El Mundo

Nueva ronda de negociaciones entre Maduro y Guaidó

El régimen liberó a 59 colombianos que había detenido en 2016 como gesto de buena voluntad ante la ONU.

Domingo 30 de Junio de 2019

Las negociaciones dirigidas a poner fin al estancamiento político de Venezuela se reanudarán la próxima semana, probablemente en la isla caribeña de Barbados, de acuerdo con tres personas familiarizadas con las negociaciones entre representantes del presidente Nicolás Maduro y el líder opositor Juan Guaidó.

   Las fuentes, que hablaron con la agencia Associated Press bajo condición de anonimato,dijeron que la ubicación de las negociaciones será decidida por Noruega, que está a cargo del intento de mediación y que albergó las dos rondas anteriores de discusiones en mayo.

   Aunque Barbados es por ahora el sitio preferido, una de las fuentes de la oposición dijo que todavía se están definiendo los detalles y que podría cambiarse a Noruega en el último momento.

   El gobierno de Maduro liberó ayer a 59 colombianos que habían sido detenidos arbitrariamente en 2016. Las Naciones Unidas celebraron de inmediato la acción, días después de una visita a Caracas de su comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet. El organismo señaló que espera la libertad de más presos.

   Guaidó ha restado importancia a la posibilidad de conseguir un gran avance, insistiendo en que la condición para cualquier negociación es que haya elecciones presidenciales anticipadas y transparentes, algo que Maduro rechaza. Pero sus asesores dijeron que el líder opositor está bajo presión por parte de Estados Unidos y otros países para no retirarse de las negociaciones y entregarle una victoria simbólica a Maduro hasta que esté claro que el mantario chavista no tiene ninguna intención de llamar a elecciones limpias ni a dejar el poder. Maduro ha utilizado las negociaciones anteriores patrocinadas por el Vaticano y otras entidades para comprar tiempo y recuperarse de malos momentos.

   En tanto, Maduro ha insistido en que el diálogo con la oposición es la única forma de avanzar para Venezuela, mientras que las sanciones de Estados Unidos han exacerbado una crisis caracterizada por escasez de alimentos, combustible y medicamentos. Pero para todos los que siguen el drama venezolano es claro que la gravísima crisis es anterior a las sanciones de Trump. Unos 4 millones de personas, el 10% de la población venezolana, ha abandonado el país en los últimos años.

   Guaidó, quien preside la Asamblea Nacional y fue designado por esta presidente interino, revitalizó un movimiento opositor dividido. Tanto Guaidó como 54 países que lo reconocen como mandatario legítimo señalan que Maduro se hizo reelegir en unas elecciones claramente irregulares. Todos los adversarios importantes no pudieron postularse. Rápidamente ganó el reconocimiento de Estados Unidos y de decenas de otros países de Occidente, incluida casi toda Europa y América latina. Argentina es de las naciones que más activamente defiende a Guaidó.

Pero desde entonces, su impulso se ha estancado, ante la resistencia del régimen y el endurecimiento de la represión.

   Una encuesta de Datincorp, de Caracas, dice que el 36% de los venezolanos reconocen a Guaidó como su presidente constitucional, comparado con 49% en febrero. Sin embargo, no hay dudas de que producirse unas elecciones pluralistas y transparentes, casi cualquier dirigente opositor vencería al postulante chavista.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario