Información Gral

Catamarca: poblados de Fiambalá bajo el agua y aislados por temporal

Al menos 12 poblados rurales del distrito de Fiambalá, ubicado en la zona cordillerana andina del departamento Tinogasta, se encuentran inundados y totalmente aislados por el fuerte temporal que se registra desde hace dos días y derivó en la crecida del río Abaucán.

Miércoles 09 de Enero de 2008

Catamarca.- Al menos 12 poblados rurales del distrito de Fiambalá, ubicado en la zona cordillerana andina del departamento Tinogasta, se encuentran inundados y totalmente aislados por el fuerte temporal que se registra desde hace dos días y derivó en la crecida del río Abaucán.

Amado Quintar, intendente de Fiambalá, detalló a Télam que alrededor de 1.200 personas están “aisladas” en las estancias ubicadas en el este del río y graficó que “el agua, el alud de barro y piedras ocasionó pérdidas irreparables de cultivos y ganados que fueron arrastrados por el temporal”.

La tormenta en esa zona del oeste provincial que limita con la Tercera Región de Chile, a 330 kilómetros de la capital local, afectó a los poblados de Tatón, Puerta de Tatón, La Herradura, Palo Blanco, Antinaco, La Ciénaga, Quebrada el Cerco, Río Grande, Las Papas, Chuquisaca, Aguas Negras y Mesada de Zárate.

Quintar detalló que La Ciénaga, donde residen 28 familias, es el poblado más afectado porque ese lugar fue “arrasado por un alud de barro y piedras”, en tanto que en algunas de las poblaciones “el agua llega a un nivel de dos metros”.

Asimismo destacó que “no hay víctimas” y que “el daño material es cuantioso”, particularmente en lo que hace a la pérdida totales de ganados y cultivos de viñedos, los dos principales recursos de ingresos económicos para los habitantes de la zona.

En la jornada de hoy el clima continúa inestable, en tanto que personal de Gendarmería y de Defensa Civil, además de maquinarias viales, se sumaron al operativo de ayuda y se espera que baje el nivel de crecida del río Abaucán para acceder a los poblados afectados.

Algunas familias lograron ser avacuadas, en tanto que existe una “gran preocupación por el aislamiento y la interrupción de los servicios de agua potable y energía eléctrica”, manifestó el intendente fiambalanse.

En el departamento Santa María, a unos 330 kilómetros de la capital catamarqueña, también debieron ser evacuadas unas 15 familias de la cabecera departamental por las intensas lluvias que inundaron sus viviendas.(Télam).-

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario