 24 de Noviembre de 2009

Miles de personas se encontraban evacuadas hoy en localidades de Entre Ríos, Chaco y Corrientes a raíz de las lluvias intensas que cayeron sobre el Litoral y que provocaron también un nuevo aumento en la crecida del cauce del río Uruguay. En la capital santafesina se registraron fuertes lluvias y también hubo anegamientos y evacuados.

En la ciudad de Santa Fe, 337 personas fueron llevadas a cinco centros de evacuados por las fuertes lluvias registradas ayer y la crecida del Paraná, que llegaba esta tarde a los 4,72 metros y en aumento.

Cuadrillas de la municipalidad de Santa Fe recorrían los barrios más afectados para realizar evacuaciones preventivas, al tiempo que la emrpesa de energía provincial (EPE) mantenía restricciones al suministro de electricidad en los barrios de Pompeya, San José y Los Angeles, en el noreste de la ciudad.

Según reportes de delegaciones provinciales de Defensa Civil, en Chaco había más de 2 mil personas evacuadas en escuelas, en Entre Ríos a las 300 familias ya relocalizadas se sumó hoy otro grupo de igual cantidad, mientras en Corrientes 200 pobladores del  oeste y centro debieron dejar sus casas.

En tanto, los pronósticos del Servicio Meterológico Nacional indicaron que pueden seguir las lluvias en la región al menos hasta  el jueves, lo que puede complicar la situación de pobladores de  la costa oeste de Entre Ríos que afrontan desde hace dos semanas la  creciente del río Uruguay.

Ante ello, el gobernador entrerriano Sergio Urribarri anunció  hoy que la represa Salto Grande comenzó a liberar agua para elevar  la cota del río Uruguay a 15 metros, para descomprimir el lago  del embalse que se encontraba al tope de su capacidad.

Urribarri señaló que, en ese marco, continuará la evacuación  de familias ribereñas por parte de Defensa Civil “para no poner en riesgo ninguna vida humana”.
El gobernador confirmó que, según el plan que diseñó con la  Junta Municipal de Defensa Civil, hoy concretarán “el operativo de  evacuación de otras 300 familias”, con lo cual se eleva a 600 la cantidad de grupos familiares relocalizados por la creciente.

La presidenta Cristina Fernández se comunicó por teléfono con Urribarri para conocer el estado de situación, mientras el secretario de Programas Sanitarios de la Nación, Máximo Diosquez,  viajó a Concordia para realizar un relevamiento y llevar  medicamentos, insumos y asistencia logística.

En Chaco, las lluvias intensas que cayeron desde la madrugada obligaron a la evacuación de 2 mil personas en Resistencia y sus  alrededores, donde hubo barrios anegados, cortes de energía  eléctrica, suspensión de clases y de transporte urbano.

Según registros pluviométricos en la capital chaqueña cayeron  más de 130 milímetros de lluvia en cinco horas.

El ministro de Educación de Chaco, Francisco Romero, dijo que  750 familias fueron albergadas en 23 escuelas de Resistencia.

El director de Obras Publicas municipal, Oscar Bonfanti,  aseguró que esa situación “sólo encuentra precedentes en un temporal  acaecido en abril de 2008”.
En Puerto Tirol, en tanto, cayeron 320 milímetros de lluvias  en un lapso de cuatro horas.

El gobernador Jorge Capitanich se reunió con la Comisión de  Emergencia Hídrica y dispuso un urgente plan de contingencia y  centros de evacuación para asistir a afectados por el temporal.

El Ejército dispuso siete camiones para realizar recorridas  junto a asistentes sociales del Ministerio de Desarrollo Social.

En Corrientes, más de 200 personas fueron evacuadas en las  localidades de Mercedes, Goya y Cavaría.

El intendente de Goya, Ignacio Osella, declaró asueto escolar  en la ciudad por el anegamiento de calles.

En el puerto de Goya el río Paraná alcanzó una altura de 5,18  metros, sólo a dos centímetros del nivel de alerta.

En esa zona cayeron desde que comenzó noviembre más de 700  milímetros de lluvia, registro que superaba incluso al de abril de  2008, cuando Goya resultó afectada por una gran inundación.

En Córdoba, las fuertes lluvias llegaron acompañadas por  viento y granizo a las ciudades de Embalse y Almafuerte, donde unos  veinte pobladores fueron evacuados.
El intendente de Embalse, Federico Alesandri, dijo que hubo 20  viviendas inundadas a las que el agua les “llegó hasta el techo”.

Alesandri calificó al temporal de “inusitado”, con “mucha agua  y granizo, con características de tornado”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS