Información Gral

Darín ganó el Goya al mejor actor por su papel de enfermo terminal en "Truman"

La cinta, además, se alzó con el premio a mejor película, mejor director, mejor guión original y mejor actor de reparto. En tanto, "El clan", de Pablo Trapero, fue elegida como la mejor película iberoamericana.

Domingo 07 de Febrero de 2016

Ricardo Darín ganó anoche el premio Goya al mejor actor protagonista por su interpretación de un enfermo en fase terminal en "Truman", una coproducción española-argentina del catalán Cesc Gay, en la trigésima edición de los galardones del cine español entregados en Madrid. La cinta, además, se alzó con el premio a mejor película, mejor director, mejor guión original, y mejor actor de reparto.

Por su parte, la también coproducción argentino-española "El clan", de Pablo Trapero, fue elegida como la mejor película iberoamericana.

En la ceremonia celebrada en el hotel Madrid Marriott Auditorium, con transmisión en directo a todo el mundo por RTVE, tuvo lugar la gala con presentaciones de Dani Rovira, en la que se entregaron los "cabezones" (así se conoce entre la gente de cine a los premios), que contó con la participación a pleno del mundo del cine hispano.

En medio de un clima matizado por el difícil momento político que atraviesa el país, tras unas elecciones que fueron incluso tomadas en broma por el conductor de la velada en su divertido monologo, tuvo lugar un acto a la vez signado por la ansiedad de los nominados.

"La novia", segundo largometraje de Paula Ortiz, que era la que mayores posibilidades tenía según los comentarios de llevarse los premios se fue con solo con dos premios, a mejor fotografía Migue Amoedo y a Laura Gavasa como actriz de reparto.

En cuanto al resto de los premios más llamativos de la noche, el de mejor actriz fue para Natalia de Molina por su labor en la comprometida "Techo y comida", de José Miguel del Castillo. El filme que transcurre en 2012 en Jerez de la Frontera, cuenta la historia de una madre soltera y sin trabajo, que no recibe ningún tipo de ayuda ni subsidio y vive con a su hijo de ocho años en un departamento cuyo alquiler no paga desde hace meses.

El drama comienza cuando el dueño la amenaza continuamente con echarla a la calle, por lo que la mujer realiza trabajos ocasionales mal pagados y vende en la calle objetos encontrados.

Otros filmes con varios premios diversos fueron tres para "Nadie quiere la noche", dos para "A cambio de nada", incluido el de director novel, "El desconocido", y "Palmeras en la noche", mientras que el resto de los premios fue repartido nunca superando uno en cada caso.

El actor Antonio Resines, presidente de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de España, hizo bromas y se refirió a su gestión, entre ellas la creación de una fundación, de publicación de libros, un ciclo de entrevistas a cineastas y actores por el canal TCM, en sociedad con la sociedad de gestión Sagae.

Resines criticó al IVA aplicado al cine y la piratería por aclaró "se descargan por internet 1.900 películas al minuto", así como destacó la labor de los videoclubes que todavía existen, y agradeció a los 1400 integrantes de la Academia, Rovira bromeó con Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, a la que agradeció su presencia en la sala.

Tras el premio a mejor película iberoamericana, Joan Manuel Serrat, por primera vez en los Goya, hizo uno su tema "Los fantasmas del Roxy", dando un toque extra de color y música la gran noche del cine español.

La noche de Darín. El reconocido actor porteño se hizo al fin con un premio que tanto se le resistía, imponiéndose a los españoles Luis Tosar (nominado por "El desconocido"), Pedro Casablanc ("B") y Asier Etxeandia ("La novia").

Darín se resarció de las tres infructuosas nominaciones anteriores, la última de ellas en la edición del año pasado cuando su estelar participación en "Relatos salvajes" no obtuvo el premio esperado.

En "Truman", Darín interpreta a Julián, un actor argentino con un cáncer terminal que decide poner fin a su tratamiento. Durante cuatro días, recibe la visita de su amigo Tomás, encarnado por el español Javier Cámara, con quien se compenetran perfectamente en la pantalla.

Ambos personajes con personalidades antagónicas —Julián extrovertido y carismático y Tomás retraído y algo aburrido— buscarán en estos días un nuevo propietario para su perro Truman, un entrañable bóxer.

Durante estos cuatro días, el director Cesc Gay desarrolla una tierna historia sobre la amistad, marcada constantemente por la muerte, a la que aborda con crudeza pero también con humor.

"Es difícil saber si me habría atrevido a hacer este papel hace 15 o 20 años", dijo Darín en el estreno de esta película en el festival de San Sebastián, donde tanto él como Cámara ganaron el premio a la mejor interpretación masculina.

El recibir la estatuilla, Darín expresó su felicidad. "Gracias, estoy muy contento y feliz por esto. Ha sido un trabajo formidable conducido por Cesc Gay, pero ni las películas ni los actores competimos entre nosotros".

Dedicó el premio a su padre y se reservó un mensaje para la clase política. "Señores, hagan algo por la cultura, que es lo único que hay que hacer".

El argentino, protagonista de "El hijo de la novia" o "El secreto de sus ojos" (por la que también estuvo nominado), reconoció entonces la complejidad del papel porque "se mueven fibras internas, por lo general dolorosas y nuestro trabajo es lidiar con esto".

Nacido en Buenos Aires el 16 de enero de 1957, Darín es un actor muy apreciado por el público español tanto por sus participaciones en producciones argentinas como en españolas como "El baile de la victoria" de Fernando Trueba, que le había valido una candidatura al Goya de mejor actor de reparto.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario