Escenario

Tower Records, ascenso y caída del gigante de los discos

El documental de Netflix cuenta la historia a través de su fundador, sus empleados y sus clientes.

Domingo 06 de Enero de 2019

"En 1999 las ventas de Tower Records superaban los mil millones de dólares al año. Apenas cinco años después, la compañía se declaró en quiebra". Así empieza el apasionante documental "All Things Must Pass" (Netflix), que narra el ascenso y la caída de Tower Records, la cadena de disquerías más famosa de la historia. El documental dirigido por Colin Hanks (sí, hijo de Tom Hanks) es indispensable para entender cómo funcionó el negocio de la música en la segunda mitad del siglo XX y cómo cambió para siempre en los primeros años de este siglo. La columna vertebral de la historia es la voz en primera persona de Russ Solomon, el joven que en los dorados 60 reconvirtió el pequeño negocio de su padre en un gran supermercado de discos. Con la explosión del rock y de la cultura joven, Tower se expandió de Sacramento (California) a San Francisco y Los Angeles. Y después se transformó en un imperio que hizo pie en todo EEUU, Europa, Japón y Latinoamérica. Los testimonios de los empleados de las disquerías (que llegarían a gerentes) están llenos de anécdotas sobre el estilo descontracturado de la empresa, que permitía hasta noches de alcohol y drogas siempre que se llegara al trabajo en tiempo y forma. También hay jugosos testimonios de Bruce Springsteen, Elton John, David Geffen y Dave Grohl, algunos de los clientes más famosos de la disquería, y perlitas como Russ Solomon agarrándose la cabeza cuando habla de la sucursal de Tower en Buenos Aires, ese gigante de la calle Santa Fe que terminó siendo un fracaso. La última parte del documental es sencillamente muy triste. Tower Records ganó al principio mucho dinero con la revolución digital y el CD, pero fue el comienzo del fin. La piratería estaba a la vuelta de la esquina y el nacimiento del MP3 y el IPod fueron el golpe de gracia. El documental refleja los últimos días de Tower con rigor y sin nostalgia, interpretando que no sólo se trataba del cierre de una empresa sino del final de una era.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});