Información Gral

Deporte y alimentación saludable influyen en genes cancerígenos

La realización de deportes y  una alimentación saludable ayudan a activar los genes que rechaza  el cáncer y evitar el crecimiento de los tumores, reveló hoy un  estudio científico. La investigación fue hecha por especialistas del Instituto de  Medicina Preventiva en Sausalito, California, y fue publicada en  la revista Proceedings, de la Academia de Ciencias de Estados  Unidos.

Martes 17 de Junio de 2008

Washington- La realización de deportes y  una alimentación saludable ayudan a activar los genes que rechaza  el cáncer y evitar el crecimiento de los tumores, reveló hoy un  estudio científico. La investigación fue hecha por especialistas del Instituto de  Medicina Preventiva en Sausalito, California, y fue publicada en  la revista Proceedings, de la Academia de Ciencias de Estados  Unidos.

Los científicos, de acuerdo al informe que reproduce la  agencia alemana DPA, estudiaron un grupo de pacientes con una  variante no muy peligrosa de cáncer de próstata.

Los investigadores notaron que tres meses después del cambio  en la forma de vida, se activaron los genes que rechazan el cáncer  y frenaron a los que producen tumores.

Dean Ornish, del Instituto de Medicina Preventiva en Sausalito  les indicó a los pacientes que cambiaran la forma de vida que en  promedio comenzaron a hacer más de 3,6 horas semanales de deporte,  4,5 horas de entrenamiento antiestrés y comer más saludable.

Como resultado, perdieron peso, bajó la presión arterial y  otros factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Los especialistas comprobaron que con esas acciones, cambiaron  la actividad de más de 500 genes en el tejido prostático, 48 de  los cuales aumentaron la actividad, mientras que 453 la redujeron.

Algunos de los genes que protegen del cáncer se activaron o  actuaron con mayor intensidad.

En cambio, otros genes que son responsables del cáncer de  próstata y de pecho bajaron de ritmo o incluso dejaron de actuar.

Los expertos no pueden decir sin embargo con certeza en qué  medida eso produjo alteraciones en el marcador PSA, que sirve para  detectar el cáncer de próstata. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario