Información Gral

Hallaron un grabado de Picasso robado a la Pinacoteca de San Pablo

Un ladrón de cajeros automáticos dio a la policía la pista para llegar a la casa donde estaba la obra Otro grabado, un óleo y una acuarela siguen desaparecidos. Hay cuatro detenidos

Domingo 20 de Julio de 2008

Uno de los dos grabados de Pablo Picasso robados el mes pasado de la Pinacoteca de San Pablo fue recuperado después de que la policía detuviera en la noche del viernes a uno de los presuntos ladrones.

La obra recuperada es "El pintor y su modelo" (1963), que estaba escondida en una vivienda de un barrio popular en Itaquera, en la zona este de San Pablo. Su morador fue detenido.

El grabado fue recuperado por agentes de la Policía Civil de Guarulhos, que desde hacía varios días buscaban a Wesley Teobaldo de Barros, uno de los sospechosos del robo al museo perpetrado el 12 de junio pasado.

El propio De Barros fue quien condujo a los agentes al lugar donde estaba la obra de arte.

Los hombres que robaron la Pinacoteca se apoderaron de dos grabados de Picasso, un óleo sobre tela del brasileño Di Cavalcanti y una acuarela del lituano-brasileño Lasar Segall que entonces fueron valoradas por las autoridades en cerca de un millón de reales (unos 390.000 euros).

Las otras obras sustraídas y aún no localizadas son el grabado "Minotauro, bebedor y mujeres" (1933), también de Picasso; el óleo "Mujeres en la ventana" (1926), de Di Cavalcanti, y la acuarela "Casal" (Pareja) de Segall.

El robo fue cometido por tres hombres que, sin dificultades y en pocos minutos, rindieron a los empleados de la Estaçao Pinacoeca, metieron los cuadros dentro de un saco y salieron tranquilamente del edificio ubicado en pleno centro de la mayor metrópoli sudamericana.

Robaba un cajero. De Barros, identificado gracias a las imágenes de la cámara de seguridad de la Pinacoteca, fue detenido anteanoche en un supermercado de Itaquara.

Según el jefe de la comisaría del Grupo Armado de Represión a Robos y Asaltos de San Pablo, Douglas Dias Torres, De Barros, de 30 años, reconoció su participación en el crimen y condujo a la policía al lugar donde estaba el grabado.

De acuerdo con el comisario, el presunto ladrón fue detenido cuando esperaba a otras tres personas con las que supuestamente pretendía robar un cajero automático de un banco dentro del supermercado, y que también fueron arrestadas.

Torres dijo que otro de los autores del robo también fue identificado gracias a las imágenes de las cámaras de seguridad pero continúa prófugo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario