Carlos Menem

El marido de Zulemita Menem fue asaltado por "motochorros" en Belgrano

Fue esta mañana, cuando ingresaba en una panadería. Primero intentó resistirse, pero después, tras un disparo para amedrentarlo, terminó entregándoles su reloj

Viernes 14 de Abril de 2017

El marido de Zulemita Menem, Miguel Ángel López, fue víctima hoy de un violento asalto en el barrio porteño de Belgrano cuando dos "motochorros" armados lo sorprendieron en momentos en que iba a ingresar a una panadería y llegaron a disparar para amedrentarlo.
Según confirmaron fuentes policiales a NA, este viernes al mediodía, López fue abordado en la puerta de una panadería ubicada en la avenida Luis María Campos al 1.500, por un delincuente que bajó de una moto y le exigió que le entregara sus pertenencias de valor.
El hombre intentó resistirse al robo, pero en ese momento vio que el otro delincuente que estaba en la moto realizó un disparo al aire presuntamente para intimidarlo, y entonces entregó su reloj (un rolex).
"Estaba en la avenida Luis María Campos al 1.500 cuando se le acercaron dos delincuentes en una moto. Uno de ellos descendió y se produjo un forcejeo entre ambos que le provocó una pequeña herida en el cuello", contó una de las fuentes consultadas.
En diálogo con la prensa, Zulemita Menem, relató: "Había estacionado para comprar una torta, me llamó para preguntarme cuál quería y a los pocos minutos me volvió a llamar y me dijo que le habían robado".
La hija del expresidente Carlos Menem indicó que su pareja intentó resistirse al asalto pero que al ver que uno de los delincuentes realizó un disparo al aire desistió y le entregó su reloj.
"Fue horrible. Le duele todo el cuello por el forcejeo, pero está bien. Miguel estaba solo en la camioneta. De milagro no estuvieron los chicos, porque los tenía que pasar a buscar. Hubo un disparo, pero gracias a Dios no lo hirieron", añadió Zulemita. "Fue horrible. Le duele todo el cuello por el forcejeo, pero está bien. Miguel estaba solo en la camioneta. De milagro no estuvieron los chicos, porque los tenía que pasar a buscar. Hubo un disparo, pero gracias a Dios no lo hirieron", añadió Zulemita.
La mujer recordó que hace poco más de un año vivió otro robo en el que los delincuentes le apuntaron con un arma a su hijo menor: "Es la segunda vez en año y medio que nos pasa. La otra vez le pusieron el arma al nene más chiquito en la cabeza. Es horrible vivir así".
Y agregó: "La bronca que da es la impunidad con la que se manejan estas personas que van en moto y sin casco. Y después se van a otro lado para seguir robando. Venimos de un arrastre de situaciones feas, pero confío que este Gobierno maneje con mano más dura estos casos".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS