INFORMACIÓN GENERAL

Aire acondicionado versus ventilador: ventajas y desventajas a la hora de elegir

Gastos, energía, movilidad y medio ambiente, algunos de los factores a tener en cuenta cuando se necesita refrigerar un ambiente

Jueves 14 de Enero de 2021

Los fundamentalistas del aire acondicionado no son solo un grupo de música. Muchos creen que el gran aliado del verano es el aire acondicionado, ya que combate las altas temperaturas en muy poco tiempo. Sin embargo, los fanáticos del ventilador piensan que la mejor opción es el aparato de las aspas que puede hacer que un ambiente más grande esté aireado por más tiempo y gastando menos energía.

La realidad es que ambas opciones son ideales para el verano pero, como todo, existen “pros” y “contras” en ambos casos. Cuestiones ambientales, comodidad, rapidez, sonido, gastos, entre otras cuestiones, son algunos de los factores a tener en cuenta a la hora de comparar y elegir un ventilador o un aire acondicionado.

Dependiendo del lugar que se necesite refrigerar, si es una oficina, una casa o una habitación, hay varias opciones para elegir. Aún así, en este artículo se pueden encontrar las principales diferencias entre un artefacto y otro para tomar la decisión con la mayor información posible.

La billetera lo tiene claro

Si se trata de hacer cuentas, no hay duda: los ventiladores vienen en todos los tamaños y potencias, pero siempre son más baratos que los aires acondicionados. Incluso, al comprar un aire acondicionado se debe tener en cuenta el costo que se suma de la instalación. Y si uno se muda, el costo que implica desinstalarlo y volver a instalarlo en otro espacio.

También es cierto que los aires acondicionados, al tener mecanismos de funcionamiento más complejos, suelen necesitar mantenimiento o reparaciones con más frecuencia que los ventiladores.

Un ventilador consume menos energía

Según expertos, el aire acondicionado puede llegar a gastar hasta un 90% más de energía que un ventilador de techo o de pie, lo que le da un punto a favor a este último. Muchos piensan en el valor de la luz que vendrá a fin de mes, por lo que a la hora de elegir uno de ellos, prefieren el ventilador para poder ahorrar en algunos aspectos.

De igual manera, todo depende del modelo que cada uno elija para tener en casa, ya que no gastará lo mismo uno de 80 watts que uno de 120, aunque sí es seguro que la diferencia con el aire siempre es demasiada.

El medioambiente se tiene en cuenta

No será la primera vez que alguien escucha o lee que el aire acondicionado debe estar en 24° para que no cause problemas relacionados a la contaminación, ya que emiten dióxido de carbono y hace que las temperaturas aumenten en el exterior.

Existen organizaciones que promueven el uso responsable de dicho equipo para minimizar los riesgos y el impacto del mismo en el planeta, hasta hay algunas que directamente militan a favor de los ventiladores.

¿Enfriar o ventilar? Esa es la cuestión

La elección por uno u otro siempre va a depender de cada persona y del uso que la misma quiera darle al artefacto. Es que hay una gran diferencia en la forma de generar un ambiente más ameno entre el ventilador y el aire acondicionado.

Por un lado, el aire genera un clima mucho más frío porque lo que es, justamente, enfriar el lugar y mantenerlo de esa manera. Mientras tanto, el ventilador simplemente remueve el aire y lo intercambia en distintas direcciones, sobre todo en aquellos que poseen movimiento en distintas direcciones.

La cuestión del movimiento

Ambos aparatos poseen su versión portátil, sin embargo los aires acondicionados que pueden trasladarse por lo general son demasiado grandes y necesitan una salida al exterior. En los casos de los fijos, no pueden llevarse a otro lugar.

Mientras tanto, los ventiladores, excepto que sean de techo, pueden moverse sin ningún problema e instalarse en cualquier rincón. Además, pueden ubicarse en la dirección deseada, más altos, más bajos, para la izquierda, la derecha o con movimientos de un lado hacia el otro. Sin embargo, durante el invierno, habrá que buscar algún lugar para guardarlo y esto suele ser una molestia.

Tanto en verano como en invierno

Un dato clave a tener en cuenta es que los aires acondicionados vienen, en muchos casos, con función para calentar el aire, no solo enfriarlo. Esto quiere decir que son útiles tanto en verano como en invierno.

Esto quiere decir que al comprar un aire acondicionado con doble función se evita comprar e instalar una estufa en el espacio elegido, lo que no es poco.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS