Información Gral

La erupción del volcán chileno Llaima afecta a localidades neuquinas

La erupción del volcán Llaima, situado  en territorio chileno, provocó una nube de cenizas que estaba  afectando a tres localidades neuquinas que fueron declaradas en  “alerta amarillo”...

Miércoles 02 de Enero de 2008

Neuquén-  La erupción del volcán Llaima, situado  en territorio chileno, provocó una nube de cenizas que estaba  afectando a tres localidades neuquinas que fueron declaradas en  “alerta amarillo” y, a pesar de que no era tóxica, se recomendó a la  población una serie de precauciones para evitar afecciones.

El Llaima, de 3.215 metros de altura, se encuentra situado en  la IX Región de Chile, a la altura de Neuquén, y es uno de los más  activos de Sudamérica.

El volcán entró en erupción a las 18 de ayer, primero “sin  violencia”, con “lava y gases” únicamente, y luego inició una  “efusión mixta, que es una erupción efusiva y explosiva a la vez” por lo  que estaba “arrojando materiales más violentamente”, precisó el  director de Defensa Civil de Neuquén, Claudio Domínguez.

El funcionario indicó que en Neuquén “la zona afectada es  Zapala, Los Catutos y Mariano Moreno”, en la región central de la  provincia, donde residen unos 50 mil habitantes.

Domínguez aclaró que “no se trata de una nube tóxica”, pero  advirtió que “afecta a la visión” por lo que se recomendó a los  pobladores “mantenerse adentro de las casas o lugares de trabajo”.

Pero en caso de tener que circular al aire libre dijo que se  debe “usar barbijos y antiparras, y sino se tiene barbijo un  pañuelo húmedo que cubra la zona de la boca y la nariz, además de no  entrar en contacto con las cenizas”.

De todas formas, aclaró que este tipo de cenizas no causa  daños permanente en los ojos, sino que “irrita la vista”.

Asimismo, recomendó usar “ropa larga y guantes y tomar agua  envasada, por precaución”, aunque aseguró que no se había  registrado, al menos por el momento, contaminación.

También “se recomienda no manejar”, especialmente “si las  cenizas son constantes”.
Domínguez dijo que la situación en la zona se estaba  monitoreando constantemente y que por el momento no había sido necesario  organizar una evacuación, aunque no la descartó si la situación se  agravaba.

Si la nube, dijo, “llegara a ser tóxica, sí se comienza con la  evacuación de la población”, destacó, pero por el momento,  sostuvo, “irrita la vista, nada más”.

El director de Defensa Civil precisó que esta mañana se estaba  produciendo un fenómeno “que se llama columnas eruptivas”, que  implica que la nube ha formado una suerte de “puente” por el cual  localidades como Aluminé y Villa Pigüeña, mucho más cercanas al  volcán, no están afectadas por la ceniza y en cambio Zapala, Mariano  Moreno y Los Catutos, más alejadas, sí padecían el fenómeno.

Finalmente, advirtió que “la ceniza en la zona puede durar  días o meses”. (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario